El Modelo Original es Heterosexual | Por Luvin Areas


Réplica al artículo de Julio Córdoba: El diseño original: una lectura contextual 

Imagen: Pixabay

En varios países ha habido fuertes campañas contra los gobiernos por considerarlos cómplices de una agenda contra la familia.  Algunos lanzan discursos condenatorios, pero lo más interesante, no extraño para mí, es que, una vez más en la historia se den estos combates dentro del campo académico teológico.

Julio Córdoba, sostiene que algunos conservadores cometenel error de condenar a las personas homosexuales por considerar el matrimonioheterosexual, como el modelo original apelando éstos de manera “descontextualizada” a pasajes como Génesis 1, 27 y 2,24.   

El autor, quien es sociólogo hace dos preguntas claves y nos dice que por medio de una hermenéutica histórico cultural llegó a la conclusión de que Génesis 1,27 no provee  un único y excluyente “modelo heterosexual familiar” sino al contrario “por la igualdad de la cual gozan  los seres humanos incluyendo la comunidad GLBT,  son portadores de derechos inalienables que nunca deben ser conculcados, y menos en  nombre de Dios”.  

PUEDE SER DE TU INTERÉS: El diseño original: Una lectura contextual | Por Julio Córdova

Aunque Córdoba no generalizó sobre quienes asumen un tono condenatorio, es importante decir que hay otros, me incluyo, que sin asumir tal actitud tampoco somos partidarios de su posición.
Soy consciente  de la intolerancia y del “discurso de odio” que hay inclusive en el campo académico teológico para el que disiente u  opina diferente a pesar de presentar argumentos—yo espero que en este caso sea otra historia y que se abra el diálogo sobre  planteamientos más que contra las personas—ya veremos.

¿Por qué no creo en lo que nos sugiere Córdoba?  Por dos razones, primero, carece de sustento.  Segundo, de no haber un modelo original heterosexual no deberíamos encontrar tal patrón en otros textos de la Biblia.  Sin embargo, tal patrón sí existe en otros textos de la Biblia, por lo tanto, es razonable considerar Gn. 1:27, 2:24 como el Modelo Original Heterosexual.

¿Hipótesis Documentaria?

Córdoba se  vale de la Hipótesis Documentaria para sustentar su artículo, Wellhausen (1876) vino a ser el máximo representante de esta línea de pensamiento naturalista, estaba en boga la Evolución Darwiniana que se hizo sentir en el campo histórico filosófico (Hegel) que también influyó en la metodología de la investigación bíblica de la época (moderna). En esa línea ¡Dios no existe ni el milagro!se vive  es un sistema cerrado en el cual los fenómenos religiosos deben verse como legendarios que pasarían  por etapas evolutivas que van desde el animismo hasta el monoteísmo y fueron  los profetas innovadores que produjeron la mayor parte de lo que distinguía  a Israel y culminaba  con el universalismo de Isaías II  (McDowell, 1999). 

De esta manera ya no sería Moisés quien tendría  que ver con la conformación de las tradiciones sino varios escritores que dividieron el pentateuco en documentos J (Javista, 850 a.C.),  E (Elohista, 750 a.C.), D (Deuteronomista, 621 a.C.), P (Priest-Sacerdotista, 500-450 a. C.)  en palabras del profesor Breneman, “con esta interpretación histórica (Wellhausen)  niega  la veracidad de grandes partes del Pentateuco” (2002, p.2). Según esta escuela, el relato de la creación de la primer pareja estaría dentro del documento (P) que fue una elaboración (deconstrucción) sacerdotal como “discurso alternativo y liberador” contra el “dominate y opresor” de los babilonios (Enuma Elish) en el siglo VI a. C.  Tal parece entonces, estos profetas y sacerdotes  son precursores de un movimiento revolucionario para traer liberación  ya que anteceden a los “teóricos de la revolución del s. XX”.  

En ciencias bíblicas es imperativo valorar las metodologías o modelos de investigación exegéticos y hermenéuticos, sobre qué tan válidos son (Plantinga,  2011).  Córdoba demuestra exagerada confianza en la “generalidad de los eruditos modernos”  sin tomar en cuenta que hubo otros  que desestimaron la Hipótesis Documentaria por ser incoherente internamente y  en la medida que la arqueología fue desentrañando hallazgos fueron adquiriendo más credibilidad los relatos de la antigua historia de Israel  por ser más afines  con los usos y costumbres de la época entre otros elementos.

Uno de los eruditos más renombrados del campo de las lenguas semíticas fue W. F. Albright,   su destacada  labor  lo  obligó a sí mismo y  a muchos críticos a reevaluar sus conclusiones en cuanto a la historia de Israel, “todavía estimamos a Wellhausen como el más grande teólogo bíblico del siglo XIX. Pero su punto de vista está anticuado y su reconstrucción de la evolución de Israel está tristemente distorsionada” (1955, p. 30).

Córdoba justifica  su conclusión partiendo de una reconstrucción tardía  infundada, sin embargo, suponiendo que los sacerdotes –a diferencia  de Enuma Elish  elaboraron  un discurso liberador, éste tendría que ver más con el elemento político de “dominación y servidumbre”   que   con el modelo matrimonial heterosexual  ya que no está en discusión (Gómez, 2007)  como él mismo lo admite: El destino de los seres humanos no es servir a la aristocracia; sino multiplicarse, dominar la tierra y sojuzgarla (Gn. 1, 28).” 
   
Una mejor alternativa

Córdoba opta por una  hermenéutica naturalista, la  cual diría es contradictoria al preguntar:   ¿es este tipo de lectura fiel a la totalidad de la enseñanza de la Palabra de Dios?” sin embargo, la considero   vital  porque se asumen dos cosas—que Dios existe  y que la Biblia es Su Palabra, la verdad de la misma es cognoscible y punto de referencia, es correcta la pregunta para un teísta y especialmente para un cristiano que quiera honrar la veracidad y autoridad de la misma de lo contrario no tendría razón tanto para Córdoba ni para este servidor apelar a “Palabra de Dios” (Geisler, 2012).

La Hipótesis Documentaria asumió el naturalismo metodológico (no existe lo sobrenatural) pero en una investigación (epistemología)  abierta a Dios, no hay problema con  que Moisés haya recibido tradiciones de los orígenes (creación de la primer pareja) y escrito bajo mandado  Divino.
El Dios de Israel si bien trascendente también se daría a conocer a través de la humanidad (inmanente). Por eso nuestra investigación   puede y debe ser bíblica-teológica, y aunque todos tenemos asunciones y  preconceptos, hemos de luchar  por seguir  la evidencia donde ésta nos lleve (LaSord, 1999).

 Como anteriormente  dije—Si no existiera  el Modelo Original Heterosexual  (Gn. 1:27; 2:24) entonces no debiéramos encontrar tal patrón en otros textos  de la Biblia,  sin embargo, sí lo encontramos en otros textos de la  Biblia  por lo tanto el ¡Modelo Original  basado en Gn. 1:27; 2:24  es Heterosexual!

No sería exagerado afirmar que ¡la Biblia de tapa a tapa es un libro heterosexual! y que si bien aparecen ciertos comportamientos o prácticas diferentes, éstas no son el patrón.  Para efectos de este artículo sólo se mencionan pasajes claves.

Génesis  1:27; 2:24 (Nueva Versión Internacional)

Y Dios creó al ser humano a su imagen;   lo creó a imagen de Dios.
Hombre y mujer los creó,
           
Por eso el hombre deja a su padre y a su madre, y se une a su mujer, y los dos se funden en un solo ser.

Aquí encontramos algo exclusivo y muy distinto en comparación con otras tradiciones mesopotámicas antiguas. El ser humano (Adam) es imagen de Dios es decir, representante de su Creador que según  su propósito soberano decide hacer dos personas diferentes “hombre y mujer” para complementarse y llegar a ser uno (Wenham, 1987).

el Hombre a quien Dios crea no es asexual ni andrógino sino el ser humano
varón y el ser humano hembra. La diferenciación entre la sexualidad masculina y la sexualidad femenina no es, pues, resultado de la caída, sino un elemento constitutivo de la creación arquetípica. Cuando Dios creó al Hombre a su imagen, «varón y hembra los creó» (Padilla, 2006)

A esta pareja bendecida por Dios se le encarga la reproducción y administración de la tierra (Gn. 1:28).   Hasta acá debiéramos quedarnos y no encontrar tal pareja y relación como patrón  en el resto de las Sagradas Escrituras sin embargo es todo lo contrario como lo sostiene  Dr. Michael Brown, erudito en estudios del Cercano Oriente (2014, pp. 89-113):

-Cada referencia al matrimonio en toda la Biblia habla de uniones heterosexuales y existe un modismo hebreo para ello “tomar esposa”: sino que irás a mi tierra, donde vive mi familia, y de allí le escogerás una esposa” (Gn. 4:19; 24:4; 25:1).

-Cada advertencia a los hombres sobre la pureza sexual  presupone heterosexualidad, el hombre casado no debía “codiciar la mujer de su prójimo”: Pero yo les digo que cualquiera que mira a una mujer y la codicia ya ha cometido adulterio con ella en el corazón  (Prov. 5 y 7; Mt. 5:22-33).

-Toda discusión sobre orden y estructura de la familia habla en términos de heterosexualidad “esposos, esposas, padres y madres”: “Respeten todos ustedes a su madre y a su padre…” (Lev. 19:3; Col. 3:18-21).

-Toda ley o instrucción dada a los niños presupone una crianza desde parejas heterosexuales.  Los niños y niñas debían escuchar, obedecer y seguir el ejemplo de su padre y madre: Hijo mío, obedece el mandamiento de tu padre y no abandones la enseñanza de tu madre” (Prov. 4:1-4; 6:20).

-Cada parábola, ilustración o metáfora en relación con el matrimonio se expresa en términos exclusivos de heterosexualidad: “…se oirá de nuevo 11 el grito de gozo y alegría, el canto del novio y de la novia…”  (Jer. 33:10-11).

-Tanto en el Antiguo como el Nuevo Testamento vemos a Dios como un novio con una novia y a Jesús como un marido con su esposa (Jer. 2:1-3; Ef. 5:22-33).

Jesús

Dos personas se destacan en el Nuevo Testamento sin que por ello las demás no sean importantes—el primero el fundador del cristianismo y el segundo el gran misionero al mundo de entonces y maestro de las iglesias gentiles.

Mt. 19: 5,6

Habían transcurrido miles de años  y Jesús estaba en medio de su pueblo, cumpliendo su misión en esta tierra  era una época en que Roma dominaba pero líderes  religiosos  judíos dirigían también en lo civil (Ferguson, 1987).

El pasaje nos dice que los Fariseos (maestros de la Ley) vinieron para “tentarlo” por medio de una pregunta: ¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa por cualquier motivo?, de tantas cosas que se pueden sacar de este texto destaco el que ellos quieren saber con qué posición quedaría Jesús si con la de Hillel (representada en la pregunta) o de Shammai (sólo por indecencia).

 Jesús una vez más sorprende con su respuesta y pone en evidencia irónicamente el descuido de los “doctos” en la interpretación de la Ley, el evangelio de  Marcos  dice que Jesús les preguntó sobre qué les había mandado Moisés (10:2)  que también es mencionado en Mateo 19:8-9, es muy importante destacar que el Jesús Histórico apela a Moisés (Pentateuco) y en especial  Gn. 1:27; 2:24 — ¿No han leído —replicó Jesús— que en el principio el Creadorlos hizo hombre y mujer”, y dijo: “Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo?…Por tanto, lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre”(vv.5,6)  Jesús apeló y confirmó   lo que su Padre había creado desde el principio –hombre  y mujer a imagen de Dios (Hagner, 1995).

Pablo Efesios 5: 31

Las palabras de Jesús son más que suficientes para inferir la confirmación  de la creación del matrimonio heterosexual como Modelo Original.  Sin embargo Pablo fue escogido por Dios para anunciar el evangelio a los gentiles (Hch. 9:15), es decir a los no judíos. Pablo fue ejemplo de la obediencia al mandato de Jesús en la Gran Comisión (Mt. 28:18-20), incansable predicador y maestro—la forma más normal de instrucción de la época era “las cartas o epístolas” (Doty, 1983), hoy quizá Pablo haría uso de todos los recursos disponibles incluyendo el Internet. 

En la carta a los Efesios Pablo hablando del amor e igualdad en esencia entre un hombre y mujer  nos dice (5:28-31) «Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.», es razonable pensar que Pablo tuviese en mente   Gn. 1: 27, 2:24  y   lo lleva a su máxima expresión, por medio de una preciosa analogía, de esta forma el misterio revelado “la Inclusión de Judíos y Gentiles en un solo cuerpo” queda inmortalizado en la imagen de Cristo y su Iglesia (5:32) (Lincoln, 1990).

De no haber un Modelo Original (heterosexual) no debiéramos ver un patrón en varios pasajes de la Biblia, sin embargo podemos ver un patrón tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento siendo confirmado por Jesús nuestro Señor  y  enseñado  por Pablo apóstol a los gentiles  por lo que es muy razonable pensar que sí existe el matrimonio heterosexual como Modelo Original.

Uno se pregunta ¿Cómo es posible decir que Gn. 1:27 Y 2:24 no enseñen un único modelo? –aún recuerdo en años pasados mis cursos introductorios sobre  fundamentos bíblicos y teológicos de la familia como parte del plan de estudios en Orientación Familiar en una universidad –varios biblistas y teólogos respetables sin excepción alguna  sostenían  la  pareja heterosexual como Modelo Original hoy es motivo de defensa  (Maldonado,  2006). 

Quizá la respuesta sea  la forma  de estudio e interpretación de  los textos que si bien Córdoba  optó por  una metodología  moderna de moda  se impuso otra  que no considera  el  sentido original del texto  por ende  no hay un mensaje pertinente para  todos los tiempos y circunstancias  (meta narrativa) sino que matando al autor se despoja de toda autoridad (decodificar) y relativiza  el relato (1:27; 2:24)  para reconstruir   uno en el cual quepa todo lo que se quiera.  Si fuera este el caso,  el texto fuera de contexto se convierte en un pretexto y tal parece  el fin trata de  justificar los medios.

Dos preguntas han sido claves en nuestros artículos ya mencioné la primera y esta es la otra ¿responde al propósito original de los textos bíblicos?, espero haberlo logrado, y de ser así—invito a todo cristiano a caminar en Amor y  confianza en el  mensaje de la Palabra de Dios sobre el Modelo Original  Familiar Heterosexual.

No estamos llamados a condenar a nadie –Cristo vino a salvar a todo pecador de los cuales soy el primero dijo Pablo y se aplica a nosotros sin embargo es también parte de verdad  el decir que quien rechaza el camino de Dios vendrá  a condenación (Jn. 3) —debemos amar y resistir en este mundo necesitado mostrando con nuestro ejemplo  que Jesús nos ofrece una vida mejor. 

Referencias

Albright, W. F. (1955). Recent Discoveries in Bible Lands. New York: Funk and Wagnalls.
Breneman, M. (2002). Apuntes sobre Crítica Literaria del Pentateuco.
Brown, M. (2014). ¿Gay y Cristiano? Lake Mary, Florida: Casa Creación.
Doty, W. G. (1973). Letters in Primitive Christianity. Philadelphia: Fortress Press.
Ferguson, E. (1987). Backgrounds of Early Christianity. Michigan: Willima B. Eerdmans Publishing Company.
Fernández, F. G. (2007). Dioses, Templos y Oráculos. Madrid: Nowtilus, S.L.
Geisler, N. (2012). Twelve Points That Show Christianity Is True. Mathews, NC: Bastion Books.
Hagner, D. A. (1998). Word Biblical Commentary : Matthew 14-28. electronic ed. Dallas: Word, Books.
LaSord, W. S. (1995). Panorama del Antiguo Testamento. Buenos Aires: Nueva Creación.
Lincoln, A. T. (1990). Ephesians. Word, Inc.
Maldonado, J. E. (2006). Fundamentos Bíblicos-Teológicos del matrimonio y la familia. Grand Rapids: Libros Desafío.
McDowell, J. (2004). Nueva Evidencia que Demanda un Veredicto. El Paso, TX: Casa Bautista de Publicaciones.
Padilla, R. (2006). La Relación Hombre-Mujer en la Biblia. En J. E. Maldonado, Fundamentos Bíblicos-Teológicos del matrimonio y la familia (págs. 47-72). Grand Rapids: Libros Desafío.

Plantinga, A. (2011). Where The Conflict Really Lies--Science, Religion, and Naturalism. Oxford University Press.

Sobre el autor:
Luvin Areas Meza se naturalizó costarricense, pastor apologista y profesor en varios seminarios, con Licenciatura  en Teología y Maestrías en  Orientación de la Familia y Exégesis del Nuevo Testamento.


COMENTARIOS:



 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba