DECLARACIÓN CLADE IV - Testimonio Evangélico hacia el Tercer Milenio | Rumbo al CLADE V

A partir de hoy en El Blog de Bernabé estaremos publicando documentos y artículos de los CLADES anteriores; todo esto para irnos preparando para el CLADE V. Empezamos compartiendo la la declaración final del CLADE IV realizado en Quito, Ecuador en Septiembre del 2000.
“Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos, todos fueron llenos del Espíritu Santo y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno. Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían. Los apóstoles, a su vez, con gran poder seguían dando testimonio de la resurrección del Señor Jesús. La gracia de Dios se derramaba abundantemente sobre todos ellos, pues no había ningún necesitado en la comunidad.” (Hechos, 4:31-34)
Hermanos y hermanas miembros y representantes de iglesias y organizaciones cristianas evangélicas de todos los países de América Latina y algunos de Europa, Asia, Oceanía y América del Norte fuimos convocados por la Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL) al Cuarto Congreso Latinoamericano de Evangelización (CLADE IV), como continuidad a su peregrinaje de 30 años con el propósito de reflexionar a la luz de las Escrituras y discernir los desafíos que tienen las iglesias evangélicas dentro de nuestro contexto para llevar a cabo la misión integral.

Estuvimos reunidos en la ciudad de Quito-Ecuador del 2 al 8 de septiembre del 2000, 1300 personas que experimentamos juntas un hermoso tiempo de comunión y alabanza arraigado en la Palabra de Dios, dirigido por el Espíritu Santo y expresado en nuestra diversidad y riqueza cultural.

!Profesor, adiós! En memoria de Néstor Massa Barrios | Por Harold Segura

Era el sabio de nuestra generación; no exagero. Así lo considerábamos quiénes ingresamos al Seminario Teológico Bautista Internacional de Cali —ahora Fundación Bautista Universitaria— en 1978 y nos alistábamos para recibir sus primeras clases.

El profesor Massa nos enseñó los secretos de los textos espurios, descifró las claves de la hermenéutica histórico-gramatical (era lo más audaz por aquellos tiempos), reveló los misterios de la teología sistemática y nos deslumbró con su manejo ilustrado de las variantes lingüísticas del griego bíblico. Asuntos de la lingüística tan intrincados como los de la teología (por lo menos, en mi caso, la gramática de cualquier idioma extranjero siempre me ha resultado más misteriosa que la mismísima Trinidad).

Sus conocimientos, tan eruditos como polifacéticos, siempre iban salpicados de liberadoras chispas de buen humor. Nos contaba con malicia de adolescente las anécdotas de su generación (en especial las vividas con su amigo de siempre, el pastor Ramón Medina Ibañez), las ocurrencias de sus épocas juveniles en su querida Cartagena de Indias, y las peripecias del trabajo pastoral. Entre historia y anécdota, trascurrirán sus clases en las aulas calurosas de Cali al medio día.

Y entonces... ¿Cómo viviremos? | Por Leonardo Alvarez

Felipe Cubillos y Felipe Camiroaga (†) 

La partida abrupta de 21 compatriotas chilenos el pasado viernes 2 de Septiembre nos ha impactado a todos, sin lugar a duda. La muerte está rodeada de tanto misterio e impotencia que nos hemos quedado en el silencio contemplativo, en la encerrona que nos dejan las preguntas, sin más remedio que reflexionar otra vez sobre el sentido de nuestra existencia, sobre las cosas que realmente valen la pena, en fin, sobre cómo estamos viviendo la vida o sobre qué base hemos cimentado nuestra esperanza.

No es fácil detenerse en un país como el nuestro, donde todos parecen correr desenfrenadamente por alcanzar resultados, como si por ello estuviéramos alcanzando el cielo.

La vida de estos amigos que han partido nos deja un bello legado, al cual podremos acceder si tenemos la valentía suficiente para tomar decisiones importantes. Primero que todo, se trata de un grupo de personas que consideraban que la amistad era la fuente de todo accionar en la vida. Es cierto que estaban haciendo su trabajo, pero tenían la conciencia de que estaban sirviendo a los demás, y en el proceso disfrutaban del compañerismo mutuo. Seguramente, cada uno de ellos, eran personas imperfectas como nosotros, pero había algo en la forma en que afrontaban la vida que ha provocado que su partida nos deje a todos perplejos en algún sentido. Por los testimonios que hemos escuchado en los días posteriores hemos comprendido un poco más del dolor de la pérdida que nos ha traído esta tragedia.

La conciencia cívica del cristiano de hoy | Por Víctor Rey

"El poder no es bueno, si no es bueno quien lo tiene" - Alfredo el Grande

Una dimensión de la mayordomía cristiana es la responsabilidad social del creyente para con su comunidad, su ciudad y su país. Y al igual que cualquier otra ocupación, lo cívico es de vital importancia, ya que no se puede estar ajeno a lo que sucede en el medio en el cuál está inserta la Iglesia, si los cristianos han de jugar un rol importante en nuestro acongojado mundo.

El evangelio del Reino trasciende todo programa religioso-socio-político del hombre. Este a su vez se halla en permanente transición y cambio. De tal modo que la Iglesia debe evitar el ser instrumentalizada y codiciada por la religión y la política, así como por cualquier gobierno de turno.

El poder político tiende a ser idolatrado y al igual que la tecnología y el poder económico, pretende dar todas las respuestas al hombre, sustituyendo a la relación que debe tener con Dios. Sin embargo, en medio de una sociedad polarizada, los cristianos tiene una base moral y espiritual que ofrecer.

La belleza de Dios (adaptado de "Haciendo teología en América Latina") | Por Juan Stam

La teología de la gracia y la gracia de la teología:[1] Desde hace muchos años me he sentido convencido, con cada vez más convicción, de que la teología evangélica, como teología de la sobreabundante gracia de Dios, debe sobreabundar también con gracia en su estilo teológico. El paradigma cristológico para todo teólogo es el Verbo encarnado, que vino "lleno de gracia (incluso su aspecto estético) y de verdad (aspecto ético) de modo que en él "vimos la gloria de Dios" (Jn 1.14). Más allá de la ley -- o de nuestra seca teología sistemática --, Cristo trajo la gracia y la verdad de su Padre, "y de su plenitud tomamos todos, y gracia sobre gracia" (1.16s).

La gracia es más que un concepto abstracto teológico; implica amabilidad, belleza, encanto. Según el profesor H.-H. Esser de Muenster, "los términos de la raíz griega jar indican lo que produce agrado" (Coenen 2:236).[2] En griego clásico, muchas veces jaris era intercambiable con jara (gozo) y jairô (gozar), para referirse a lo que deleita en lo bello. Se usaba de la hermosura de una mujer bella, como la esposa de Hefaisto, o de "las siete Gracias" que repartían la belleza, la elegancia y el encanto entre los seres humanos.[3] A veces describía una manera hermosa y agradable de hablar, un lenguaje encantador (Lc 4.22; Col 4.6; Ef 4.29).

Segundo número de Encuentros Teológicos: "CLADE V: Perspectivas y Desafíos"

En esta segunda edición de Encuentros Teológicos, miembros de la Fraternidad Teológica Latinoamericana en el Cono Sur se centran en el CLADE V.

ENCUENTROS TEOLÓGICOS 02: CLADE V Perspectivas y Desafíos


¿Iglesias adulto-céntricas? | Por Nicolás Panotto

Es interesante constatar cómo los imaginarios sociales atraviesan la vida de las iglesias: las diferenciaciones entre grupos pertenecientes a distintos estratos socio-económicos, la relación varón-mujer, los tipos de modelos de organización institucional, entre otros aspectos que podríamos mencionar. Muchas veces concebimos a las comunidades eclesiales como pequeñas islas a las que no las afecta en su ser y hacer lo que sucede en la sociedad. Lejos de ello, son una expresión inevitable de los avatares, las complejidades, las hermosuras y las problemáticas que representan nuestro medio.

Esto mismo alcanza a la niñez y la adolescencia. Socialmente, dichos grupos etáreos cargan con una serie de estigmas que influyen tanto en su desarrollo como también en la actitud de terceros sobre ellos y ellas. Por ejemplo, la idea evolutiva sobre lo humano que ubica a la niñez y la adolescencia en un estadio de «cuasi-adultez», lo cual se podría traducir como una condición «cuasi-humana». También la relevancia que se le da a la «lógica adulta» por sobre aquellas que representan a los niños, las niñas y los adolescentes: la razón por sobre lo emocional, la distancia individualista por sobre la espontaneidad de lo corporal, la técnica por sobre lo lúdico, etc.

Ruth Padilla DeBorst y Luis Scott hablan sobre el CLADE V

En Julio del 2012 se realizará el V Congreso Latinoamericano de Evangelización CLADE V bajo el lema: “Siguiendo a Jesucristo en su reino de Vida ¡Guíanos Santo Espíritu!" en San José, Costa Rica.

Hoy, 21 de Septiembre Ruth Padilla DeBorst y Luis Scott, de la Fraternidad Teológica Latinoamericana, presentaron el CLADE V en una entrevista en vivo a través de internet. Compartimos con ustedes la entrevista completa para que desde ya puedan irse familiarizando y conociendo de que se tratan los CLADES y la importancia que han tenido y tienen los mismos en en el mundo evangélico latinoamericano.

Mira y escucha la entrevista completa a continuación:

La belleza como componente esencial de la liturgia, apuntes para una estética bíblica | Por Juan Stam

Charla para una pre-consulta para CLADE V sobre Arte y Liturgia, que reunió a los mejores músicos, escritores, artistas y hasta humoristas de los evangélicos latinoamericanos.



Para comenzar, una breve reflexión sobre la belleza de Dios: Para nuestro tema, nada mejor que comenzar con las palabras del Salmo 27:4:
Solo una cosa he pedido al Señor,
solo una cosa deseo,
estar en el templo del Señor,
todos los días de mi vida
para adorarlo en su templo
y contemplar su hermosura (DHH)
Otras versiones ofrecen traducciones diferentes para los últimos renglones, que sirven para enriquecer el mensaje:
BJ: para gustar la dulzura del Yahvéh
y cuidar de su Templo
NVI: y recrearme en su templo
RVR: y para inquirir en su templo.
Según la manera hebrea de entender el conocimiento y la verdad, éstos no se alcanzan sólo por el puro raciocinio; bíblicamente, la verdad sólo se conoce por el amor, la voluntad y la maravilla. La filosofía griega también, desde Tales de Mileto, se inspiraba por una fuerte dosis de asombro ante el misterio del universo y de la vida. Desde Descartes y el Iluminismo, se han impuesto mayormente el "cógito" y la duda sistemática cartesiana en desprecio de esos otros elementos más existenciales, que eran fuertes en pensadores cristianos como San Agustín y San Anselmo;

¿Qué es la avaricia? ¿Quién es un avaro? Yo no!! | Por Juan Stam

Cada cultura tiene su propia escala de valores y antivalores. En algunas épocas de la historia de Israel, para muchos judíos guardar el sábado tenía una prioridad destacada, de la máxima gravedad. Por ejemplo, para ellos la fornicación era pecado, sin duda, pero aun peor era el pecado de irrespetar el sábado. También era pecado grave comer cerdo o sentarse en la mesa con gentiles incircuncisos.

Es obvio que nuestra cultura contemporánea concentra sus valoraciones fuertemente en lo sexual, hasta lo obsesivo. Para las personas seculares ("mundanos", para emplear el término bíblico), el placer sexual parece ser la meta prioritaria de la existencia humana, y una vida de orgasmos sísmicos se considera la summum bonum de todos los valores en la vida. Nuestra cultura está obsesionada con el sexo.
 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba