Considerando el potencial adolescente en el liderazgo | Por Alexander Cabezas

Cuando se revisan las teorías del desarrollo del liderazgo, en muchos casos se asume que éste representa una función ejercida única y exclusivamente por las personas mayores de edad. Mientras que, cuando se piensa en los adolescentes, en el imaginario social y colectivo por lo general se subestiman sus capacidades. Como consecuencia de estas mismas percepciones tendemos a invisibilizar e invalidar su potencial y, en el peor de los casos, lo estereotipamos con características que no siempre reflejan las realidades de estas poblaciones: “Los rebeldes”, “los irresponsables”, “los egoístas” entre otros términos peyorativos. De este modo, y por eso, nos perdemos la oportunidad de incluirlos en nuestras agendas y en los programas y proyectos tanto de la iglesia, como de las comunidades donde trabajamos.

Esta tendencia a subestimar a los adolescentes se evidencia también cuando trasladamos o ubicamos su compromiso a un tiempo futuro. Esto se pone de manifiesto con expresiones como: “la iglesia del futuro” o “los líderes del mañana”. No obstante, lejos de empoderarlos, estamos ignorando su potencial presente (es como decir: “algún día serán líderes, eso sí, ¡cuando sean adultos!”). Estas impresiones, responden a paradigmas adultocentrista que continuamos perpetuando en nuestras sociedades occidentales.
 
El Blog de Bernabé © 2018 | Diseñado por Chica Blogger | Volver arriba