Siempre despiertos, siempre atentos | Primer domingo de Adviento | Por Harold Segura

«Manténganse ustedes despiertos, porque no saben cuándo va a llegar el señor de la casa, si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la mañana;no sea que venga de repente y los encuentre durmiendo. Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: ¡Manténganse despiertos!”»
Marcos 13:35-37 (Versión Popular Dios Habla Hoy)

Jesús invita a sus seguidores y seguidoras a que estén siempre despiertos. La espiritualidad que él nos propone no es la una persona que entra en su casa, cierra la puerta, prepara la cama y reposa sin que nada le importe. No; por el contrario, él dice que la actitud de fe se parece a la de un siervo que espera con atención la llegada de su amo y, por lo tanto, ni siquiera duerme porque no sabe a qué horas llegará: «no sea que venga de repente y los encuentre durmiendo» (13:36).

Son dos espiritualidades diferentes: la que invita al descanso porque nada le preocupa y la que invita a velar porque no sabe a qué horas llega su señor. En el primer caso hay un señor que trabaja a favor de su siervo (por eso puede dormir) y en el segundo hay un siervo que trabaja para su señor (por eso se mantiene despierto).

Hoy se vende, por cierto a bajo costo, religiosidades que adormecen y que ofrecen descanso de todos los males de este mundo… y del venidero. Son religiosidades para parar de sufrir y para dejar de luchar. No es esta la fe de Jesús. Su fe es otra. Su camino es diferente, porque nos invita a luchar a favor de su Reino (Mt 11:12) y a sufrir con los que sufren (2 Cor 1:6). Es un camino de atenta entrega y compromiso.

La temporada litúrgica de Adviento nos ofrece la oportunidad de meditar en el Señor que vino y que vuelve. A él lo esperamos con ilusión despierta. Siempre a su servicio.

Para seguir meditando:
«Yo toda me entregué y di, y de tal suerte he trocado,
que mi Amado es para mí, y yo soy para mi Amado».
Teresa de Jesús (1515-1582)
Oración:

Tú, Señor, viniste… y has regresado. Regresas en el rostro de quienes sufren. Muchas veces, por nuestra falta de atención no te hemos reconocido. Ayúdanos, por la gracia de tu Espíritu, a estar despiertos, para que tu voluntad sea hecha aquí en la tierra como en el cielo. Amén.

Lectura bíblica: Marcos 13:24-37

24 ”Pero en aquellos días, pasado el tiempo de sufrimiento, el sol se oscurecerá, la luna dejará de dar su luz, 25 las estrellas caerán del cielo y las fuerzas celestiales temblarán. 
26 Entonces se verá al Hijo del hombre venir en las nubes con gran poder y gloria. 
27 Él mandará a los ángeles, y reunirá a sus escogidos de los cuatro puntos cardinales, desde el último rincón de la tierra hasta el último rincón del cielo.
28 ”Aprendan esta enseñanza de la higuera: Cuando sus ramas se ponen tiernas, y brotan sus hojas, se dan cuenta ustedes de que ya el verano está cerca. 
29 De la misma manera, cuando vean que suceden estas cosas, sepan que el Hijo del hombre ya está a la puerta. 
30 Les aseguro que todo esto sucederá antes que muera la gente de este tiempo. 
31 El cielo y la tierra dejarán de existir, pero mis palabras no dejarán de cumplirse.
32 ”Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni aun los ángeles del cielo, ni el Hijo. Solamente lo sabe el Padre.
33 ”Por lo tanto, manténganse ustedes despiertos y vigilantes, porque no saben cuándo llegará el momento. 34 Deben hacer como en el caso de un hombre que, estando a punto de irse a otro país, encargó a sus criados que le cuidaran la casa. A cada cual le dejó un trabajo, y ordenó al portero que vigilara. 
35 Manténganse ustedes despiertos, porque no saben cuándo va a llegar el señor de la casa, si al anochecer, a la medianoche, al canto del gallo o a la mañana; 
36 no sea que venga de repente y los encuentre durmiendo. 37 Lo que les digo a ustedes se lo digo a todos: ¡Manténganse despiertos!”

Sobre el autor:

El pastor y teólogo Harold Segura es colombiano, radicado en Costa Rica. Director de Relaciones Eclesiásticas de World Vision International y autor de varios libros.
Anteriormente fue Rector del Seminario Teológico Bautista Internacional de Colombia.

¿ALGO QUE DECIR?

 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba