Domingo 10 de Octubre, Día Mundial de Oración por la Lucha contra la Pobreza

Fuente: Fraternidad Teológica Latinoamericana

¿Qué es el Día Mundial de Oración por la lucha contra la pobreza?
(Micah Sunday)


La CAMPAÑA DESAFÍO MIQUEAS es un proyecto conjunto de la Alianza Evangélica Mundial y de la Red Miqueas que busca que los cristianos-as nos comprometamos en la lucha contra la pobreza desde la comprensión de nuestra fe y en el marco de un acuerdo que en el año 2000 las Naciones Unidas (NNUU) fijaron para reducir la pobreza y que señala Ocho Objetivos para lograrlo, conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

La Campaña está inspirada en importantes estatutos alcanzados por ambas organizaciones en el año 2001 alrededor de los temas de misión integral y compromiso cristiano. Se lanzó mundialmente, el 15 de Octubre del 2004, al mismo tiempo que la ceremonia de las Naciones Unidas por el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Así, la CAMPAÑA DESAFIO MIQUEAS se nos presenta, a las iglesias evangélicas, como una oportunidad para intervenir proféticamente en el mundo, alzando nuestra voz como cristianos-as contra las diversas formas de injusticia que han condenado a más de las tres cuartas partes de la población mundial a sobrevivir en situaciones de extrema miseria. Asimismo, la coyuntura de presión mundial para el cumplimiento de los ODM también nos permite visualizar nuestro mensaje frente al mundo, aportando desde nuestra identidad evangélica y logrando que aquellos que tienen poder para decidir tomen en cuenta nuestra voz.


Es dentro de este marco que la CAMPAÑA DESAFIO MIQUEAS, promueve la celebración del DIA MUNDIAL DE ORACION POR LA LUCHA CONTRA LA POBREZA (conocido también como Micah Sunday). El culto por el Día Mundial de Oración es un tiempo oportuno para reflexionar, edificar y orientar nuestra misión en el mundo y, también, para adentrarnos en la realidad de las naciones y tomar una posición cristiana frente a la injusticia, opresión y pecado que esclavizan a los seres humanos. Es un tiempo de, como hizo el buen samaritano, movernos a misericordia y de practicar la justicia de Dios.

En este año 2010, el Día Mundial de Oración por la Lucha contra la Pobreza se llevará a cabo el Domingo 10 de octubre (10-10-10), cercano al 17, que es el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. Para ello se han preparado materiales que ayudarán a realizar este culto: un afiche, una Guía de Oración, y una Guía de Culto; los mismos que son distribuidos gratuitamente a las iglesias a nivel nacional.

Se espera que a nivel mundial 100 millones de cristiano-as se unan en oración ese día; que 10 millones hagan compromisos de acciones prácticas, y en el mes siguiente se realicen 1000 reuniones con autoridades para entregarles la promesa de los cristianos-as y recordarles que faltan cinco años para cumplir con las promesas, y ellos sientan el apoyo de los cristianos-as comprometidos-as con la lucha contra la pobreza.

La Oración Global 10. 10. 10

Queremos afirmar la importancia de escuchar a Dios, buscar su sabiduría y depender de sus fuerzas y orientación. La oración global de Miqueas 2010 nos evoca a Nehemías, quien ayunó y oró día y noche antes de iniciar el gigante trabajo de restaurar Jerusalén.

También se preverá un tiempo de oración para niños y niñas. Pronuncien la oración juntos y en voz alta, pueden usar un proyecto, o escribir en papelotes para que todos-as puedan participar o leerlo línea por línea. Añada oraciones propias después de la oración global, por ejemplo: ore para que haya educación gratuita en su zona, ore por misioneros de la iglesia, por los líderes nacionales, por personas en la comunidad afectadas por VIH.

Si no desea usar una oración escrita en la iglesia porque todos oran de manera espontánea, por favor considere los siguientes temas:

1. Ore por la justicia de Dios
2. Ore por los que viven con injusticia, pobreza, violencia y sufrimiento
3. Ore por los líderes cuyas decisiones puedan traer cambio
4. Ore para que seamos sensibles y que tengamos la determinación y valentía para marcar una diferencia.
5. Ore por cualquier persona que conozca quien está viviendo en pobreza o por quien trabaja con los pobres
6. Use la oración de Nehemías para inspirar sus oraciones (Nehemías 1:4-11)

El Gran Compromiso.

Animamos a todos-as que, como Nehemías, podamos traducir nuestras oraciones en acción. Soñamos ver mas 10 millones de cristianos comprometiéndose de forma activa para con los pobres.

Será sencillo organizar el acto de Compromiso (se proveen las palabras al final de esta hoja). Se pide a la gente que levante su mano en símbolo de compromiso y luego estampen una huella de mano, como símbolo de alabanza, apoyo y para mostrar el amor de Dios. Pueden participar niños-as y adultos de toda edad.
Las estrategias de recolección de huellas de mano pueden variar. Una opción sencilla es bordear las manos con un lapicero o plumón dibujando así su contorno. Necesitará tela o papel para hacer la pancarta. Ponga un título en la pancarta. Reúna todas las huellas en esta pancarta gigante para su exhibición. Las huellas pueden ser recortadas o colgadas directamente en la tela. La gente puede añadir su nombre o edad y escribir una oración en las pancartas. La pancarta podría llevar el título “Recuerde a los Pobres” o “Reducir a la mitad la pobreza al 2015”. Incluya el nombre de su iglesia, ciudad.

Únase a alguna actividad pública que se haga en su ciudad, pueblo o comunidad, invitando a la gente para tomar la acción de Compromiso juntos.

No permita que su “compromiso” sea olvidado por las presiones de la vida cotidiana. Como iglesia, evalúe su participación en acciones de justicia a fin de demostrar un evangelio integral en el corazón de su iglesia (puede descargar la evaluación en www.micah2010.org).

Otras opciones de seguimiento a las promesas son: aprender más sobre temas de la pobreza global, levante su voz involucrándose en la campaña de Desafío Miqueas, emprenda acciones prácticas en su comunidad, haga una donación económica o de tiempo a su organización benéfica cristiana favorita que lucha contra la pobreza y ore con regularidad sobre justicia y pobreza.

Animamos a todos-as a que hagan un Compromiso y una huella de mano para que se involucren en la GRAN entrega a fin de que nuestras acciones puedan impactar a nuestros líderes. No queremos que se olviden de la promesa de reducir a la mitad la pobreza global para el 2015.

Promesa:

El Líder dice:
Como cristianos, no vamos a olvidar a los pobres, actuaremos con justicia y levantaremos la voz para los que no tienen voz.
Apoyamos la promesa que se hizo hace diez años por los líderes mundiales para sacar a quinientos millones de personas de la pobreza extrema al 2015.
Con cinco años restantes, no olvidaremos este compromiso con los niños, niñas, mujeres y hombres cuyo potencial, dado por Dios, es reprimido por la pobreza. Creemos que existe razón de esperanza. Nos comprometemos a exigir a nuestros líderes el compromiso que han hecho.
Unámonos hoy con 100 millones de cristiano-as en el mundo, en oración y en compromiso para ver reducido a la mitad la pobreza al 2015.
Todos se unen en la Promesa:

Prometemos no olvidar a los pobres.
Prometemos recordar a nuestros líderes que sean fieles a sus compromisos con los pobres.
Como símbolo del compromiso, dejamos las huellas de nuestras manos.
Juntas, nuestras manos conforman un mensaje para nuestros líderes, pidiendo que actúen con justicia y que se acuerden de los pobres.
Agradeceremos tome fotos del proceso de creación del banner como también del grupo con el producto final. Y nos la envíen para dar a conocer, a través de los medios, las acciones realizadas por la iglesia cristiana. Así también que pueda comentar sobre el número de participantes y el total de las huellas de manos que hayan recolectado para asegurar que Desafío Miqueas pueda sumar los totales por país y a nivel mundial. Nuestra meta es que más de 10 millones de personas en el mundo hagan una huella.






 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba