La Parábola del Sembrador y el Discipulado Cristiano: las tentaciones y circunstancias de la vida y el crecimiento espiritual | Por Osías Segura

Imagen: Pixabay
Hay discípulos que en su caminar enfrentan fuertes tentaciones y abandonan la fe; unos son perezosos y no quieren ser discipulados, otros ante una aflicción abandonan su fe, otros creen pero no dan fruto pues aman las riquezas, pero hay algunos que permanecen fieles dan fruto. No necesariamente hablamos de malas personas, sino que tal vez requieren de un cuidado pastoral muy personal para ayudarles a crecer en su fe. Algunos necesitarán mas exhortación y reprensión, y otros hasta terapia sicológica.

¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666! | Por Juan Stam

Artículo revisado en febrero 2017


Sobre el 666 hay mucho que decir, y lo primero es que no existe como tal. Lo que la Biblia dice no es "6-6-6" sino "seiscientos sesenta y seis", lo que es muy diferente. No es un "triple seis", como sería "666" en la aritmética moderna. El texto bíblico no tiene ese efecto de repetición, una misma cifra tres veces seguidas.  El énfasis no cae en los tres dígitos lado a lado, sino en la suma expresada por las tres palabras originales. Cualquiera que sea la interpretación, el significado no puede estar en los tres dígitos que se juntan sino en la cifra como suma total.

Palabra del domingo 26 de febrero de 2017 | Por Harold Segura

Texto completo: 1 Corintios 4: 1-5

Imagen: Pixabay
"A nosotros la gente nos ha de considerar como lo que somos: servidores de Cristo y administradores de los planes secretos de Dios. Y lo que a un administrador se le pide es que sea fiel". (1 Corintios 4: 1,2 BLP)

La voz de los invisibles | Por Abel García

Imagen: Pixabay
Jesús paró un día en un pueblo llamado Sicar, en territorio no amigo. Era mediodía, y sus discípulos se habían ido a buscar provisiones. Él, en un pozo, esperaba y al rato una mujer se acerca a buscar agua. De manera sorprendente, le dirige la palabra y tiene un largo diálogo con ella, cosa tan rara que se dice que los discípulos "se maravillaron de que hablaba con UNA mujer" (Jn. 4:27, RV60). Ella tiene todo en contra: mujer, samaritana, sin marido, apartada -buscaba agua sola, a la mitad del día- pero a ella le dice con una claridad pasmosa: "Yo soy [el Mesías], el que habla contigo" (Jn. 4:27, RV60). Se acerca a ella, la escucha, y a una invisible revela lo más maravilloso de su mensaje, la naturaleza de su ministerio.

Si no es con Diezmos ¿Cómo podría una iglesia financiar sus gastos? | Por Osías Segura

Imagen: Pixabay
Es una realidad que toda iglesia tiene sus gastos, y por tanto requiere de ingresos. Hay recibos que pagar, hay un local que rentar, hay personal que requiere de su salario, e impuestos que pagar. ¡Toda congregación necesita cubrir sus gastos! Quiero presentar unas nueve sugerencias que una iglesia podría seguir para mantener un presupuesto firme sin abusos espirituales.

Algunas iglesias logran financiar mucho de lo que tienen “a pura fe.” ¡Y así debe ser, pero sin abusar de la fe de las personas! Para mí ha sido triste ver templos a medio construir, o mal o baratamente construidos pues el pastor tenía mucho corazón y poco cerebro. Permítanme hacer una serie de sugerencias que ayudaría a algunas iglesias a mejorar sus finanzas sin pedir diezmo. Para ello utilizare el ejemplo que Pablo presenta en primera de Corintios 16 (vv.1-2): “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana, cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.”

No hay mentira que prefiera más que la verdad (sobre Juan 8,31-32) | Por Juan José Barreda

Imagen: Pixabay
“¿Qué ves? ¿Qué ves cuando me ves? Cuando la mentira es la verdad...” (Divididos, “Qué ves”)

Como muchas otras noches, el timbre sonó repetidas veces. En un primer momento quise seguir durmiendo. Sabía de qué se trataba. Seguramente era alguna persona más con urgencias que querría que la ayudara con dinero.

