«Yo no soy» | Cuarto domingo de adviento | Por Harold Segura

« Este es el testimonio de Juan, cuando las autoridades judías enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle a Juan quién era él. y él confesó claramente:
–Yo no soy el Mesías. Le volvieron a preguntar: –¿Quién eres, pues? ¿El profeta Elías? Juan dijo: –No lo soy.» Juan 1: 19-21 (Versión Popular Dios Habla Hoy)

Juan el Bautista sabe quién es (identidad) y sabe también para qué tarea ha sido enviado (vocación). Igual observación podemos hacer de Jesús: sabe que es Hijo Amado de Dios y que ha sido enviado para anunciar la llegada del Reino. Estos dos aspectos, identidad y vocación, contribuyen a la formación saludable del sentido de vida de toda persona.

Nuestra identidad se define por aquello que hacemos, por lo que tenemos, por lo que soñamos, pero de manera particular y sobresaliente por aquello que somos ante Dios. Ya desde el libro del Génesis, Adán y Eva definen su identidad a partir de su relación con el Creador; son su imagen y semejanza.

Juan el Bautista sabe quién es, pero sabe también aquello que no es. Esto último es tan importante como lo primero. Juan expresa abiertamente: «Yo no soy el Mesías»; tampoco el profeta Elías. Y cuando le preguntan con insistencia: «¿Quién eres, pues?», el responde que es «una voz que grita en el desierto».

Juan sabe muy bien que no es el Mesías. Tampoco pretende serlo. No necesita presumir de aquello que no es, sino afirmar lo que sí es y cumplirlo a cabalidad.

Si supiéramos que no somos el Mesías viviríamos nuestra vocación con mayor libertad; la de servidores y servidoras útiles a la causa del Reino de Dios y de su justicia. ¡Adiós a los mesianismos!, ya sean políticos, religiosos, institucionales o culturales.

No somos el Mesías, entonces, ¿qué somos? Seguidores y seguidoras del Mesías y promotores de su Reino de vida.

Para seguir meditando:
«En el corazón de mi fe se encuentra el convencimiento de que somos hijos e hijas de Dios. Y una de las enormes tareas espirituales que tenemos es de afirmarlo y llevar una vida basada en tal convencimiento»
Henry J.M. Nouwen (1932-1996)
Oración:

Dios misericordioso, afirma mi verdadera identidad, la de hija o hijo tuyo. Confirma, Señor, mi vocación como servidor o servidora de tu Reino. Que tu voz me recuerde lo que soy; también lo que no soy: no soy el Mesías. El salvador eres Tú; de ti viene nuestra redención. De nadie más, Señor. Amén.

Lectura bíblica: Juan 1:6-8, 19-28

6 Hubo un hombre llamado Juan, a quien Dios envió
7 como testigo, para que diera testimonio de la luz y para que todos creyeran por lo que él decía.
8 Juan no era la luz, sino uno enviado a dar testimonio de la luz.
9 La luz verdadera que alumbra a toda la humanidad venía a este mundo.

19 Este es el testimonio de Juan, cuando las autoridades judías enviaron desde Jerusalén sacerdotes y levitas a preguntarle a Juan quién era él.
 20 Y él confesó claramente:
--Yo no soy el Mesías.
21 Le volvieron a preguntar:
--¿Quién eres, pues? ¿El profeta Elías?
Juan dijo:
--No lo soy.
Ellos insistieron:
--Entonces, ¿eres el profeta que ha de venir?
Contestó:
--No.
22 Le dijeron:
--¿Quién eres, pues? Tenemos que llevar una respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué nos puedes decir de ti mismo?
23 Juan les contestó:
--Yo soy una voz que grita en el desierto: 'Abran un camino derecho para el Señor', tal como dijo el profeta Isaías.[o]
24 Los que fueron enviados por los fariseos a hablar con Juan,
25 le preguntaron:
--Pues si no eres el Mesías, ni Elías ni el profeta, ¿por qué bautizas?
26 Juan les contestó:
--Yo bautizo con agua; pero entre ustedes hay uno que no conocen
27 y que viene después de mí. Yo ni siquiera merezco desatarle la correa de sus sandalias.[p]
28 Todo esto sucedió en el lugar llamado Betania, al otro lado del río Jordán, donde Juan estaba bautizando.

Sobre el autor:

El pastor y teólogo Harold Segura es colombiano, radicado en Costa Rica. Director de Relaciones Eclesiásticas de World Vision International y autor de varios libros.
Anteriormente fue Rector del Seminario Teológico Bautista Internacional de Colombia.

¿ALGO QUE DECIR?

 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba