Magos de Oriente

Por Adalia Gutiérrez, Nicaragua y USA

Reflexiones de Adviento y Navidad en Clave Migrante - Tercer Domingo de Adviento
Con el auspicio del Seminario Teológico Bautista de Ecuador


Mateo 2: 1-11

I. Implicaciones del texto para la época

Hay ciertas libertades que la tradición cristiana ha tenido en cuanto a la interpretación de la historia de la visita de los magos de oriente.  Mucho de lo que escuchamos y vemos en dramas navideños y “nacimientos” no se narra en el texto bíblico y sin embargo lo aceptamos como parte de la celebración:

Linage real

Por Patricia Cofré, Chile y Ecuador

Reflexiones de Adviento y Navidad en Clave Migrante - Segundo Domingo de Adviento
Con el auspicio del Seminario Teológico Bautista de Ecuador


"Judá engendró de Tamar a Fares y a Zara, Fares a Esrom, y Esrom a Aram.
Aram engendró a Aminadab, Aminadab a Naasón, y Naasón a Salmón.
Salmón engendró de Rahab a Booz, Booz engendró de Rut a Obed, y Obed a Isaí.
Isaí engendró al rey David, y el rey David engendró a Salomón de la que fue mujer de Urías" -  Mateo 1: 3-6

El texto en su contexto

En las biografías antiguas de los reyes se usaban genealogías para validar el linaje real. Los versículos anteriores son parte de la genealogía que Mateo hace de Jesús para validarlo como el rey, el mesías esperado por los israelitas. En esta reflexión previa a la navidad estos versículos llaman la atención dado que, en ellos las mencionadas son mujeres. Analicemos cada una:

Vengan todas las naciones

Por Richard Serrano, Venezuela

Reflexiones de Adviento y Navidad en Clave Migrante - Segundo Domingo de Adviento Con el auspicio del Seminario Teológico Bautista de Ecuador 


 “Por causa del Señor tu Dios, por el Santo de Israel que te ha honrado, llamarás a gente que no conocías; pueblos que nunca te conocieron correrán a ti” (Isa. 55:5, RVC).

Una invitación hecha pacto y promesa. Isaías 55 se enmarca en el anuncio de una época nueva que estaría para inaugurarse. Esa época estaría signada, entre otras cosas, por la equitativa repartición y el pleno disfrute de los bienes de la tierra. En principio, es una promesa de restauración para Israel, pero el pueblo del Señor vendría a ser apenas el instrumento usado para hacer extensivas sus bendiciones a las demás naciones de la tierra. De esta manera, en este proyecto divino las promesas hechas a David (55:3) ya no serían solo para él y su familia, ni siquiera para un solo pueblo; las promesas incluirían a todos los pueblos de la tierra. El tono del anuncio profético es de alianza. Dios establece un pacto con su pueblo, con la misma solemnidad y fidelidad con que lo hizo con David (55:3).

¿Pecado original o bondad original? | Por Juan Stam

Creación de Adán y El Pecado Original, Ermita de Santa Cruz de Maderuelo
Hay dos doctrinas de la tradición reformada que no son muy populares en el mundo de hoy. Una se llama "pecado original"" (para algunos, hasta la palabra "pecado" es de mal gusto) y la otra es "depravación total". Ésta última aun figura como primero de los famosos "cinco puntos" del Calvinismo clásico: depravación total, elección incondicional, expiación limitada, gracia irresistible y perseverancia de los santos (1). De hecho, esa fórmula reduccionista es una cruda caricatura del pensamiento del mismo Calvino, en los términos de unos ultra-calvinistas del siglo diecisiete.

“Castillo fuerte es nuestro Dios”: A 500 años de la Reforma de Lutero | Por Leopoldo Cervantes-Ortiz

Castillo Fuerte es Nuestro Dios - Partitura con la firma de Martí Lutero
1. La fe de la Reforma

Dios es nuestro amparo y fortaleza,
nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida,
Y se traspasen los montes al corazón del mar;
Salmo 46.1-2, La Palabra (Hispanoamérica)

Ein’ feste Burg ist unser Gott,                   Castillo fuerte es nuestro Dios,
Ein’ gute Wehr und Waffen;                      defensa y buen escudo.
Er hilft uns frei aus aller Not,                  Con su poder nos librará
Die uns jetzt hat betroffen.                      en este trance agudo.
Lutero, “Castillo fuerte”, versión de Juan Bautista Cabrera (1837-1916)[1]

Es muy difícil concentrar en un texto, sea éste un documento, manifiesto, poema o, en nuestro caso, en un canto, el espíritu de todo un movimiento social. Eso ha sucedido con himnos como La Marsellesa o La Internacional en el ámbito de la lucha social. En el campo de la fe protestante, nada ha encarnado mejor el espíritu de la Reforma Protestante que uno de los 37 himnos compuestos por
 
El Blog de Bernabé © 2018 | Diseñado por Chica Blogger | Volver arriba