Como muchas otras noches, me propuse pensar en segunda instancia que esta persona debía de estar muy necesitada para pedir ayuda en plena madrugada. Me vestí rápidamente y mientras bajaba las escaleras le dije a Dios: "Yo no puedo salvar a nadie. Obra tú, Señor". Muchas veces, por entusiasmo o por soberbia, esas palabras no estuvieron en mis labios. Otras, quizá por egoísmo, simplemente no hubo que confrontarlas porque rechacé a quienes tocaron mi puerta. Escalón a escalón me preparé para escuchar al Señor a través de mi prójimo necesitado. Ya dije que no siempre fue así mi corazón, pero de un tiempo a ese, lo era por la gracia de Dios. Mientras descendía a la puerta poniéndome algo de abrigo para el frío, seguí pidiendo sabiduría divina que me permitiera ver como Dios ve, que viera a mi prójimo a través de Sus ojos. Abrí la puerta...

Teología en tiempos de incertidumbre - III Parte: El Dios débil | Por Ulises Oyarzun

Imagen: Pixabay
Después de contemplar la encarnación de Dios en una persona llamada Jesús, donde el trascendente se hace inmanente y el "Todopoderoso" tiene todo el poder para hacer justamente lo contrario, hacerse un feto y morir. Pues si no hubiese muerto en la cruz, de todas maneras en algún momento hubiese muerto.

No sé qué tanta seguridad podemos abrogarnos los humanos de entrar en el corazón mismo del misterio llamado Dios y describirlo como quien describe un sapo en disección. Juan resume en el prólogo de su evangelio una creencia propia del Antiguo Testamento: "A Dios nadie le ha visto nunca" Juan 1;18.

¿Es el diezmo estafa o mandamiento? | Por Osías Segura

Imagen: Pixabay
En realidad el diezmo no es una estafa, aunque hoy por hoy algunos estafan con dicha práctica. Tampoco es un mandamiento, aunque otros lo tomen así. Entonces, ¿Qué es el diezmo? Lo difícil de desarrollar este tema es que toca muy profundamente tradiciones que hemos considerado como sacramentos a través de los siglos. Es decir, el diezmo se ha considerado por siglos, desde la perspectiva evangélica, como una practica sagrada e incuestionable. Otro problema es la pobreza formativa de algunos pastores para entender la continuidad y discontinuidad que existen entre el Antiguo y Nuevo Testamentos. ¿Qué debemos desechar del Antiguo Testamento? ¿Qué es viejo, y qué es nuevo? Esto demuestra la pobreza teológica y la pereza de pensamiento critico de algunos pastores, aun más aquellos de bajo nivel educativo. Pero la iglesia de hoy debe considerar el estudiar y discutir estos temas para responder con obediencia a las Escrituras. Este tema del diezmo hace unos años parecía innecesario de discutir. Hoy ante los abusos de los chamanes NEO-apóstoles y predicadores electrónicos, se ha tornado necesario discutir el tema y este articulo es un intento teológico de iniciar la discusión, para que esta continúe en nuestras iglesias.

¿Vagabundos errantes o caminantes esperanzados? | Por Ruth Padilla Deborst

Imagen: Pixabay
El Camino (Gypsy Kings)

Yo me encuentro triste y solo
Y buscando por la calle
Mi camino

Porque soy un vagabundo
En mi tierra, en el mundo
Mi Camino

Yo me encuentro triste y solo
Y buscando por la calle
Mi camino

El camino, mi camino
El camino del verano
Y yo soy un vagabundo
Yo me voy por este mundo

La voz del poeta cantor pinta el cuadro actual. Personas en constante movimiento, vagando por el mundo sin hogar fijo. Buscando por calles, mares, fronteras. Algunas forzadas por guerras, hambre, violencia. Otras, turistas de la vida, en busca inacabable de nuevas experiencias, de estímulo, de cambio. En palabras de un sociólogo, hoy las identidades se adoptan y se descartan como disfraces.[1] Se privilegia la apariencia sobre la salud; se procura consumir más que producir; se prefiere la obsolescencia antes que la durabilidad –aún en las relaciones interpersonales. Se fragmenta la vida en episodios en lugar de trazar una estrategia de vida, se procura que todo se consiga YA. Hago referencia aquí al pensamiento del sociólogo polaco Zigmunt Bauman. En este medio, prosigue, las relaciones humanas son fragmentarias y pasajeras y se sustituye la ética por los sentimientos morales, las intuiciones y los impulsos de los seres autónomos. Todo milita contra la construcción de redes duraderas de deberes y obligaciones mutuas.

Palabra del domingo 19 de febrero de 2017 | Por Harold Segura

Texto completo: 1 Corintios 3: 16-23

Imagen: Pixabay 
"¿Ignoran ustedes acaso que son templo de Dios y morada del espíritu divino? Si destruyen el templo de Dios, Dios mismo los destruirá a ustedes; no en vano el templo de Dios es algo santo, y ustedes mismos son ese templo". (1 Corintios 3:16,17 BLP)

Por un mundo sin violencia | Por René Padilla

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
La paz es un bien deseable tanto para los individuos como para las naciones. El corazón humano anhela la paz, y ésta, por lo tanto, se impone como un objetivo político prioritario que ningún gobierno responsable puede descuidar. Sea en el Este o en el Oeste, en el Norte o en el Sur, la visión profética de un mundo en el cual las espadas sean convertidas en arados y las lanzas en hoces suscita una respuesta positiva.

Sin embargo, la paz tiene sus condiciones. A menos que se cumplan, el ideal de la paz no pasa de ser un mero deseo sin posibilidades de realización. ¿Cuáles son las condiciones de la paz?

Isaías 32.7 señala la más importante de ellas: la justicia. «Y el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre». La paz se relaciona con la justicia como el fruto con el árbol que lo produce. Donde no hay justicia, no puede haber paz. La injusticia y la paz no pueden coexistir.

Ruth, la mujer migrante | Por Alejandra Ortiz

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Ruth es la historia de cualquiera de nuestras mujeres migrantes, en época de caudillos, de personas que solo se preocupan por el poder, por servirse a sí mismos… En tiempos así, el campo sufre, hay escasez y las familias migran.

Una familia judía migró a Moab, a una tierra a la que no irían por simple deseo. Allí creció la familia, se casaron los hijos con mujeres extranjeras, Ruth y Orfa,, pero después los hombres murieron. Las mujeres quedaron desprotegidas, Noemi escuchó que las cosas iban mejor en su tierra y emprendió el regreso, un difícil retorno. Ruth, la moabita se aferró a su suegra y regresó con ella. La historia habla mucho no es un relato de amor solamente, nos cuenta de un hombre compasivo, justo y piadoso llamado Booz, también nos habla de mujeres en el extremo vulnerables, pero con cierta esperanza.

Iglesias sintomáticas: fe, ideología y la amenaza de lo reprimido | Por Nicolás Panotto

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Algunas lecturas críticas con respecto a ciertos funcionamientos, dinámicas y discursos dentro de las iglesias cristianas tienden a hablar de sus miembros como simples esclavos de alguna ideología que obnubila sus conciencias o de líderes que “utilizan” discursos teológicos para interés propio, entre otras lecturas que considero reduccionistas. Las defino de esta manera por el hecho de que –más allá de que en muchísimos casos se manifieste así- dichos análisis no consideran otras posibles lecturas que, lejos de ser permisivas, dan cuenta de que ciertas situaciones, experiencias, discursos o modos de institucionalidad poseen un nivel de arraigamiento mucho más profundo de lo que una simple acción de manipulación o la comprensión de la comunidad como un redil instintivo afirman.

Memoria de mis «rutas» tristes. Lectura pastoral de una obra de García Márquez (2005) | Por Harold Segura

Lectura pastoral de Memoria de mis putas tristes de Gabriel García Márquez

Gabriel García Márquez, 1927 - 2014
Apenas se ha empezado a leer y ya en la octava línea, Rosa Cabarcas, dueña de una casa clandestina, le dice al viejo que acaba de cumplir noventa años y que ha querido regalarse una noche de amor, que: "También la moral es un asunto de tiempo" (p.9). El viejo, que se sabía feo, tímido y anacrónico, reconoce que a fuerza de no querer serlo había terminado simulando todo lo contrario. La historia transcurre, si así se quiere, en medio de una lucha interna -¿guerra espiritual?- que desgarra la personalidad timorata del anciano y lo tiende inerme junto a la doncella que ha pedido. Esa locura de amor lo desespera. Ya nada ni nadie logrará apaciguarlo; ni las seis suites para chelo de Bach, ni la rapsodia para clarinete y orquesta de Wagner, ni el refugio solitario de sus mejores lecturas.

Atormentado de amor descubre la realidad de su alma resabiada: "Descubrí que mi obsesión de que cada cosa estuviera en su puesto, cada asunto en su tiempo, cada palabra en su estilo, no era el premio merecido de una mente en orden, sino al contrario, todo un sistema de simulación inventado por mí para ocultar el desorden de mi naturaleza. Descubrí que no soy disciplinado por virtud, sino como reacción ante mi negligencia; que parezco generoso por encubrir mi mezquindad, que me paso de prudente por mal pensado, que soy conciliador para no sucumbir a mis cóleras reprimidas, que sólo soy puntual para que no se sepa cuán poco me importa el tiempoajeno" (p.66).

De derechas e izquierdas, ¿Quién es quién? | Por Juan Stam

Respuesta a Pablo Bordenave

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
En un artículo sobre la "derecha evangélica" afirmé que ellos no son evangélicos sino fundamentalistas, pero  que los "evangélicos radicales" somos de izquierda'. A esto Pablo Bordenave respondió que "la izquierda evangélica está demasiada a la derecha". Comenta muy acertadamente que "el tema tiene que ver con quien es quien".  En este ensayo intentaré caracterizar al movimiento del "evangelio radical" y me permitirá unos comentarios sobre "derecha" y "izquierda".. (Pueden consultar también "La teología evangélica: ubicación histórica" en este blog). En gran parte las críticas de Bordenave se deben a confusión de estos términos.

El hijo de hombre tiene cabello blanco | Por Juan Stam

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
En la primera visión del Apocalipsis (Apoc 1:13-16), el Cristo Resucitado se presentó vivo y majestuoso unos sesenta años después de haber sido crucificado. Juan estaba preso en la isla penal, y los fieles de las siete congregaciones que él pastoreaba vivían amenazados y hostigados por el imperio romano.  Era un momento muy difícil para Juan mismo y para las iglesias.

¿Cuál sería el mensaje de consuelo y fortaleza que Cristo le podría dar a Juan en ese momento de prueba tan dura?  En esta visión Jesús responde y le asegura a Juan, "Siervo mío, yo estoy vivo y aquí presente contigo, tan cerca como el aire que respiras, y ahí por Éfeso y Esmirna y las demás congregaciones, yo ando en medio de esos candeleros también.  Ni estoy muerto ni soy uno de esos 'señores ausentes' que tienen los latifundios de Asia Menor donde viven ustedes.  Yo soy el 'Señor de señores', presente en medio de ustedes y luchando lado a lado con ustedes por la causa de mi Reino".

Cuando el fundamentalismo se sentó a comer pop corn... | Por Pablo Bordenave

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Un gran amigo muy amante del cine, me contó una vez que fue a ver películas, como es su costumbre, y en dos ocasiones, y con muy poco tiempo de diferencia se encontró en el circuito comercial de cines (es decir cines Hoyts, Cinemark, Village, etc) con películas “evangélicas”, quiero decir con esto películas norteamericanas con contenido explicito de fundamentalismo evangélico de aquel país, que por supuesto es casi igual al fundamentalismo evangélico nuestro.

La religión de Jesús | Por Harold Segura C.

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Jesús no fue un Maestro común y corriente que, como muchos, enseñara sin causar reacciones adversas por parte de sus oyentes. Jesús no fue así. Jesús dijo cosas que incomodaron a los religiosos de su tiempo, que enardecieron a los políticos y que causaron ira en sus demás enemigos. Su muerte en la cruz fue causada por quienes no soportaron más sus «irreverencias» y decidieron acallar su voz… ¡cómo si muriendo no hablara más claro y más fuerte!

Es entendible que desatara tanta furia cuando enseñaba en contra de las tradiciones religiosas y de los dogmas que los sacerdotes de su época habían acomodado para su propio bienestar. Eso se entiende. Lo incomprensible es que sus enemigos también reaccionarán cuando sanó a algunas personas. ¿Cómo se puede estar en contra de que un paralitico se levante o un ciego vea? Pero eso fue lo que sucedió.

Teología en tiempos de incertidumbre - II Parte: ¿Dios tiene el control? | Por Ulises Oyarzun

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Ya vimos en el anterior escrito que los relatos sobre milagros en la Biblia tienen un componente pedagógico, nos hablan de algo que enseña o denuncia el milagro. En su mayoría son para señalar o protestar situaciones de injusticia. Creer que hoy podemos seguir viendo milagros es válido, solo que antes deberíamos entender por qué y para qué Dios en los relatos bíblicos aparece haciendo portentos.

¿Dios tiene el control?

Cuando alguien atraviesa por lágrimas inconsolables, decirle a esa persona que lo ha perdido todo, frases como "Dios tiene el control", es quizás frente a tamaña desgracia una falta de respeto.

Cuando la izquierda evangélica está demasiado a la derecha | Por Pablo Bordenave

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
¡La verdad nunca termino de salir de mi asombro con algunos teólogos!

En las redes sociales me encuentro, muy felizmente sorprendido, con un artículo del buen biblista Juan Stam titulado: “La derecha evangélica”. En este artículo Stam intenta explicar como: “En el discurso político de nuestro tiempo, ‘evangélico’ y ‘derechista’ se tratan como sinónimos intercambiables”.

Me alegró profundamente que Juan se metiera con un tema álgido, pero sumamente necesario en este tiempo para América Latina. El tema tiene que ver con quien es quien, y qué valores defendemos los que decimos ser parte de una tradición de fe evangélica…

Romanos 8:28 una grieta en el muro de la Predestinación | Por Hemir Ochoa

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Seamos claros. Hoy existen muchas personas que le encanta la idea de sentirse “los elegidos”. Característica que ya tiene un largo recorrido por las sendas de la Historia religiosa. Y en particular, del cristianismo también. Esto desde que fijara la lista de sus libros sagrados en el primer siglo de la historia común, no ha dejado de luchar por su propia exclusividad, frente a todos los demás.

Es así, como llegamos a la era moderna, en donde esta necesidad de sentirse parte del “grupo correcto cristiano”, se plantea desde diferentes ángulos. Siendo uno de ellos, el famoso tema de la Predestinación, que ha dividido ideológicamente a varios, en varios lugares, y en varios tiempos. ¿Realmente Dios escogió a solo unos pocos para salvarlos, dejando a merced de su propia perdición a los demás, quienes, según las versiones más apasionadas de este asunto, se freirán por la eternidad, y de manera consciente?

Los evangélicos: tan lejos de Lutero, pero tan cerca de Norberto | Por Ariel Corpus

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
En octubre de 2017 se conmemorarán 500 años de que Martín Lutero clavara en la puerta de la catedral de Wittenberg sus 95 tesis que criticaban la venta de indulgencias y cuestionaban severamente al papado. Si bien la Reforma Protestante no fue la causa principal de la modernidad occidental, sí tuvo un papel activo en ella. Parte importante de la sociedad moderna es el respeto a la integralidad de las personas, la ampliación de los derechos, el respeto a las convicciones propias, así como la tolerancia hacia la diversidad.

Rumores, vida privada y vicios evangélicos | Por Nicolás Panotto

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
La construcción de rumores es un tema ya estudiado por la antropología. No es un elemento contingente a las relaciones sociales, sino que representa un tipo de estructuración de los vínculos con peso y dinámica propios. Es una práctica vigente en todo grupo y sociedad, aunque en cada uno va tomando ribetes distintos. El rumor tiene que ver con la imaginación, construcción o especulación sobre sucesos, personas y orígenes, que parten de esa mítica y casi platónica inquietud por buscar el “más allá” (ya que lo “más acá” se desconoce), con el objetivo de explicar y legitimar cosmovisiones y posiciones de poder (al precio –muchas veces- de confundir y deslegitimar el objeto/sujeto del rumor)

La derecha evangélica | Por Juan Stam

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
En el discurso político de nuestro tiempo, "evangélico" y "derechista" se tratan como sinónimos intercambiables. En este contexto semántico, ser evangélico significa apoyar al gobierno golpista de Honduras y la oposición derechista de Venezuela y Brasil. En los Estados Unidos, significa pertenecer al Partido Republicano, a lo mejor en sus sectores más reaccionarios. Encontrar un "evangélico demócrata" es más difícil que encontrar una aguja en un pajar.

Palabra del domingo 5 de febrero de 2017 | Por Harold Segura

Texto completo: 1 Corintios 2: 2-5

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
"así que me presenté ante vosotros sin recursos y temblando de miedo. Mi predicación y mi mensaje no se apoyaban en una elocuencia inteligente y persuasiva; era el Espíritu con su poder quien os convencía, de modo que vuestra fe no es fruto de la sabiduría humana, sino del poder de Dios". (1 Corintios 2:3-5 La Palabra BLP)

Dietrich Bonhoeffer: más allá del heroísmo romántico [i] | Por Manfred Svensson

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Conferencia dictada a la Confraternidad Judeocristiana de Chile en mayo 2012.

1. Introducción

Dietrich Bonhoeffer nació en Berlín en 1906. Provenía de una familia importante en la vida académica del país, y podría haber seguido un camino similar. Todo indicaba que, de hecho, así sería. Pero la historia es conocida: se vio pronto implicado en las controversias entre parte de la iglesia –aquella que conocemos como “iglesia confesante”- y el régimen nacionalsocialista; muy temprano, además, tenía claro que sus conflictos no acabarían ahí: a Erwin Sutz, un amigo teólogo de Suiza, le escribe en 1936 lo siguiente:
“Lo que ocurre con la Iglesia en Alemania usted lo sabe tan bien como yo. El nacionalsocialismo ha logrado imponer consecuentemente el fin de la Iglesia en Alemania. […] Y aunque trabajo con todas mis fuerzas en la oposición eclesiástica, tengo totalmente claro que dicha oposición sólo es algo pasajero, un paso previo a una oposición totalmente distinta, y que muy pocos de los hombres de la primera oposición serán también de la segunda. Y creo que toda la Cristiandad debería estar orando porque lleguemos a y que se encuentre para ello los hombres necesarios”[ii].

La raíz de todo | Por Abel García

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Hace unos días leí que los colectivos "con mis hijos no te metas" comenzarían a manifestarse buscando que se elimine de los documentos oficiales toda mención a la palabra “género”, cambiándola por “sexo”, enfatizando que no solo es una cuestión semántica sino que la propuesta busca algo más profundo: la eliminación de la ideología implícita en las normas y manuales del gobierno peruano que busca -según ellos- dañar a los niños. Es una cuestión compleja cuando llevamos años orientando ciertas políticas públicas desde la teoría de género aunque todo puede cambiarse, por supuesto, y más cuando el presidente quiere minimizar sus problemas ante la ola verdeamarilla llamada Odebrecht que se le viene y que probablemente lo revuelque sin piedad.

¡CUIDADO CON ESOS “LIDERAZGOS” Y “MINISTERIOS”!: Pistas en Gálatas para validar liderazgos cristianos | Por Richard Serrano

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Pablo fue investido como apóstol, no por mediación de humanos, pero sí con el reconocimiento de los tales (Gál. 1:1-2). El llamamiento divino y el reconocimiento humano no se excluyen mutuamente. Todo lo contrario, se complementan y confirman. El liderazgo cristiano se construye con el llamamiento por gracia (1:16), el testimonio de dedicación personal (1:13) y la afirmación de las comunidades vitales (2:1-3, 7): familia, creyentes y pares. Cuando Pablo escribe a los creyentes de Galacia, pienso, entre otras cosas, nos deja ver la importancia de estos aspectos, que deberían ilustrar el ejercicio del liderazgo en ambientes cristianos.

Teología en tiempos de incertidumbre - I Parte: Dios y el Dios detrás de los milagros | Por Ulises Oyarzun

Imagen: Pixabay -  CC0 Public Domain
Cuando sufrimos un golpe duro, donde la incertidumbre es brutal, buscamos urgentemente explicar sus causas o determinar algún responsable.  Es algo innato frente a la desgracia.

Chile en estos momentos está sufriendo incendios que están devastando grandes zonas forestales. Ante esta tragedia, tanto los medios, la religión, el sector político, intentan explicar lo sucedido y a la vez buscar responsables. Y abundan las teorías conspiratorias. En lo particular, ya el solo hecho de que el suelo forestal de Chile sea de tres familias me parece macabro. Pero no pretendo caminar por las rutas históricas, políticas y económicas que han llevado a mi país a ser el patio trasero de unos pocos que lo tienen todo y aún quieren más.
 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba