Nuevas agendas de la Fraternidad Teológica Latinoamericana: un análisis de la Carta Pastoral del CLADE V | Por Nicolás Panotto @nicolaspanotto

El presente artículo fue publicado originalmente en portugués en la revista Práxis Evangélica, Nro. 21, Londrina, 2013 (edición impresa) 

Los Congresos Latinoamericanos de Evangelización (CLADE) son eventos que evidencian las características más representativas de la Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL): un encuentro plural, donde se reúnen los perfiles eclesiales, ideológicos y teológicos más variados, al punto que –en algunos casos- uno se pregunta cómo son posibles ciertas combinaciones. Un encuentro intercultural, que sirve para nutrir la diversidad de experiencias, vivencias y desafíos presentes en cada país y grupo socio-cultural. Un encuentro político, donde se levanta una voz profética en torno a las distintas problemáticas que aquejan a nuestras sociedades. Por último, un encuentro teológico, que enriquece los abordajes contemporáneos al ponerlos bajo la lupa de la sospecha y los interrogantes que presentan las circunstancias, para lograr con ello nuestras construcciones y voces. Aunque todos estos elementos están vinculados, en este escrito nos concentraremos en analizar el último.

Efraín Ríos Montt: régimen de Biblia y metralleta | Por Harold Segura @haroldsegura

Efraín Ríos Montt
Efraín Ríos Montt, hoy general retirado del Ejército Guatemalteco, fue presidente de su país entre los años 1982 y 1983.

—¿Tan poco tiempo?, le pregunté hace pocos días a un taxista en Ciudad de Guatemala.

Yo no recordaba bien cuánto tiempo había estado como presidente de facto, aunque nunca olvidé que en su gobierno se crearon las Patrullas de Autodefensa Civil (PAC) y se perpetraron los peores crímenes y actos de violencia. Poco tiempo bastó para tantas muertes (la eficiencia del mal).

Su régimen ejecutó la llamada política de tierra arrasada sobre poblaciones indígenas a las que acusaba de apoyar a la guerrilla. Un informe de la ONU de 1999 —presentado por la Fiscalía en el proceso contra Ríos Montt— documenta masacres en 500 aldeas, lo que clasifica como «genocidio», y señala que entre 1978 y 1984 ocurrió el 91% de las violaciones de derechos humanos de la guerra (1960-1996), que dejó un total de 200 mil muertos y desaparecidos.
 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba