Mensaje Dominical | Domingo 31 de Octubre de 2010


Dibujo Cerezo Barredo
Sb 11,23–12,2: Dios ama a todas sus criaturas 
Salmo responsorial 144: Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey. 
2Ts 1,11–2,2: No pierdan la cabeza por supuestas revelaciones 
Lc 19,1-10: La salvación llega a la casa de Zaqueo

Jesús nos enseña hoy que el Padre–Dios no deja de ser el mismo, siempre compasivo perdonador, amigo de la vida, siempre saliendo al encuentro de sus hijos y construyendo con ellos una relación nueva de amor.
Las lecturas de este domingo son una preciosa descripción de este comportamiento de Dios con la persona humana. Nos dicen que Dios ama entrañablemente todo lo que existe porque su aliento de vida está en todas las cosas.

El episodio de la conversión de Zaqueo se encuentra en el itinerario o “camino” de Jesús hacia Jerusalén y sólo lo encontramos narrado por el evangelio de Lucas. En él pone de manifiesto el evangelista, una vez más, algunas de las características más destacadas de su teología: la misericordia de Dios hacia los pecadores, la necesidad del arrepentimiento, la exigencia de renunciar a los bienes, el interés de Jesús por rescatar lo que está “perdido”. Este evangelio es una ocasión excelente para recordar que éstos son los temas que se destacan en el material particular de la tradición lucana y que resaltan la predilección de Jesús por los pobres, marginados y excluidos.

RESTAVEKS: Moderno sistema de esclavitud | Por Alexander Cabezas


El “restavek” en Haití, es lo que se podría llamar un moderno sistema de esclavitud. Es un término en lengua creole que en español se traduce “estar con…” o “quedarse con…”. Precisamente lo que ocurre cuando un padre o madre se ve ante una situación precaria es que termina ofreciendo a otra familia o persona adulta, a sus hijos o hijas para que éstas “estén o se queden con alguien” que les podría dar una mejor condición de vida.

El “restavek” era una opción común, por la que optaban miles de familias haitianas antes del terremoto, y según dicen las proyecciones, es una situación que aumentará, a raíz del inesperado desastre. La Iglesia está llamada a hacer

¿Por qué el “restavek” es una opción común para miles de padres? Porque en medio de la desesperación y miseria en la que viven, suponen que con la nueva familia, sus hijos tienen una alternativa que les garantiza un techo, alimento, cuidado, protección y educación.

No obstante, y en la mayoría de las ocasiones, dichas promesas no se cumplen y más bien los niños y las niñas son expuestos a extenuantes jornadas laborales, a un trato humillante y situaciones de violencia y agresiones físicas y sexuales, por parte de sus empleadores. La situación en la que viven los “restaveks”, es bastante compleja; no obstante, es una condición aceptada culturalmente.

Lausana III, artículos publicados, videos y documentos en el Blog de Bernabé



Desde el Blog de Bernabé estuvimos siguiendo atentamente Lausana III y compartiendo en este sitio los pormenores de este evento.

Aquí tienes un resumen de todo lo que compartimos en referencia a este evento.  Esperamos que esto sea de ayuda para la reflexión y trabajo para tu comunidad de fe.  Al final hemos incluído un acceso directo al "Pacto o Compromiso de Ciudad del Cabo", el Primer documento

ARTÍCULOS:

DOCUMENTO DE TRABAJO: Y después de Ciudad del Cabo, ¿Qué? | Por Harold Segura C.

Nuestros amigos de Lupa Protestante, acaban de publicar un documento de trabajo sobre Lausana III del pastor y teólogo colombiano Harold Segura C.  Difundimos este trabajo, seguros que serán un aporte para todo lo que viene en la reflexión y trabajo pos Lausana III en Iberoamérica rumbo al CLADE V
En lo personal considero que la simple relación complementaria entre la evangelización oral y la responsabilidad social estaba bien para 1974, pero no para el 2010. Por eso las preguntas: ¿Qué significa hoy para nosotros la misión integral? ¿Qué elementos deberíamos considerar en nuestra propuesta misionológica para este nuevo siglo que no se quede en la simple complementación (por que en la mayoría de veces no se da la integralidad deseada) de la evangelización y el servicio? En otras palabras, la cuestión fundamental sigue siendo, ¿qué le interesa a Dios y cómo nosotros como su Pueblo participamos en esos propósitos y los consideramos nuestro encargo misionero?
- Harold Segura C. (Y despúes de Ciudad del Cabo, ¿Qué?)
twitter autores.png Sigue a Lupa Protestante en Twitter
Sitio web de Lupa: Lupa Protestante

Entrevista a Ruth Padilla DeBorst, Secretaria General de la FTL en Ciudad del Cabo

Entrevista realizada por Claudia Rosales de Monzón (Guatemala) para El Blog de Bernabé a Ruth Padilla DeBorst, actual Secretaria General de la Fraternidad Teológica Latinoamericana.

Esta entrevista la realizó Claudia en Ciudad del Cabo durante la realización del Tercer Congreso Para la Evangelización Mundial del Movimiento de Lausana; evento que terminó el día domingo 24 de Octubre y que reunió a más de 4.000 delegados de 197 países.


twitter autores.png Sigue a Claudia Rosales de Monzón en Twitter
Sitio web de Claudia: El Rincón del Café

Yo, evangélico me confieso | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (10)
Ciudad del Cabo, Octubre 24 de 2010



Era para estar ahí. Me refiero a la celebración de clausura. Todos, los que llegaron con expectativas y los que trajeron las valijas cargadas de desconfianzas; los optimistas y los pesimistas, repito, todos deberían haber estado allí en el culto de la última noche en Ciudad del Cabo. Comenzamos a las 7:00 p.m. y terminamos a las 9:55 p.m. Tres horas de liturgia profunda, con música de la mejor calidad (un coro de más de 200 voces y una orquesta de músicos profesionales), un sermón que dijo cosas serias y pertinentes (el predicador fue el Dr. Lindsay Brown, actual Director Internacional de Movimiento de Lausana), oraciones previamente escritas, letanías de perdón, de alabanza y, al final, una Cena del Señor (Eucaristía) presidida por el Arzobispo Henry Orombi (Uganda), de la Iglesia Anglicana.

El programa de esta celebración final lo recibimos a la entrada del salón de reuniones. Era un cuadernillo de 31 páginas con todo el texto escrito de lo que cantamos y oramos. Nada se salió del programa; todo en su orden, todo a su hora. La liturgia fue elaborada siguiendo la tradición de la Iglesia Anglicana de Kenia. Yo, disfruté cada minuto, pero me preguntaba para mis adentros qué estarían pensando nuestras mayorías evangélicas latinoamericanas con esta liturgia tan estricta; y con esta celebración tan adornada de elementos simbólicos que, en muchos casos, no son admitidos dentro de nuestras iglesias por ser considerados católicos (ya sabemos lo anti-católicos que siguen siendo algunos sectores). Permítanme me explico. En la pantalla digital que hacía de fondo se proyectaban íconos antiguos e imágenes de Jesús y los discípulos (ni los íconos, ni las otras imágenes forman parte de la tradición evangélica); al frente, en el altar, la mesa del Señor en el centro con dos cirios encendidos a cada lado (¿pueden imaginarse el cuadro?) y una cruz puesta en lo alto al lado derecho de la mesa. Y para completar la sorpresa, un obispo anglicano revestido con su atuendo arzobispal.

Un ecuatoriano en Sudáfrica | Por Jesiel Carvajal

Compartimos las notas de Jesiel Carvajal, "Un ecuatoriano en Sudáfrica" Jesiel es parte de los 17 ecuatorianos y ecuatorianas que participan en el Congreso Lausana III. y Coordinador de Compromiso Cristiano en Visión Mundial Ecuador.

Cape Town #9,  25 de Octubre 2010

Lo concreto desde América Latina

Les comparto una declaración de un grupo de latinos que fruto de las interacciones realizadas por este medio electrónico, se juntó en tres reuniones "de café" para reflexionar sobre algunos temas del congreso. Empezamos con cerca de 16 personas el primer día, fuimos aumentando a 22 el segundo y fuimos como 35 el tercer día.

Esta NO es una declaración de la delegación latinoamericana en pleno, pero es un fruto de los espacios de dialogo que dentro de la delegación latina se generó. Si tienen algunos comentarios seran siempre bienvenidos.

Esta es una expresión concreta de nuestra participación: Reflexiones latinoamericanas desde la Ciudad del Cabo

Cape Town #8, 25 de Octubre 2010


Clausura del Congreso

Ayer en la noche pudimos participar de una clausura que reflejó en una buena medida lo que será la adoración celestial destacada por Juan en su Apocalipsis.

Entrevista a Víctor Rey, Presidente de la FTL en Ciudad del Cabo

Entrevista realizada por Claudia Rosales de Monzón (Guatemala) para El Blog de Bernabé a Víctor Rey, actual presidente de la Fraternidad Teológica Latinoamericana.

Esta entrevista la realizó Claudia en Ciudad del Cabo durante la realización del Tercer Congreso Para la Evangelización Mundial del Movimiento de Lausana; evento que terminó el día de ayer y que reunió a más de 4.000 delegados de 197 países.






twitter autores.png Sigue a Claudia Rosales de Monzón en Twitter
Sitio web de Claudia: El Rincón del Café

Reflexiones latinoamericanas desde la Ciudad del Cabo

Bajo la invitación del III Congreso de Lausana a retroalimentar el proceso y contenido de los documentos del evento, un grupo de la delegación latinoamericana nos reunimos durante tres sesiones de “charlas de café”, en uno de los salones del congreso. En esas reuniones y en las reflexiones efectuadas por correo electrónico; pudimos gozar, valorar y celebrar las diversas expresiones de la Iglesia evangélica en Latinoamérica, dentro del marco de un espíritu de compañerismo cristiano y de las bendiciones derivadas del intercambio de opiniones.

A continuación algunas de las reflexiones planteadas:
  • Agradecemos que los organizadores del congreso hayan tratado de mostrar, en lo posible,  la diversidad de la Iglesia Global en sus variadas realidades y tendencias; que nos ha ayudado a visualizar una perspectiva más amplia de la Iglesia del Señor e identificar que algunos de los desafíos que experimentan ciertos sectores de la Iglesia en el mundo, son similares a la realidad de la Iglesia en Latinoamérica y otros definitivamente muy diferentes y particulares.
  • Como parte de la Iglesia Global y como discípulos de Jesucristo nos hemos gozado con los testimonios y avances de la obra de Dios en otras regiones del mundo y asimismo nos hemos conmovido y solidarizado con las crudas realidades de persecución y muerte por causa del Evangelio que hermanos y hermanas en Cristo sufren en otras latitudes.

Mensaje Dominical | Domingo 24 de Octubre de 2010


Dibujo Cerezo Barredo
Ha 1,2-3;2,2-4: El justo vivirá por su fe
Salmo responsorial 94: Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón."
2Tim 1,6-8.13-14: Reaviva el don que recibiste
Lc 17,5-10: La fe es capaz de lograr maravillas


Los discípulos son conscientes de su poca fe, de su incapacidad para dar su adhesión plena a Jesús y a su mensaje. Por eso le piden que les aumente la fe. Jesús constata en realidad que tienen una fe más pequeña que un grano de mostaza, semilla del tamaño de una cabeza de alfiler. No dan ni siquiera el mínimo, pues con tan mínima cantidad de fe bastaría para hacer lo imposible: arrancar de cuajo con sólo una orden una morera y tirarla al mar. Este mínimo de fe es suficiente para poner a disposición del discípulo la potencia de Dios.

La morera, como la higuera, son símbolos de fecundidad en Israel. La higuera con muchas hojas, de bella apariencia, pero sin higos, es símbolo de la infecundidad de la institución judía, que no da su adhesión a Jesús. Los discípulos tienen fe, pero poca. Con fe, como un grano de mostaza, estarían en condiciones de “arrancar la morera (símbolo de Israel) y tirarla al mar”. Con este lenguaje figurado indica Jesús cuál es la tarea del discípulo: romper con la institución judía, basada en el cumplimiento de la ley y eliminar el sistema de injusticia que representa esa institución con su templo-cueva de bandidos, al frente. Con un mínimo de fe bastaría para cambiar ese sistema.

"... y perdónanos nuestras deudas" | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (9)
Ciudad del Cabo, Octubre 23 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 

Hace quince minutos terminó la última plenaria de este día cuyo tema central fue la integridad. En el programa impreso se anunciaban tres subtemas: humildad, integridad y simplicidad (o sencillez). Tenía mucha expectativa con el énfasis, sobre todo por el interés personal que he tenido en los últimos años en explorar el significado de la espiritualidad cristiana.  A propósito, y si en este espacio se permiten comerciales, tengo uno: Editorial Kairós publicará a finales de este mes la versión en castellano de mi libro publicado hace dos meses en portugués por Editora Ultimato. En portugués, Para que serve a espiritualidade?[1], en castellano, Una iglesia para los demás[2]. Prometo que será el primero y único anuncio.

Bueno, les decía de mi interés por la espiritualidad (de conocer su significado y vivirla más en profundidad) y de mis expectativas con el desarrollo del programa de hoy. Además, quería conocer personalmente y escuchar al Dr. Christopher Wright, escritor de La misión de Dios, uno de los tres mejores textos sobre misionología publicados actualmente en castellano, junto con Misión en transformación, de David Bosch, y Teología para la misión hoy, de dos autores católicos,. B. Bevans y R. P. Schroeder (el prólogo de este último lo escribió el historiador metodista Justo González).

La urgente necesidad de una Teología de la Evangelización: Reflexiones, Insumos, Llamado | Por Jesiel Carvajal

Ciudad del Cabo, Viernes 22-X-2010

Justificación

1. Luego de transcurrido más del 50% del III Congreso Mundial de Evangelización, Lausana III, se hace notoria la urgente necesidad de trabajar, desde América Latina, una Teología de la Evangelización. Esto pensando en que el Congreso ha mostrado tener una deficiencia seria en esta materia por lo que el mismo ha quedado reducido a llamados e invitaciones que reflejan un peligroso dualismo ya superado hace algunos años en nuestro continente.

2. Estamos finalizando la primera década de tercer milenio de la era moderna y el protestantismo hispanohablante no ha elaborado una Teología de la Evangelización que le guíe en el camino de cumplir la Gran Comisión.

3. El pueblo de Dios requiere de pautas bíblico-teológicas que respondan al peculiar momento que vivimos en el mundo.

Particularidades del momento que vive la humanidad

1. Fin de la primera década del siglo XXI

Las minorías también estamos presentes | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (8)
Ciudad del Cabo, Octubre 22 de 2010

Artigo disponível em Português aqui


Después del día libre de ayer (para el reposo) yo pensaba que llegaríamos un poco más descansados, pero no ha sido así. El descanso nos cansó y hoy nos estamos reponiendo de las largas caminatas, del frío (por momentos intentó llover) y del sol que brilló a media luz en la tarde. Hoy he visto gente durmiendo en las sesiones y a otros bostezando a brazos abiertos. Tienen derecho; es parte de las bendiciones preparadas por el Señor para estos días. También en la mañana, cuando iniciamos el estudio bíblico en pequeños grupos, observé que no tuvimos la misma participación y el entusiasmo de los días anteriores. Fuimos a paso lento (yo aún más lento por mi inglés a lo Tarzán) con el texto del día que fue Efesios 4:1-16, donde el apóstol escribe acerca de la unidad de la Iglesia en medio de la diversidad de funciones y de dones.

Me repuse del cansancio tan pronto recordé el tema central del texto: la unidad de la Iglesia. Después de las observaciones del grupo, como todos los días, recibimos una exposición magistral desde la plataforma (a propósito, la plataforma tiene un telón de fondo que es electrónico y su diseño cambia cada diez minutos). El presentador de hoy fue Vaughan Roberts (Reino Unido), escritor, abogado y director de una institución de formación misionera ubicada en Oxford. ¿Qué dirá de la unidad?, pensé para mis adentros con expectativa y curiosidad. Pensé en lo nuevo que se diría sobre el tema ecuménico. También pensé, cómo no, en mi respetado amigo Monseñor Juan Usma Gómez (Colombia), representante del Vaticano como miembro del Consejo Pontificio para la Promoción de la Unidad de los Cristianos, que estaba sentado a pocos metros de mi mesa.

Más el cuarto día, será de reposo | Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (7)
Ciudad del Cabo, Octubre 21 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 

Este fue el cuarto día del Congreso. Iniciamos el domingo con la ceremonia de apertura y después participamos de tres jornadas completas de lunes a miércoles; éstas en horario de 8.30 hasta las 22:45 horas. Hoy fue el día de descanso.

Muchos de los participantes llegaron hasta el Centro de Convenciones a la misma hora de siempre, pero en esta ocasión para encontrarse con algunos amigos y compartir un día de descanso. El Congreso había ofrecido diferentes opciones para este día, entre ellas varios paseos para conocer la ciudad y, además, para visitar obras misioneras y proyectos sociales cristianos. Yo me reuní con un grupo de la delegación chilena, con algunos amigos del Ecuador, con Pablo Moreno, Rector de la Fundación Bautista Universitaria de Cali, Colombia, y con Corina Villacorta, amiga y colega de trabajo, quien fuera Vicepresidenta de Visión Mundial hasta mediados de este año.

Tomamos uno de estos buses turísticos, los de dos pisos, los que ofrecen un recorrido para que los visitantes conozcan la ciudad y para que la ciudad conozca a sus visitantes. ¿No han observado que esos buses son también una exposición ambulante de despistados extranjeros, que siempre miran hacia arriba, que voltean la cabeza para todos los lados y que toman fotos para que sus amigos tengan la prueba evidente de que sí estuvieron lejos? Lo que no entiendo es porque a los turistas les cobran veinte dólares y a la ciudad no le cobran nada. La verdad es que las personas de la ciudad también se divierten ---a veces más que los primeros--- con esta feria de extranjeros.

El Pacto de Lausana | Por C. René Padilla

Artículo de la Revista Iglesia y Misión No. 1 de 1982


El Pacto de Lausana, emitido por el Congreso Internacional sobre Evangelización Mundial que se realizó en Lausana (Suiza) en julio de 1974 pasará a la historia como uno de los documentos cristianos más importantes de nuestro siglo. En solo 2.700 palabras, coloca a la evangelización dentro del amplio contexto de la naturaleza del evangelio y de la vida y misión de la iglesia. Aunque no deja de lado los temas que se encontrarían en cualquier presentación tradicional de la evangelización (v. gr., la inspiración, autenticidad y autoridad de las Escrituras; la singularidad y universalidad de Cristo; la necesidad de la entrega personal a Cristo para la salvación; la prioridad de la evangelización y la necesidad de la instrucción cristiana), va mucho más allá y muestra que la evangelización bíblica es inseparable de la responsabilidad social y política, el discipulado cristiano y la unidad de la Iglesia.

De manera notoria, en primer lugar, el Pacto elimina la dicotomía entre la evangelización y la responsabilidad social y política. Nadie puede pretender que la preocupación social y política haya sido un nuevo descubrimiento de los evangélicos en Lausana. El hecho es, sin embargo, que la responsabilidad social de los cristianos (fundamentada en la doctrina de Dios, la doctrina del hombre, la doctrina de la salvación y la doctrina del Reino) recibe en el Pacto un lugar de prominencia que a duras penas podría considerarse característico de las declaraciones evangélicas. Por supuesto, se dice lo suficiente sobre el tema como para aclarar que la posición adoptada es muy diferente de aquélla en que se reduce la salvación a la liberación sociopolítica y económica. Sin embargo, el reconocimiento de que los cristianos deben compartir la preocupación de Dios “por la justicia y la reconciliación en toda la sociedad humana y por la liberación de los hombres de toda clase de opresión”, y de que “la evangelización y la acción social y política son parte integral de nuestro deber cristiano” (Sección 5) no deja lugar a un concepto unilateral de la misión de la iglesia basado en un divorcio antibíblico entre la proclamación (kerygma) y el servicio (diakonia).

La vivienda de Dios: la nueva y reconciliada comunidad, Efesios 2 | Por Ruth Padilla DeBorst

Ponencia de Ruth Padilla DeBorst en Lausana III, Ciudad del Cabo 2010
Publicado originalmente en el sitio de nuestros amigos de El Rincón del Café
Los videos de esta exposición de Ruth Padilla DeBorst pueden ser vistos AQUÍ 

Hace apenas unos meses, los ojos de millones de espectadores estaban clavados en las escenas televisadas del Mundial de futbol aquí mismo, en Sudáfrica. Algo me llamó la atención mientras observaba a los jugadores: sin importar el color de su camiseta, en momentos cruciales –al comienzo del partido, antes de un tiro libre—muchos, muchos de ellos asumieron esta posición: manos unidas, cabezas gachas, y, luego, ojos alzados en silenciosa plegaria al cielo. El cielo verdaderamente es el lugar donde habita Dios. En los lugares celestiales, leemos en Efesios 1, está el glorioso trono desde donde reina poderosamente Cristo. Y, más allá de los relatos futbolísticos, bien podemos celebrar como hijas e hijos del Rey que gobierna desde los altos cielos, sobre todo reinado, autoridad, poder y dominio (1.21). A la vez, el pasaje de hoy nos invita a considerar cómo se ve ese reinado cósmico en la vida humana, diaria, tangible. Nos ayuda a responder a la pregunta: ¿dónde vive Dios?

Ruth Padilla, Foto Claudia Rosales de Monzón
Algo de trasfondo. El apóstol Pablo escribe desde la prisión a sus compañeros seguidores de Jesús que viven el ciudad portuaria de Éfeso y en la región de Asia Menor. A través del tiempo – por conquista, colonización y emigración—griegos, persas, romanos y judíos se habían entremezclado con los habitantes autóctonos de Anatolia. Diversas expresiones culturales, lingüísticas, socio-económicas y religiosas se mezclaban y chocaban, forzadas al encuentro por la hegemonía de Roma. Las tradiciones estaban siendo desafiadas, las identidades estaban cambiando, y mucha gente se sentía desarraigada, perdida –especialmente quienes estaban en la base de la pirámide social.

Algunas preocupaciones entorno a Lausana III, Cape Town 2010 | Por Claudia Rosales de Monzón


El Congreso de Lausana III goza de buena aceptación en su programación, organización  y desarrollo. Hay buen orden, puntualidad y preparación, algo que se percibe en cada aspecto por mínimo que sea. Sin embargo, es algo que contrasta con algunos hechos a los que me referiré en esta oportunidad y que me preocupan.

Foto Claudia Rosales de Monzón
Para iniciar, contaré que el día de hoy un participante de España me expresó que se está cuestionando si realmente habrá valido la pena haber venido a Cape Town 2010. Sus razones son sencillas. Él dijo que está muy “estadounidense” el asunto (literalmente dijo “muy gringo”). Ahora, las preocupaciones a las que me refiero están por esta misma línea. Antes aclaro que no soy de las personas que desacreditan todo lo que del “norte” viene, aunque he aprendido a sospechar de ciertas intenciones.

En Lausana III, hemos disfrutado muchas cosas y estamos aprendiendo otro montón. Quizás venimos con esa idea, la de escuchar y aprender. Como latinos no tenemos problema con ello. Podemos escuchar de otros sin problema de reconocer que no lo sabemos todo. Sin embargo, también queríamos expresarnos y ser escuchados. Cosa que ellos, pareciera no consideraron tan extensamente. Pienso que tal vez suponen que no se aprende algo de los “alcanzados”. Esta suposición me recuerda lo que un español expresó ante la llegada a su iglesia de un pastor latino. Dijo:

CLADE V se acaba de iniciar esta noche | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (6)
Ciudad del Cabo, Octubre 20 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 

No les había dicho antes nada acerca del orden impecable del lugar donde nos estamos reuniendo (a propósito, fue el mismo salón dónde se hizo el sorteo de series para el pasado Campeonato Mundial de Fútbol), el cumplimiento estricto del programa (todo se inicia y se termina a la hora exacta) y la logística extraordinaria dispuesta para este Lausana III (alimentación, registros, información, sala de prensa, limpieza, orden, en fin). Hasta el momento nunca he demorado más de diez minutos para recibir el almuerzo, nunca más de cinco para encontrar mi asiento, nunca más de tres para ocupar el baño. Esto último, en especial, se agradece mucho.

Ese orden se refleja también en la intencionalidad teológica y pastoral del evento: cada persona que participa ha entregado el texto escrito de su ponencia muchos días antes; el enfoque de su presentación se ciñe a las indicaciones exactas de los organizadores; la forma de vestir cumple las normas establecidas (espero que no hayan incluido el peinado, aunque a veces me parece que algunos caballeros anglosajones parecieran haberse peinado con la ayuda de un editor de fotografía. ¡Qué perfección!). En fin, y los temas, desde la primera canción que entonamos a las 8:30 a.m., hasta la última oración a las 9:00 p.m. encajan como piezas de rompecabezas en un diseño pensado previamente. Sencillamente, impresionante.

Pero digamos algo más serio. ¿Recuerdan que escribí argumentando acerca de la importancia del orden en que se están presentando los temas? Dije que el orden implica una metodología y que ésta, a su vez, expresa un sentido teológico. El primer día fue la verdad; el segundo la reconciliación y, el tercero, el de hoy miércoles, las falsas creencias. La lógica es clara: tenemos algo (la verdad) que está siendo atacado (las falsas religiones), por lo tanto, hay que actuar. Falta sólo la estrategia; esa vendrá en los días siguientes: las prioridades (el qué), la integridad (el cómo) y las asociaciones (con quiénes). Y esto no tendría nada de discutible si no implicara un esquema defensivo-ofensivo de misión. Y claro, hay muchas más opciones para hacer el planteamiento teológico de la misión. El evangelio de Lucas, por ejemplo, propone otro esquema diferente.

¡Que viva Lausana! Reconciliémonos de una vez | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (5)
Ciudad del Cabo, Octubre 19 de 2010

Artigo disponível em Português aqui


La representación de América Latina creo que pasa de 400 personas, incluidos los latinos que viven en otras partes del mundo y que están presenten aquí en Ciudad de Cabo. No he leído un registro oficial de ese número, es un simple cálculo «a vuelo de pájaro», como decía mi abuelo, que hice ayer lunes en una reunión que convocó el Dr. Norberto Saracco (Argentina), Director Internacional para América Latina del Comité de Lausana. Nos reunimos para encontrarnos por primera vez (habrá otra reunión regional), saludarnos y escuchar informaciones generales acerca del Congreso y de nuestra participación en él. Encuentro muy a lo nuestro: informal, cálido, amistoso, aunque con cierta improvisación que casi siempre se disfruta.

Esta reunión latinoamericana terminamos orando por Ruth Padilla DeBorst, Secretaria General de la Fraternidad Teológica Latinoamericana, quien tenía a su cargo la exposición bíblica de hoy. ¡Qué bien nos representa Ruth!, no sólo en este Congreso con su presentación magistral de hoy, sino también en tantos foros internacionales donde ella es invitada. Al ritmo que va, en poco tiempo, yo creo, el Dr. C. René Padilla, su distinguido padre, será conocido como «el hijo de Ruth» (permítanme, René y Ruth, esta nota de humor con cariño).

El tema del día fue la reconciliación y, el capítulo asignado para el estudio bíblico, Efesios 2. En la primera parte del estudio tuvimos el diálogo y la meditación en grupo, después la exposición y, al final, las aplicaciones también en grupo. Para esta última parte, la queja generalizada ha sido el tiempo tan limitado que se nos ha concedido. No creo que haya un solo grupo que haya logrado cubrir las seis preguntas en los veinte minutos programados.

Videos de la exposición de Ruth Padilla DeBorst en Lausana III

Amigos y amigas del Blog de Bernabé, estamos nutriendo este sitio con información y noticias sobre Lausana III.  Por favor siéntete en la libertad de difundir estos posteos en tus redes sociales, usando las opciones de compartir de los mismos en este sitio.

Compartimos con ustedes los videos de la participación de Ruth Padilla Deborst, Secretaria General de la Fraternidad Teológica Latinoamericana, en la plenaria de esta mañana de 19 de Octubre en Ciudad del Cabo exponiendo sobre Efesios 2.  Están en inglés.

Primera parte:





Segunda parte:



La hora de la verdad | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (4)
Ciudad del Cabo, Octubre 18 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 


El programa del Congreso le asigna a cada día un tema especial; el de hoy fue verdad, seguido por el lema: La defensa de la verdad de Cristo en un mundo pluralista y secularizado. Esos temas fueron seleccionados por los líderes de Lausana, que son doce, y que representan diferentes regiones del mundo. Este grupo trabajó durante casi tres años para identificar los desafíos que enfrentarán las iglesias en las próximas décadas. Identificaron estos temas: verdad, reconciliación, creencias del mundo, prioridades, integridad y asociaciones. Con esos ejes y en ese orden se desarrollará el programa de este Lausana III.

En la primera hora y media de cada día tenemos un estudio bíblico participativo de un capítulo de la carta a los Efesios. Los participantes reunidos en pequeños grupos alrededor de una mesa, observan el texto bíblico y después dialogan acerca de los hallazgos de cada uno. A esta primera experiencia participativa, le sigue una presentación exegética por parte de un expositor invitado. Hoy el expositor fue Ajith Fernando (Sri Lanka) y mañana será una mujer latinoamericana, Ruth Padilla DeBorst (Argentina-Costa Rica), Secretaria General de la Fraternidad Teológica Latinoamericana. Después de la exposición, se dan unos minutos más para que los grupos pequeños hagan unas aplicaciones prácticas siguiendo una guía de preguntas preparadas de antemano por el facilitador general de los estudios. Al final de la media mañana, una oración y después del primer receso.

Alegría africana, aunque sin las vuvuzelas | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (3)
Ciudad del Cabo, Octubre 17 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 


El Congreso Internacional del Movimiento de Lausana sobre la Evangelización Mundial fue inaugurado de manera oficial hace pocos minutos. Su Presidente Ejecutivo, el Dr. Douglas Birdsall, tuvo a su cargo el discurso de apertura y las palabras oficiales para inaugurar el evento y dar la bienvenida a los participantes. Fue una ceremonia emotiva por el significado de la ocasión y por la alegría que imprimieron desde los primeros minutos la música, las danzas, el sonido de los tambores y el colorido de los vestidos sudafricanos. La misma alegría espontánea y los movimientos naturales que vimos hace pocos meses atrás durante la celebración de la Copa Mundial de Fútbol. Fue una celebración litúrgica alegre, aunque, en esta ocasión, sin las vuvuzelas.

En la tarde, antes de la ceremonia de apertura, tuvimos el primer encuentro con los compañeros y compañeras de mesa. Me explico: en el gran salón donde estamos reunidos, hay más de seiscientas mesas en las que se sientan de cuatro a siete personas. Así aparece el gran salón; lleno de mesas con sus respectivas sillas alrededor. Cada participante, en el momento de la inscripción, recibió, junto a la programación y demás información pertinente al Congreso, un número que le indica la mesa en la cual participa. En mi caso, se me asignó la mesa # 550, la que comparto con un profesor canadiense, un traductor bíblico de Kenia y un líder del movimiento estudiantil de Guatemala, el Dr. Israel Ortiz. En esa mesa dialogamos, nos conocemos, oramos y escuchamos las plenarias principales.

SE INAUGURA EL TERCER CONGRESO DE LAUSANA

(CapeTown2010.com). El Tercer Congreso de Lausana para la Evangelización Mundial se inaugura en Ciudad del Cabo este fin de semana, el domingo 17 de octubre de 2010. Reúne a 4 000 participantes invitados de 197 países y se extiende a 90 países a través de sitios GlobaLink. El tema del Congreso es “Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo” (2 Corintios 5:19) y cómo dar testimonio de Jesucristo y toda Su enseñanza en cada región del mundo y en cada esfera de la sociedad.

El Movimiento de Lausana, fundado por Billy Graham, se encuentra en una posición privilegiada para convocar a los evangélicos con un propósito común. El Congreso reafirmará las verdades básicas del cristianismo bíblico, y abordará los temas críticos que enfrentará la iglesia durante la próxima década, temas que han surgido de consultas realizadas en todo el mundo. Doug Birdsall, presidente del Movimiento de Lausana, dijo: “Hemos buscado involucrar a líderes evangélicos de todos los continentes. Este es el primer congreso de este tipo en la era digital, y estamos orando para que preanuncie un nuevo momento para la iglesia”.

Mensaje Dominical | Domingo 17 de Octubre de 2010

Fuente: Servicios Koinonia  y CLAI

Dibujo Cerezo Barredo
Ex 17,8-13: Teniendo Moisés las manos en alto, vencía Israel
Salmo responsorial 120: El auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra.
2Tm 3,14–4,2:  Proclama la Palabra a tiempo y a destiempo
Lc 18.1-8: Parábola de la viuda y el juez inicuo

Jesús propuso esta parábola para invitar a sus discípulos a no desanimarse en su intento de implantar el reinado de Dios en el mundo. Para ello deberían ser constantes en la oración, como la viuda lo fue en pedir justicia hasta ser oída por aquél juez que hacía oídos sordos a su súplica. Su constancia, rayana en la pesadez, llevó al juez a hacer justicia a la viuda, liberándose de este modo de ser importunado por ella.

Esta parábola del evangelio tiene un final feliz, como tantas otras, aunque así no suele suceder siempre en la vida. Porque ¿cuánta gente muere sin que se le haga justicia, a pesar de haber estado de por vida suplicando al Dios del cielo? ¿Cuántos mártires esperaron en vano la intervención divina en el momento de su ajusticiamiento? ¿Cuántos pobres luchan por sobrevivir sin que nadie les haga justicia? ¿Cuántos creyentes se preguntan hasta cuándo va a durar el silencio de Dios, cuándo va a intervenir en este mundo de desorden e injusticia legalizada? ¿Cómo permite el Dios de la paz y el amor esas guerras tan sangrientas y crueles, la demencial carrera de armamentos, el derroche de recursos para la destrucción del medio ambiente, la existencia de un tercer mundo que desfallece de hambre, la consolidación de los desniveles de vida entre países y ciudadanos?

Espero, sí, pero ¿qué espero? | Por Harold Segura C.

Harold Segura C. | Crónicas e impresiones desde Lausana III (2)
Johannesburgo, Octubre 16 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 


Antes de subirme al avión que me llevaría hacia Johannesburgo, donde estoy ahora, me encontré en el aeropuerto de Sao Paulo con varios amigos y amigas de las delegaciones de Brasil y de Chile, entre los que había una misionera argentina que trabaja en Portugal. Los chilenos eran Víctor Rey, presidente de la Fraternidad Teológica Latinoamericana y mi compañero de trabajo en Visión Mundial, y Luis Tapia, un joven pastor bautista y profesor de filosofía en Valparaíso a quien conocía por intercambios virtuales a través del Facebook (de esos buenos amigos que uno ha tenido aunque nunca se hayan visto antes. ¡Milagros de la Internet!).

Luis fue quien me dijo que le parecía llamativo que los jóvenes como él llegaran al Congreso de Ciudad del Cabo con tan pocas expectativas, al mismo tiempo que notaba que algunos de los mayores (digamos, los mayores de 40 años, para no sentirnos tan lejos) llegábamos con la esperanza de que sucediera algo significativo. Claro, hay de todo, también están llegando viejos pesimistas (me los he encontrado en varias partes) y jóvenes esperanzados. De todo, como en botica.

Si fuéramos como Samuel | Por Abel García

Durante el período de los jueces, los hebreos no eran más que unas miserables tribus con liderazgos esporádicos de tipo caudillista, muy pobres, siempre a merced de los enemigos que los rodeaban. El libro de los Jueces relata, con frecuencia en un tono mitológico, las vivencias del pueblo y sus disputas con sus vecinos menores, enfatizando la solución vía un líder llamado por Dios que aglutina al pueblo, formando un ejército que por lo general somete al invasor. No hay citas de posibles conflictos con los grandes reinos de la época (Egipto, Mitani, los hititas, Asiria). No se cuentan los pasos del poderoso imperio egipcio en camino a combatir a los otros “grandes”, ni se menciona cuando el territorio palestino fue una especie de “área de seguridad” del territorio faraónico. No era necesario. No es el estilo de los anales antiguos.

Estas idas y vueltas seguramente forjaron en algunos de los ancianos líderes de la época de Samuel la idea de formar un estado-nación con gobierno centralizado como Egipto o Asiria para solucionar permanentemente los problemas de seguridad del pueblo. Ansiaban el desarrollo. Sin embargo, otros pensaban que su propio régimen tribal era algo que Yahveh impuso, divinizando el sistema. Es evidente que Samuel pertenecía a este último partido. Los primeros aprovechan una situación particular (la tremenda corrupción de los hijos de Samuel, los que fungían de jueces delegados) para pedir de una manera definitiva un rey. No debemos malentender 1 Samuel 8:7 (“…Oye la voz del pueblo en todo lo que te digan; porque no te han desechado a ti, sino a mi me han desechado, para que no reine sobre ellos”) en el sentido que Dios se opone al régimen monárquico, pues al final permitió al pueblo tener un rey, sino que nuestra comprensión debe ser enfocada en que la esencia de la petición era el desarrollo político y social que no tenía a Dios en el centro, una política sin Él como eje. Un avance social humanista, abandonando al Dios que los sacó de Egipto.

Lausana III, entre pesimismos realistas y esperanzas tercas | Por Harold Segura C.

Harold Segura C.  | Crónicas e impresiones desde Lausana III (1)
Sao Paulo, Octubre 15 de 2010

Artigo disponível em Português aqui 


En este momento estoy en Sao Paulo, Brasil, en camino hacia Ciudad del Cabo, Sudáfrica, para participar en el anunciado Tercer Congreso Internacional del Movimiento de Lausana sobre Evangelización Mundial, que se realizará del 16 al 24 de octubre. Hay una historia detrás de este magno evento que se origina en el Primer Congreso celebrado en Lausana, Suiza, en 1974, y que reunió a 2700 líderes procedentes de 150 países del mundo. La revista Time opinó por aquellos años que esta había sido «posiblemente la reunión de cristianos de mayor alcance jamás convocada». A algunos de mis viejos profesores los escuché decir que aquel congreso había sido el equivalente al Vaticano II evangélico. Exageración que se comprende.

Desde aquel 1974, los cristianos, sobre todo los latinoamericanos comprometidos con la misión integral de la Iglesia, hemos hecho del Pacto de Lausana nuestro himno de batalla para declarar hasta el cansancio que la misión evangelizadora es más que palabras y que tiene que ver con la responsabilidad social y la promoción de la justicia en el mundo. Casi de memoria aprendimos a repetir el numeral cinco del documento:

RESILIENCIA BAJO TIERRA: Mirada a los 33 mineros | Por Luis Cruz Villalobos


“Damos gracias…”[1].

Decía Anthony de Mello: “No se puede ser infeliz y agradecido al mismo tiempo”, ya no recuerdo en cuál de sus libros, pues he integrado esta aseveración como una certeza personal y cotidiana, que suelo compartir.

Ha sido duro este tiempo para Chile. No necesito detallar.

Pero nos hemos emocionado, algunos hasta las lágrimas, al ver el testimonio de 33 hombres, que son claros ejemplos de gratitud saludable, de felicidad inconcebible, de resiliencia.

En este breve texto, motivado por varios/as amigos/as de nuestra red de investigación de resiliencia y espiritualidad, quiero simplemente detenerme en algunos de los recursos fundamentales con los que cuentan los mineros bajo 700 metros de desierto, y que animan a todo un pueblo tenaz y perseverante a seguir creciendo en estas virtudes nutritivas.

La verdad nos hace libres | Nicolás Panotto


Foto Javier Volcán Flickr.com (1)
En el famoso libro de Eric Fromm titulado El miedo a la libertad vemos que a lo largo de la historia, tanto a nivel social como religioso, se da una doble dinámica donde la libertad, por un lado, se coopta externamente, y por otro, se sofoca cuando el miedo se internaliza. Creo que la más dañina es, sin duda, la segunda. La gente teme ser libre, ¡aunque constantemente clame por ella! ¿Por qué? Porque las certezas, los fundamentos, los cercos, dan “seguridad”. Porque ser libre implica hacerse cargo de lo que uno es o hace. También existen muchos preconceptos erróneos con respecto a la libertad, que la relacionan con el egoísmo, el “libertinaje”, la falta de normas, la inseguridad constante.

Es una pena que lo religioso se relacione generalmente con la falta de libertad. Se lo mira como sometimiento a una norma, una estructura eclesial, una teología, una doctrina, una moral. Respaldar esta falta de libertad desde lo religioso, en mi opinión, posee un peligro extra: el hecho de que esté fundada en Dios mismo, evitando asumir la responsabilidad que dicha carencia tiene que ver con intereses particulares. Hacemos lo que hacemos, creemos lo que creemos, prohibimos lo que prohibimos, porque “Dios así lo quiere”.

Lausana III, Visión e Historia

Lausanna III
Congreso Internacional de Evangelización Mundial
16 – 25 de Octubre 2010 – Ciudad de Cabo, Sud Africa
www.movimientolausana-lac.com

Origen del Movimiento de Lausana

En 1974, Billy Graham convocó a más de 2700 líderes cristianos de 150 países en la ciudad de Lausana, Suiza, para un Congreso Internacional de Evangelización Mundial. La revista TIME calificó este evento así: “posiblemente la reunion de cristianos de mayor alcance jamás convocada.”

El Pacto de Lausana, cuyo principal artífice fue el teólogo Jon Stott, ha sido considerado como uno de los documentos contemporáneos más importantes sobre la vida y misión de la iglesia.

Lausana contribuyó en dos sentidos significativos al movimiento misionero global: La preocupación por los pueblos no alcanzados, y el llamado latinoamericano a reconocer que la responsabilidad social es parte esencial del Evangelio.

Recordando a Amós | Por Abel García


Amós
Debo reconocer previamente que he leído poco, en todo mi tiempo de cristiano, a los profetas denominados “menores” salvo a Jonás por la recurrencia en las prédicas oídas y a Malaquías por la insistencia de los líderes de la congregación con respecto al muy sensible tema del diezmo, aunque he tratado de remendar mi falta con mis recientes estudios veterotestamentarios. Considerando esto ingreso en el mundo de Amós.

¿Cuáles son las características del tiempo, del contexto? Él fue un profeta dirigido al reino del norte aproximadamente en el siglo XIII a.C en un tiempo de relativa paz y mucha prosperidad. La bonanza económica era notoria –de haber tenido un instituto de estadística o un ministro de economía, los reyes hebreos habrían anunciado con mucha publicidad el crecimiento de la economía de la época-, mucho lujo en ciertos estratos pero con una desigualdad calamitosa y abusos notorios contra los pobres desde el punto de vista económico (salarios deplorables, iniquidades en el comercio, adulteración en las pesas y medidas) como el legal (corrupción en los jueces, injusticia institucionalizada). Era en la práctica un sistema que abusaba enormemente de unos en detrimento de otros.

Desde el punto de vista religioso hubo una vida de fe ficticia. Los lugares sagrados rebosaban de gente, activismo, sacrificios al maximo de su capacidad, diezmos al tope y prédicas sacerdotales frecuentes y, seguramente, impactantes, lo que les sustentaba una actitud de falsa seguridad: tranquilos y felices de la situación del país ya que pensaban que nada les iba a pasar porque “cumplían” todos los requerimientos religiosos que representaban obediencia a Dios y, por lo tanto, la nación estaba protegida ante cualquier amenaza. La verdad era, sin embargo, que el pueblo del norte estaba concentrado en las apariencias y habia olvidado a Dios completamente. Su religión no era más que los actos cultuales, el incienso y la sangre de los corderos en el altar pero Jahveh estaba muy lejos de sus vidas.

El Dios de los mil nombres... | Por Ignacio Simal

¡Socorro! ¡Por favor ayúdenme! La petición de auxilio rompía el silencio de la noche. Causaba inquietud a los que la escuchaban desde sus hogares. Pero a quién se dirigía el desesperante llamado, nadie lo sabía. No citaba el nombre, ni los apellidos del anónimo receptor del mensaje.

Bien podía haber pedido auxilio diciendo claramente a quién iba dirigido. Por ejemplo, ¡Pepe! ¡Socorro!, o tal vez – ya que existen muchos “Pepes” en el mundo- podría haber citado el nombre, apellido y número de DNI del que debía recibir el mensaje. La ausencia de destinatario permitió que los que escuchaban los desgarradores gritos siguieran tranquilamente en su casas –aunque algo incomodados por las voces del que pedía socorro-. El mensaje no iba dirigido a nadie. La víctima que estaba detrás de la petición de auxilio no había hecho bien sus deberes, y por ello su mensaje nunca llegaría a algún receptor. Nadie supo cómo acabó la historia… ¡Qué más da!

Mensaje Dominical | Domingo 10 de Octubre de 2010

Fuente: Servicios Koinonia  y CLAI
Dibujo Cerezo Barredo
2R 5,14-17: Volvió Naamán donde Eliseo, y alabó al Señor
Salmo responsorial 97: El Señor revela a las naciones su salvación.
2Tm 2,8-13: Haz memoria de Jesucristo, el Señor
Lc 17,11-19: ¿No fueron diez los sanados? ¿Dónde están los otros?

Entre samaritanos y judíos –habitantes del centro y sur de Israel, respectivamente- existía una antigua enemistad, una fuerte rivalidad que se remontaba al año 721 a.C. en el que el emperador Sargón II tomó militarmente la ciudad de Samaría y deportó a Asiria la mano de obra cualificada, poblando la región conquistada con colonos asirios, como nos cuenta el segundo libro de los Reyes (cap. 17). Con el correr del tiempo, éstos unieron su sangre con la de la población de Samaría, dando origen a una raza mixta que, naturalmente, mezcló también las creencias. "Quien come pan con un samaritano es como quien come carne de cerdo (animal prohibido en la dieta judía)", dice la Misná (Shab 8.10). La relación entre judíos y samaritanos había experimentado en los días de Jesús una especial dureza, después de que éstos, bajo el procurador Coponio (6-9 p.C.), hubiesen profanado los pórticos del templo y el santuario esparciendo durante la noche huesos humanos, como refiere el historiador Flavio Josefo Ens. obra Antigüedades Judías (18,29s); entre ambos grupos dominaba un odio irreconciliable desde que se separaron de la comunidad judía y construyeron su propio templo sobre el monte Garizín (en el siglo IV a.C., lo más tarde). Hacia el s. II a.C., el libro del Eclesiástico (50,25-26) dice: “Dos naciones aborrezco y la tercera no es pueblo: los habitantes de Seir y Filistea y el pueblo necio que habita en Siquén (Samaría)”. La palabra "samaritano" constituía una grave injuria en boca de un judío. Según Jn 8,48 los dirigentes dicen a Jesús en forma de pregunta: ¿No tenemos razón en decir que eres un samaritano y que estás loco?

“Soy una de ellas que sigue a Jesús” | Por Alejandra Ortiz

“Quizá te busquen porque naciste, quizá te midan por mujer.
Quizá te acosen porque creciste, quizá te odien por mujer.
Pero no dejes de ser la niña que abraza todo lo que hay en si.
Pero no dejes de ver el mundo como un espacio por compartir…” Pedro Guerra

Para comenzar, 

Plantear el tema sobre la relación hombre-mujer en el seno de la Iglesia y las implicaciones para la misión constituye un tema abierto, con la posibilidad de plantear diferentes perspectivas. Estamos hablando de realidades que se viven en un entrecruzamiento entre la cultura, la interpretación de las Escrituras y patrones heredados por diferentes comunidades cristianas, que además debemos ubicar social y geográficamente. Es un tema en el cual no se puede generalizar, pero cada vez resulta más importante dialogarlo y reflexionar a partir de nuestro contexto actual.[1]

En esta breve ponencia intentaré dar un rápido recorrido al asunto de los estudios de género y las alternativas para concebir a las mujeres en su propia historicidad, al menos para situarnos en un contexto. Comentaré sobre algunos escritos[2] que tratan de reivindicar el papel de la mujer en la Iglesia actualmente y su interpretación sobre algunos pasajes bíblicos, mientras que tomaré de mi propia experiencia y reflexión al compartir estudios bíblicos -con mujeres- donde Jesús se relaciona con ellas en su época[3]. Este documento tiene el propósito de animar al dialogo serio y comprometido sobre el papel que ocupamos en la Iglesia y la misión, y alentar que como individuos y comunidades de cristianos y cristianas podamos caminar juntos, conscientes de nuestro contexto, buscando ser fieles a quien nos ha llamado a su Reino de Vida. Además, debemos reflexionar, escribir y articular nuestras propias posturas, lecturas, perspectivas y experiencias en el peregrinaje cristiano. Por mi parte, estoy más consciente de las limitantes de este trabajo, que de su posible alcance, pero creo que debemos comenzar por algo, así que aquí está un…

Calvino Vivo | Por Ariel Corpus

Calvino Vivo. A propósito de Un Calvino latinoamericano para el siglo XXI. Notas personales, de Leopoldo Cervantes-Ortiz


El año pasado en todo el mundo las iglesias de tradición reformada conmemoraron los 500 años del natalicio del reformador franco-ginebrino, Juan Calvino. Sin duda, estos festejos se visualizaron en los cultos que los creyentes tuvieron a bien realizar en diversos países. En México las iglesias reformadas, llamadas presbiterianas, también se unieron a estas fiestas de diversas maneras. A raíz de tal conmemoración la Iglesia Nacional Presbiteriana de México, tuvo a bien incluir en varios números de El Faro, su órgano oficial, algún escrito relacionado con el legado del reformador, así como noticias y actividades al respecto. Sin embargo, hay que advertir que la reflexión sobre Calvino no es reciente, ya que a pesar de la coyuntura ha existido el interés de algunos intelectuales calvinistas por traer a colación el legado histórico que representan, desde una visión adecuada al contexto latinoamericano. Tal es la virtud del texto que presenta Leopoldo Cervantes-Ortiz(México, El Faro-CUPSA-Centro Basilea-Federación de Iglesias Protestantes Suizas, 2010).

La figura de un Calvino latinoamericano irremediablemente inquieta a un lector cuyo tema de interés es el protestantismo, pues en México no se puede entender la presencia protestante si se omite el legado calvinista. Sin embargo, como bien señala el autor, hay muchas formas de acercamiento a Calvino, “…el de Spurgeon, el de Kuyper, el de Barth, el de Moltmann, el de Lukas Vischer, o incluso el de Gerardo Nyenhuis”. Esta diversidad no es reciente, pues obedece a posiciones teológicas divergentes entre sí, ya que los procesos que han vivido las iglesias de tradición reformada han dado a luz una multiplicidad de presbiterianismos fundamentalistas y conservadores. Creo que esto sucede por tratarse de un personaje sumamente polémico y que ha sido tachado de muy diversas maneras desde diferentes trincheras: como el padre del capitalismo, como un autoritario o incluso como un intolerante.

Declaración Pre-Lausana, Consulta Regional América Latina y El Caribe

Consulta Regional Pre-Lausana
“Iglesia, Generaciones Emergentes, y la Violencia
América Latina y el Caribe

Luego de haber orado, reflexionado, celebrado y de haber estado reunidos y reunidas en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana del 27 al 29 de Abril del 2010, un grupo de veintiséis representantes de la región latinoamericana y caribeña, nos dimos a la tarea de vivir una consulta sobre el tema de la iglesia, generaciones emergentes y violencia. Esta consulta fue organizada por Raíces, Viva y Compasión Internacional y auspiciada por el Movimiento Lausana y el Movimiento Juntos por la Niñez en Latinoamérica y El Caribe.

Durante este encuentro consideramos que:

• Hemos visto con alegría que nuestro continente latinoamericano y caribeño es una región joven, en donde al menos el 43 % de la población es menor de 20 años. Pero con tristeza reconocemos que de esta cifra, más del 50% vive en situación de pobreza, representando al menos 58 millones de personas.

• El contexto regional latinoamericano y caribeño sufre una situación de violencia y destrucción que atenta a la calidad de vida de las personas. Este sistema de abuso y dominación está en contra del desarrollo de los propósitos del Reino de justicia, paz y alegría. (Romanos 14:17)

Él es la verdad: la invitación cristiana en tiempos posmodernos | Por Luis Marcos Tapia

Desde el 16 al 24 de Octubre del presente año tendrá lugar el Tercer Congreso del Movimiento de Lausana en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Uno de los temas centrales del Congreso será: “La defensa de la verdad de Cristo en un mundo pluralista y globalizado”. Este pequeño escrito busca desarrollar algunas reflexiones personales en torno al tema y contribuir al diálogo previo a Lausana III.

Uno de los aspectos que más se critica de la cultura posmoderna es su abandono de la verdad absoluta. Es posible, sin embargo, que ciertas concepciones posmodernas en torno a la verdad ayuden al cristianismo y a la teología cristiana a redescubrir de la buena noticia de Jesucristo como una invitación a una vida plena más que una verdad proposicional absoluta a ser defendida.

Es innegable que en estos tiempos posmodernos se ha puesto en cuestión la idea misma de la verdad y de los valores que de ella se derivaban. Se ha abandonado la pretensión de que la razón humana pueda alcanzar la naturaleza de las cosas y esto ha dado paso al contextualismo, pragmatismo y relativismo. En la posmodernidad “el problema no es que hayamos dejado de creer en Dios, el problema es que ahora creemos que no se puede creer; el problema no es la duda sobre la Verdad, ni las metodologías para alcanzarla, sino la duda sobre nuestra capacidad para descubrirla”[1]. Con respecto a la relación del cristianismo con la posmodernidad Juan Martín Velasco afirma que:

Con el espíritu de la Reforma rumbo a Lausana 2010 | Por Alexander Cabezas


El 31 de octubre 1517, es la fecha que se conmemora la Reforma Protestante. Este hecho nos recuerda el gesto de aquel monje agustino, doctor en teología, quien luego de un proceso de reflexión y lucha interna, decidió exponer sus ideas. Su intención original era convocar a un debate teológico con los eruditos de su tiempo. ¡Estos fueron sus famosas 95 tesis! Lo cierto es que Lutero jamás imaginó que las verdades expuestas en esas cartillas, no solamente tendrían valor para el círculo académicos de ese entonces, sino que saltarían como bandadas de palomas puestas en libertad, impactando a todas las esferas de la iglesia y el pueblo, hasta nuestra actualidad.

Monumento Internacional de la Reforma, Ginebra, Suiza
Claro está, la reforma no inició con Lutero; fue un proceso que empezó a gestarse siglos atrás por distintos movimientos conformados por hombres y mujeres disconformes con las influencias que dejó el emperador Constantino. Este hombre se había convertido al cristianismo y en el año 313 promulgó un edicto de tolerancia religiosa hacia los cristianos. Dichas acciones pronosticaban el cese de casi 300 años de persecución y el advenimiento a tiempos de paz; pero en realidad era el presagio de nuevas artimañas que amenazaban con destruir la identidad de la Iglesia. Como reacción a esta alianza: “Iglesia e imperio”, se empezó a notar cambios que en nada contribuían a fortalecer las bases del cristianismo, mientras la iglesia se marchitaba por la aridez de su trato.

Domingo 10 de Octubre, Día Mundial de Oración por la Lucha contra la Pobreza

Fuente: Fraternidad Teológica Latinoamericana

¿Qué es el Día Mundial de Oración por la lucha contra la pobreza?
(Micah Sunday)


La CAMPAÑA DESAFÍO MIQUEAS es un proyecto conjunto de la Alianza Evangélica Mundial y de la Red Miqueas que busca que los cristianos-as nos comprometamos en la lucha contra la pobreza desde la comprensión de nuestra fe y en el marco de un acuerdo que en el año 2000 las Naciones Unidas (NNUU) fijaron para reducir la pobreza y que señala Ocho Objetivos para lograrlo, conocidos como los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

La Campaña está inspirada en importantes estatutos alcanzados por ambas organizaciones en el año 2001 alrededor de los temas de misión integral y compromiso cristiano. Se lanzó mundialmente, el 15 de Octubre del 2004, al mismo tiempo que la ceremonia de las Naciones Unidas por el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Así, la CAMPAÑA DESAFIO MIQUEAS se nos presenta, a las iglesias evangélicas, como una oportunidad para intervenir proféticamente en el mundo, alzando nuestra voz como cristianos-as contra las diversas formas de injusticia que han condenado a más de las tres cuartas partes de la población mundial a sobrevivir en situaciones de extrema miseria. Asimismo, la coyuntura de presión mundial para el cumplimiento de los ODM también nos permite visualizar nuestro mensaje frente al mundo, aportando desde nuestra identidad evangélica y logrando que aquellos que tienen poder para decidir tomen en cuenta nuestra voz.

Mensaje Dominical | Domingo 3 de Octubre de 2010


Dibujo Cerezo Barredo
Ha 1,2-3;2,2-4: El justo vivirá por su fe
Salmo responsorial 94: Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: "No endurezcáis vuestro corazón."
2Tim 1,6-8.13-14: Reaviva el don que recibiste
Lc 17,5-10: La fe es capaz de lograr maravillas

Los discípulos son conscientes de su poca fe, de su incapacidad para dar su adhesión plena a Jesús y a su mensaje. Por eso le piden que les aumente la fe. Jesús constata en realidad que tienen una fe más pequeña que un grano de mostaza, semilla del tamaño de una cabeza de alfiler. No dan ni siquiera el mínimo, pues con tan mínima cantidad de fe bastaría para hacer lo imposible: arrancar de cuajo con sólo una orden una morera y tirarla al mar. Este mínimo de fe es suficiente para poner a disposición del discípulo la potencia de Dios.

La morera, como la higuera, son símbolos de fecundidad en Israel. La higuera con muchas hojas, de bella apariencia, pero sin higos, es símbolo de la infecundidad de la institución judía, que no da su adhesión a Jesús. Los discípulos tienen fe, pero poca. Con fe, como un grano de mostaza, estarían en condiciones de “arrancar la morera (símbolo de Israel) y tirarla al mar”. Con este lenguaje figurado indica Jesús cuál es la tarea del discípulo: romper con la institución judía, basada en el cumplimiento de la ley y eliminar el sistema de injusticia que representa esa institución con su templo-cueva de bandidos, al frente. Con un mínimo de fe bastaría para cambiar ese sistema.

Tercer Congreso del Movimiento Mundial de Lausana "Lausana III"

En el Blog de Bernabé nos interesa todo aquello que tenga que ver con la fe cristiana, y el Tercer Congreso del Movimiento Mundial de Lausana "Lausana III" en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, a realizarse del 16 al 24 de Octubre es un evento que no podemos pasar desapercibido.

Nuestra América Latina será representada por varios líderes cristianos y cristianas de destintos sectores del quehacer de misión protestante evangélico y especialmente seleccionados en un proceso nacional en cada país.

Desde el Blog de Bernabé seguiremos el evento atentamente y compartiendo en este sitio los pormenores de este evento sobre el cuál muchos tenemos grandes expectativas.

Las pruebas en medio del liderazgo | Por Alexander Cabezas


El ministerio de Jesús, no inició un domingo por la tarde con un sermón que arrancó aplausos. Mateo nos dice que fue luego de ser bautizado y llevado por el Espíritu Santo al desierto, para ser puesto a prueba por cuarenta días y cuarenta noches (Mateo 4:1).

Estando en esta condición de vulnerabilidad, recibió la visita de Satanás, quién le extiende una invitación algo inusual. En resumen, le trató de persuadir a confiar en sus fuerzas y no en Dios y que manifieste su identidad mesiánica antes del tiempo designado para su ministerio.

Como seguidores de Cristo no estamos exentos de atravesar por pruebas o tentaciones ministeriales de diferente índole. Constantemente estaremos expuestos a escuchar en medio de nuestros desiertos, los susurros de Satanás que nos dirá: “Si eres líder tienes derecho a…” “Si eres líder haz esto o aquello…” “Aprovecha tu posición, te lo mereces”.
 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba