El Día de las Reformas | Por Josué Fonseca

Anabaptistas reunidos en secreto en la barca de Peter Piersz.
 Ilustración de Jan Luyken
El 31 de Octubre recordamos el Día de las Reformas, y bien decimos en plural porque no se trata de una reforma sino de varias de origen diferente en la misma época. Tenemos las reformas de Lutero, Calvino, Zwinglio, Anabautista y Anglicana. Todas estas reformas surgen en la Europa medieval del 1500. Recordemos que la Iglesia Católica de Roma se separa de la iglesia Oriental en 1054 y estos 500 años de catolicismo romano producen cruzadas y protestas que derivan en las reformas.

1 ¿Por qué se desarrollan estas reformas? Hay a lo menos tres razones: política, religiosa y económica. Lo político tiene que ver con el gobierno autócrata de la iglesia romana y sus abusos de poder. Lo religioso alude a las desviaciones doctrinales como la tradición, las indulgencias, es decir la venta de la salvación, la inmoralidad del clero. Lo económico se refiere al cobro de los impuestos a los bautizados, y el peligro que representaban quienes no bautizaban infantes, porque no pagaban impuestos y eran una amenaza.

PUEDE SER DE TU INTERÉS: Para leer la Reforma Protestante | Por Manfred Svensson

2. Las doctrinas comunes que impusieron estas Reformas fueron: Sola Escritura, la sola autoridad de la Biblia y el rechazo de las tradiciones; Sola Gracia, la gracia de Dios, y su bondad nos perdona de pecados; Sola Fe, que únicamente por fe se es salvo, y no por compra de indulgencias o de buenas obras; Solo Cristo, es el retorno al mensaje sencillo de la fe en Cristo Jesús como el único mediador entre Dios y los hombres; y el sacerdocio universal de los creyentes, elevando el rol activo de los laicos en la vida de la iglesia.

3. Los descuidos de las Reformas
No se crea que los reformadores hicieron todo bien. Intentaron purificar la sana doctrina y la fe de Jesucristo, pero cayeron en graves errores. ¿Cuáles son estos errores? 1) No fueron un movimiento evangelizador ni misionero. Comprobamos esto hasta hoy con los grupos de las reformas que se transformaron en ghetos etnicos, o colonias; 2) Mantuvieron la concomitancia entre la Iglesia y el Estado y rechazaron su separación. Rechazaban la iglesia oficial del Estado, pero a la larga la aprobaron, el caso de Lutero, la Iglesia de Inglaterra y la Iglesia Calvinista y se transformaron en iglesias oficiales; 3) En vez de seguidores de Cristo se transformaron en racionalistas, tratando de convencer a filósofos y pensadores de los aspectos lógicos de la fe; 4) La defensa del rol del clero, de las jerarquías, eso mismo que criticaban de la Iglesia de Roma, lo terminaron afirmando; 5) Se persiguieron entre ellos, entraron en conflictos, Calvino principalmente persiguió a Zwinglianos y Anabautistas, y al médico español Miguel de Servet, a quien mandó matar en la hoguera; 6) Conservar resentimientos anticatólicos, derivados de las persecuciones se mantuvieron hasta hoy. Muchos evangélicos hoy no perciben que su antiecumenismo no es otra cosa que un derivado de las hostilidades de la contrarreforma.

4. La Reforma Anabautista es la más desconocida y la más influyente de todas. Los Anabautistas son un movimiento religioso disidente de Roma que se extiende por casi toda Europa Occidental en el siglo 16, desde los años 1525 en adelante. Los Anabautistas son llamados así por su firmeza en el bautismo de adultos y rechazo del bautismo infantil. ‘Ana’ significa ‘re’ o ‘volver a’, ‘bautistas’ a ‘bautizar’. Son los que vuelven a bautizar. Los Anabautistas no son el único movimiento disidente, ellos siguen a grupos anteriores como: grupos disidentes del primer milenio, los Petrobrusianos y Valdenses del año 1100 en adelante, los lolardos o seguidores de Juan Wycliff en 1325 en Inglaterra, y Juan Hus, en República Checa en 1400. De hecho, grandes grupos de descendientes de husitas se unieron a los Anabautistas. Los Anabautistas son en realidad continuadores de estos movimientos que fueron reformas antes de las Reformas.

5. Características de los Anabautistas
- Se reunían en secreto en graneros, o en botes, porque eran perseguidos;
- Practicaban el lavamiento de pies como parte del culto;
- Eran obreros y campesinos;
- Creían en Cristo como Salvador Resucitado, en la Santa Trinidad y en la Biblia;
- Practicaban el Bautismo de adultos creyentes;
- Practicaban la paz, la no violencia y rechazaban las guerras;
- Estuvieron dispuestos al martirio por la fe en Jesucristo;
- Rehusaron inclinarse ante el clero y las imágenes religiosas;
- Cuando eran encarcelados soportaron largos interrogatorios, morían quemados en la hoguera, eran torturados y ahorcados; eran colgados hasta desangrarse, quemados en las estacas con el uso de pólvora; les atravesaban lanzas en el cuerpo o clavos en las rodillas;
 - Las mujeres no eran ahorcadas sino ahogadas en el lago, morían decapitados;
 - Daban testimonio de su fe y predicaban hasta el último minuto antes de su ejecución;
- Después les cortaban la lengua para que no evangelizaran antes de morir;
- Algunos nombres de estos mártires Anabautistas son: Conrado Grebel, Felix Mantz, Baltasar Hubmaier, Menno Simons, mujeres como María von Beckum y Anneken Jans, Margareta Satler, Michael Satler, Hans Denck, Hans Hut;
- Si algun lector se interesa por más detalles, puede ver la película “Los Radicales” o leer la abundante bibliografía al respecto.

6. Quienes llevamos la herencia anabautista, a mucha honra, hasta hoy son los Menonitas, grupos congregacionalistas, y los actuales bautistas. Estos últimos se inician más formalmente en 1609 en Holanda, hace 404 años, por un grupos de creyentes ingleses que fueron perseguidos en Inglaterra y huyeron a Holanda dirigidos por el pastor John Smythe y el abogado laico Tomas Helwys, quienes se unieron a los Anabautistas, y luego continuaron las iglesias bautistas en Inglaterra y toda Europa. De ser un pequeño puñado de creyentes perseguidos, estos Bautistas se transformaron en la iglesia evangélica y protestante más grande del mundo hoy con más de 110 millones de cristianos en más países que las NU. En el Dia de las Reformas, saludamos a quienes llevamos la marca de esta herencia. Amén

Sobre el autor:
Josué Fonseca Molina es chileno, miembro de la Fraternidad Teológica Latinoamericana y Pastor de la Primera Iglesia Bautista de Concepción, Chile. Es Asistente Social por la Universidad de Concepción, egresado del Seminario Teológico Bautista de Santiago de Chile y Master en Teología por el Regent College, Universidad de British Columbia, en Vancouver, Canadá.  Por 30 años fue profesor del Seminario Teológico Bautista de Santiago, donde también fue decano de esta institución.  El pastor Josué tiene una amplia experiencia ministerial en Chile, Canadá y España y en otros países como escritor y conferencista.



COMENTARIOS:



 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba