Para tí Romero | Por Alexander Cabezas


Hoy hace 32 años la historia de América Latina jamás volvió a ser la misma. Hoy hace 32 años moría en medio del destello de las balas asesinas un profeta del pueblo.

Murió abrazando no su causa, sino la de Jesús por amor a las personas más vulnerables. Murió sencillamente porque su voz fue malestar para algunos; cuando él solamente quiso ser megáfono humano; pastor que reprodujo los gritos de dolor, humillación y vejación de un pueblo reprimido.

Al igual que el Maestro estaba consciente que no había " mayor amor que dar la vida por el bienestar de otros..." Y Así fue como vivió este humilde sacerdote. Un constante entrega hasta el último aliento de vida.

Romero, no soy católico pero si tu hermano en la fe. Que tu vida y muerte nos recuerde que ser cristiano se traduce en entrega… Sí, entrega de las ideas, el servicio, el amor y hasta la vida, por otros. Porque solo aquel que se atreve a dar la vida por causa del Reino, en verdad la hallará.
Quizás por eso dijo con tal convicción:

“Si me matan, resucitaré en el pueblo salvadoreño...”
Y efectivamente Oscar Romero resucitó para legarnos un ejemplo de justicia, coraje y compasión. Valores perennes que deberían latir en el corazón de todos aquellos latinos que buscan encarnar el Evangelio de luz y esperanza para los y las más necesitados.

Ninguno logró acallar tu voz, esa misma voz que tiene rostro de hombre, mujer, niño y niña latino y que se une a la de todos aquellos que sueñan con un mundo mejor, con mayor igualdad y equidad hoy y por siempre.


Sobre el autor:
Alexander Cabezas es de Costa Rica.  Profesor del Seminario ESEPA, Coordinador de Relaciones  Eclesiásticas de Viva y miembro del equipo coordinador del núcleo de la FTL en Costa Rica.

COMENTARIOS:

 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba