¡Feliz año 2011!


"Tú coronas el año con tus bondades,
y tus carretas se desbordan de abundancia"

- Salmos 65:11 NVI

El Apocalipsis en su contexto histórico | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan

Ningún libro se escribe en el vacío. El Apocalipsis, como cualquier otro libro, se entiende bien sólo en estrecha relación con su contexto. Se escribió frente a un contexto complejo, que podemos llamar los múltiples "mundos" de Juan: su mundo político fue el imperio romano, bajo el emperador Domiciano. Su mundo geográfico fue la provincia romana de Asia Menor, aunque probablemente nació en Palestina. Su mundo existencial fue la isla penal de Patmos. Su mundo literario consistió en las escrituras hebreas, la vasta biblioteca de escritos apocalípticos y rabínicos, y en menor grado los rollos de Qumrán. Su mundo espiritual, además del Antiguo Testamento, abarcó su ministerio pastoral, su llamado profético y la vida litúrgica en las comunidades. De algunas de estas áreas del mundo de Juan hemos hablado ya, y otras son de por sí evidentes.

El imperio romano a finales del primer siglo: Después de haber sido una monarquía (753-510 a.C.) y una república (509-31 a.C.), bajo el reinado de Augusto (cuyo nombre propio era Octavio) Roma se convirtió en imperio (31 a.C-527 d.C.). Augusto tomó el título de princeps senatus, que a diferencia de consul no se compartía con otro colega igual ni tenía que someterse a elecciones anuales. Bajo su larga y muy eficiente administración, concentró en sus propias manos todo el poder, incluso el de vida y muerte, de guerra y paz, en Italia y en las provincias. Además, logró una sucesión pacífica del poder para su hijo adoptivo, Tiberio. Su dinastía duró hasta el suicidio de Nerón en 68 d.C. Esas reformas dieron gran estabilidad al imperio e inauguraron un largo período de pax romana.

Errar es bueno | Por Nicolás Panotto

Es común pensar que errar es malo. Errar es una equivocación. Pero, ¿qué es errar? Más aún: ¿por qué decimos que erramos? Errar implica la existencia previa de un “blanco”. Ahora, ¿de dónde salió ese blanco que condiciona nuestra “puntería”? Más aún, ¡¿quién lo puso delante de nosotros?!

Sigo pensando: ¿errar significa transformarse en errante? ¡Qué dañinas las subjetivaciones! Mi condición, mi esencia, a veces de por vida, se ve sujeta a “aquello” que hago o hice, a ese “error” que cometí.

¿Qué sería la vida sin errores? Imaginémoslo por un momento. ¿Sería posible? ¿Existe ese camino derecho, único, sin vueltas, sin fisuras? (¡Ay, qué escalofríos!) ¿Significa esto que “hacer bien” es no errar, o sea, ir hacia un blanco predeterminado, sin irme por la tangente, “caminar derechito”?

Veo la imagen del camino en mis expresiones. Es que ella es una de las mejores metáforas para definir la vida. ¿Acaso ella no encuentra su valor en la posibilidad de moverse dentro de las multiformes posibilidades que se le presentan? ¿Acaso Dios mismo no nos abre hacia ellas para elegir libremente? (¡Libertad!: esencia del ser humano, sello de la divinidad en la existencia) Se dice que errar es malo por “salirse del camino”. ¿Pero acaso lo malo no sería esa visión de la vida que achica sus enormes potenciales a un camino acotado, derecho, único? ¿No es eso desperdiciar vida?

Jesucristo, el canto de las otredades | Por Leonardo Alvarez


El título del presente artículo está inspirado en un diálogo con un amigo sociólogo, con quien he tenido importantes conversaciones sobre el ser y quehacer de nuestro país. La otredad representa en un contexto socio – cultural, a todos aquellos grupos que se encuentran al margen, desvinculados de los poderes de turno y en una condición de subordinación. Se refiere a los sin voz, a aquellos que no encajan dentro de los temas mediáticos a los que no son validados por sus diferencias educacionales, económicas, morales, entre muchas otras.

La otredad surge siempre en constante tensión con el poder, por lo que mientras existan grupos dominantes, llevando a cuesta una ideología de turno, siempre existirán las otredades tratando de subsistir en la oscuridad y la invisivilización.

En la época en que Jesucristo irrumpe en la historia no fue diferente. Los grupos dominantes estaban estructurados con esa destructiva complicidad de poder político y religiosa que nos ha perseguido hasta nuestros días. Hace pocos días tuve la oportunidad de visitar Uruguay donde pude conocer algo de su historia y su reconocida laicidad, la cual, me contaban algunos amigos, proviene de ser el primer país en lograr la separación Iglesia- Estado, lo que se remonta al 1918. Chile y el resto de América Latina ha vivido la misma experiencia histórica con sus respectivas características, y hemos sido testigos como, a pesar de ello, la religiosidad sigue ocupando un rol preponderante en mucho del quehacer desde las naciones, no solo en las repercusiones de beneficencia sino también, muchas veces, desde el poder que les confieren los números.

Navidad, o la historia del Dios que “nació de nuevo” | Por Ignacio Simal

En una ocasión, Nicodemo, un principal de los judíos, visitó a Jesús durante la noche. Sostuvo una conversación con él. Durante la conversación, Jesús, le dijo que para ver / entrar en el mundo según Dios debería nacer de nuevo (Jn. 3:3,5). A lo que Nicodemo respondió: ¿Cómo puede una persona nacer siendo vieja? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?

Y ahí, si se me permite, se encuentra el meollo de la Navidad. La posibilidad que se le concede a cada ser humano de rehacer su biografía, y no depender de la herencia que ella nos ha ido dejando durante el espacio de tiempo que ha transcurrido desde que salimos del vientre de nuestra madre.

Dios es el ejemplo de ello. Dios, a través de su encarnación en Jesús, regresa al vientre de la historia, la madre de todos nosotros, y nace de nuevo. Nace de nuevo en Jesús, e inicia un recorrido mediante el que recompone su propia biografía. Una biografía maltratada por la mano del ser humano.

Biblia, historias de terror e infancia | Por Ignacio Simal

“Vi un ángel que estaba de pie en el sol, y clamó a gran voz diciendo a todas las aves que vuelan en medio del cielo: «¡Venid y congregaos a la gran cena de Dios! Para que comáis carnes de reyes y capitanes y carnes de fuertes; carnes de caballos y de sus jinetes; carnes de todos, libres y esclavos, pequeños y grandes” (Apo. 19:17,18), escribió hace siglos el vidente de Patmos.


El apocalíptico Juan describe en su texto, entre otras descripciones, una escena dantesca y macabra a la que denomina “la cena de Dios”. Las aves del cielo desgarran las carnes de los muertos en el campo de batalla. “Dios ha vengado la muerte de sus siervos”, escribirá (Apo. 19:2). Ante tal escena y comprensión del actuar divino, ¿qué podemos decir?

No quiero guardar silencio ante las “historias” de terror que en muchas ocasiones describe la Biblia. Sí, son imágenes que responden a otros parámetros culturales y teológicos, pero ello no evita que produzcan en mi, y en muchos cristianos, una cierta desazón y, por qué no decirlo, cierta repugnancia. No reflejan al Dios que se manifestó a través de la buena noticia que anunció Jesús de Nazaret, Dios hecho carne.

Urgidos de transparencia | Por Abel García


Wikileaks es el tema de moda, qué duda cabe. El gallinero está revuelto porque los gringos han estado husmeando por todas partes (en realidad, eso ya lo sabíamos, pero una cosa es suponerlo y otra –muy diferente- es confirmarlo con hechos) y nos estamos enterando de cosas de todo calibre. Que las pastillas que toma Cristina, que la frontera sur de México es una coladera, que tal canciller es un incompetente, que aquel primer ministro tiene un negociado con tal producto… nada que no se discutiese en los pasillos de edificios oficiales de todo el mundo. Nada nuevo, en realidad. Pero igual, Estados Unidos nos está mostrando una cara que los deja en condiciones miserables, disminuidas inclusive hasta ante sus aliados. Han perdido la confianza.

Recuerdo que una vez nos pusieron en una disyuntiva durante un ejercicio ficticio en la iglesia: imagina que existiese una cámara que sin que nos diéramos cuenta grabó cada paso de nuestra vida, desde el nacimiento ante hoy. ¿Te sentirías orgulloso si ese video se muestra? ¿Qué tan cómodo te sentirías si todos pudieran ver el contenido de esa filmación? Sin excepción, todos comentamos que preferiríamos que eso se mantenga como está; esto es, en el profundo secreto. Realmente es un escenario que no quiero ni imaginármelo. O sea, todos sabemos que fallamos y que tenemos nuestros asuntillos, “nadie es perfecto” decimos con frecuencia, pero estamos tranquilos con las suposiciones, no con las confirmaciones. La pesadilla de la difusión le ha sucedido al gobierno norteamericano. Cada día vemos más secuelas del escándalo, agravándose con la evidente persecución al causante de la filtración.

Entre bipolaridades y pluriformidades

Las Teologías de la Liberación Latinoamericanas (TLL) ya tienen en su haber más de 35 años de historia (un poco más, un poco menos según el/la historiador/a). Y es por ello que durante todo este tiempo, hasta el día de hoy, ha sido ampliamente analizada, lo cual refleja su importancia y relevancia para el ámbito de la reflexión teológica (como dijo un amigo: “toda teología que intente plantear algo serio debe indefectiblemente cruzar por las aguas de las TLL”).

La discusión en torno a esta propuesta teológica es tan amplia que abarca muchísimas áreas de la metodología teológica en general: la dogmática, la eclesiología, las ciencias sociales, la misiología, la teología sistemática, etc. Pero en esta ocasión me gustaría centrarme en los aportes actuales en torno al sentido de la mediación socio-analítica de las TLL, partiendo de un texto de Ivan Petrella (doctor por la Universidad de Harvard, profesor en el Departamento de Estudios Religiosos de la Universidad de Miami) que estudiamos junto a un grupo de estudiantes hace un tiempo atrás llamado “Teología de la liberación, capitalismo y democracia: hacia un nuevo proyecto histórico” (2000:213-230).

"Soy indispensable" | Por Abel García


Eso es lo que cree mucha gente, usualmente si son líderes de organizaciones de muy diferente calibre, cuando pretenden mantenerse en el control del poder por toda la vida si pudieran. Los argumentos son muy diversos, yendo desde la justificación por eso del “vox populi, vox dei” de los dictadores a la solemnes citas eclesiales de dogmas vetustos, leyes anacrónicas o palabras profético-inspiracionales que dicen, serias, que organismos como la iglesia no son instituciones humanas, que eso de democracia no existe allí, que en el fondo las balotas y ánforas no son voluntad de Dios. Si no, las votaciones estarían en la Biblia, pues, me dijo un día una hermana con aplomo marcial.

Sé que el tema de reelecciones puede ser complejo en algunos estamentos. A mi entender, organismos de base democrática deben tener, necesariamente una sana rotación de mandos, por cuestiones de productividad, sanidad y permanencia en el tiempo. La gente también se deprecia –por decirlo en alguna manera-, se cansa y pierde creatividad. Necesita renovarse y no lo conseguirá haciendo lo mismo. Además, el deseo de poder nos va comiendo por dentro y nos transforma lentamente. Nuestros políticos, en todos nuestros países, son un triste ejemplo de eso: demasiados están deformados por su ambición. La renovación, insisto, es fundamental. Por ello, por principio, no deben existir reelecciones en instituciones que se precien de democráticas. Al menos, no inmediatas -sin jugarretas como la que quisieron armar los Kirchner en Argentina, con su idea de la alternancia-.

La propaganda es un arma predilecta del dragón | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan

¡Satanás es el dueño de muchos medios
de comunicación masiva!
(Relectura contextual de Apocalipsis 13)


Después vi que de la tierra subía otra bestia.
Tenía dos cuernos como de cordero,
pero su voz era la voz del dragón.
Ejercía toda la autoridad de la primera bestia
en presencia de ella,
y hacía que la tierra y sus habitantes adoraran a la primera bestia...
(Apocalipsis 13:11-12)

La interpretación del falso profeta como ministro de propaganda, y del dragón como especialista en engaño (12:9; 13:14; 18:23; 19:20; 20:3,8,10; cf. 2:20), toca un tema muy central al argumento del Apocalipsis. El falso profeta, en servicio al dragón y la bestia, es el encargado de las mentiras del Sistema. Y eso, para Juan, es diabólico.

En la visión del milenio, el dragón fue encadenado y echado al abismo "para que no engañara más a las naciones" (20:3; ¡censura de la propaganda engañosa!), pero apenas termina su sentencia en la prisión y "saldrá para engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra" y conducirlos a una nueva guerra (20:8). Eso, en lenguaje moderno, se llama propaganda de guerra, montada sobre el caballo rojo en sus maquinaciones belicistas para quitar la paz de la tierra (6:4).

¡Música Maestro!: Una experiencia ecuménica | Por Alexander Cabezas

La última semana de noviembre se realizó el Segundo Encuentro del Foro Cristiano Mundial (Global Christian Forum) en San José, Costa Rica. Unos 40 líderes de 19 países de América Latina y el Caribe y de la iglesia ortodoxa rusa, católica, anglicana, evangélicas, entre otras, nos reunimos para profundizar el compromiso con la Palabra de Dios y la misión cristiana.

Particiopantes II Encuentro Latinoamericano Foro Cristiano Mundial
Tuvimos un tiempo muy especial gracias al programa, a los cantos, a las oraciones y las ponencias que reforzaron los objetivos de esta iniciativa. Fue una experiencia que enriqueció y nutrió mi compromiso de fe a favor de la unidad. De hecho, ahora tengo nuevos amigos que nacieron de este encuentro.

Casi al cierre del congreso, durante el último receso, algunos participantes con buena voz y guitarra en mano, comenzaron a entonar tangos, rancheras, boleros y otro repertorio de música contemporánea latinoamericana. Poco a poco de forma espontánea, los presentes nos fuimos agrupando seducidos por el calor de la chimenea y la música que dio sabor y color al momento.

Yahvé y El-Elyon se sentaron a la mesa... | Por Ignacio Simal

Vivimos en tiempos en los que se habla mucho, muchísimo, de la necesidad del diálogo entre las religiones. Podríamos aventurar que el ecumenismo intracristiano ha pasado a un segundo plano. Y de ahí que quiera reflexionar, en el espacio que me concede una columna, sobre el diálogo interreligioso desde un relato que narra el libro que abre la Biblia, el libro del Génesis. Cuentan las tradiciones hebreas (Gen. 14) que en una ocasión un grupo de reyes hicieron guerra contra los reyes de Sodoma, Gomorra, Adma y Bela. Éstos fueron derrotados y sus ciudades saqueadas. Lot, sobrino del patriarca Abraham, tampoco se libró del destino de sus conciudadanos sodomitas. Fue tomado preso, él y su familia, y sus bienes saqueados.

Recibió las malas noticias Abrahám, y salió junto con los suyos a liberar a su sobrino. Lo logró. Recobró todos los bienes de los reyes derrotados y también, por supuesto, a Lot, su familia y todos sus bienes. Cuando regresaba de su victoria salió el rey de Sodoma y el rey de Salem a recibirle. El rey de Sodoma, curiosamente, quiso darle todos los bienes recuperados, pero Abrahám se negó. Melquisedec, rey de Salem y también sacerdote de El-Elyon, se sentó a la mesa junto al patriarca, seguidor de Yahvé. Puso pan y vino sobre la mesa y bendijo en nombre de El-Elyon a Abrahám. El patriarca dio los diezmos de todo al rey sacerdote.

Conversación de Samuel Escobar y René Padilla en Lausana III

En el Video a continuación, en inglés, Samuel Escobar y René Padilla en Ciudad del Cabo 2010 (Lausana III) hacen un recuento de los acontecimientos significativos, consultas y publicaciones que han contribuido al Movimiento de Lausana. No dejan de lado sus temores y esperanzas en torno a la marcha del Movimiento.






El Dios que hace nuevas todas las cosas, Breve comentario sobre Apocalipsis 21:5 | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan

"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ

Ahora, después de la voz del trono (21:3), habla Dios mismo desde ese trono: El que estaba sentado en el trono dijo: "Yo hago nuevas todas las cosas". Y añadió: "Escribe, porque estas palabras son verdaderas y dignas de confianza" (21:5) (1). Esta es la última vez que Dios se describe por el título propio que le asignó el capítulo cuatro, "el que ocupa el trono" (4:2,9). Aquí, desde su trono, Dios habla, en primera persona singular, por segunda y última vez en el libro (cf. 1:8) (2). Interviene para anunciar que está haciendo nuevas todas las cosas. Esta declaración, a la mitad del pasaje, reitera en palabras distintas la afirmación de 21:1 (nueva creación) y constituye una especie de eje central de 21:3-8. (3)

Dos detalles gramaticales en esta frase llaman la atención. Primero, hay una cambio repentino al tiempo presente del verbo, después de una serie de verbos en futuro (21:3-4) y seguido también por otros verbos en futuro (21:6-7). Segundo, el complemento adjetival "nuevas" está en primer lugar, para mayor énfasis en lo nuevo de lo que Dios crea. Se podría traducir en forma literal como "He aquí nuevas estoy haciendo todas las cosas" (Idou kaina poiô panta). El tiempo presente de "hago" probablemente se debe a su inspiración en Is 43:19, "Miren que realizo algo nuevo [participio Qal en hebreo], ya está brotando" [BJ]. Ese texto se refiere claramente a la restauración de la nación judía después del retorno del exilio. Juan hubiera podido cambiar el verbo al futuro, de acuerdo con el contexto y con los verbos antes y después, pero lo dejó en tiempo presente.(4)

¿Quiénes son la sal de la tierra y la luz del mundo? | Por Nicolás Panotto


El pasaje de Mateo 5.13-16 ha sido emblemático para el pensamiento evangélico. “La iglesia: sal y luz del mundo”, portadora de la verdad de Cristo hacia toda nación, baluarte salvador de una sociedad en putrefacción. Lema de congresos, tema de predicaciones, imagen heroica de creyentes que quieren salvar el mundo.

Pero nos olvidamos de un pequeño detalle exegético en este pasaje: Jesús se estaba dirigiendo a un público particular al decir esas palabras. ¿Quiénes eran? Enfermos, endemoniados, sufrientes y personas llegadas de zonas remotas, quienes seguramente representaban a los “paganos” e “impuros” (Mt. 4.24-25). A ellos les decía Jesús: son la sal de la tierra y la luz del mundo. A los dejados fuera, a los impuros, a los “excluidos”.

Al darme cuenta de esto, se me vinieron a la mente distintas construcciones teológicas que se han hecho en relación a esta idea. Aquellas propuestas por las teologías de la liberación han sido tal vez las más propagadas. Pero creo que, más allá de su gran aporte y riqueza, aquellos pobres y excluidos vistos como ese Gran Sujeto Histórico conciente de sí mismo que han propagado, dista de ser realista y, a mi juicio, hasta limitante de la profundidad de lo que el texto bíblico podría llegar a indicar.

De ranas y otras plagas | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
Y vi salir de la boca del dragón,
de la boca de la bestia
y de la boca del falso profeta
tres espíritus malignos que parecen ranas.
Son espíritus de demonios
que hacen señales milagrosos
y que salen a reunir a los reyes del mundo entero
para la batalla del gran día del Dios Todopoderoso.
(Apocalipsis 16:13-14)


En el relato de la sexta copa apocalíptica, se introduce sorpresivamente un trío de ranas repugnantes: Y vi salir de la boca del dragón, de la boca de la bestia y de la boca del falso profeta tres espíritus malignos que parecían ranas (Apoc 16:13). Es enfática la repetición paralela aquí: tres veces la palabra "boca", de los tres personajes centrales del drama del dragón.[1] De 12:9 queda evidente que el dragón representa a "aquella serpiente antigua que se llama Diablo y Satanás", quien da su trono y autoridad a la primera bestia (13:2; el imperio romano). La segunda bestia tiene cara de cordero pero su voz es la del mismísimo dragón (13:11), que con su propaganda, como falso profeta que es (16:13), promueve la adoración a la primera bestia (el culto al emperador y sus sacerdotes).[2] Más adelante entrará al relato la gran ramera, quien se llama Babilonia y es capital del imperio (cap. 17).

Mensaje Dominical | Domingo 21 de Noviembre de 2010

Fuente: Servicios Koinonia  y CLAI 


Dibujo Cerezo Barredo
2S 5,1-3: La unción de David como rey de Israel
Salmo responsorial 121: Vamos alegres a la casa del Señor
Col 1,12-20: Compartimos la herencia del pueblo de Dios
Lc 23,35-43: Una inscripción decía: Este es el rey de los judíos

La fiesta de Cristo Rey se estableció en la época del ocaso de las monarquías con objeto de oponerse a los nacientes regímenes republicanos. Sus orígenes son pues controvertidos. Sin embargo, los textos con que celebramos esta fiesta nos muestran de qué manera Cristo es “Rey”.
Conviene recordar en qué consistían las esperanzas mesiánicas del pueblo judío en el tiempo de Jesús: unos esperaban a un nuevo rey, al estilo de David, tal como se lo presenta en la primera lectura de hoy. Otros, un caudillo militar que fuera capaz de derrotar el poderío romano; otros como un nuevo Sumo Sacerdote, que purificaría el Templo. En los tres casos, se esperaba un Mesías triunfante, poderoso.
El salmo que leemos hoy, también proclama el modelo davídico de “rey”. Jerusalén, la “ciudad santa” es la ciudad del poder, la ciudad del poder.
Eso explica por qué, cuando Jesús anuncia la Pasión a sus seguidores, no logran entender por qué tiene que ir a la muerte.

EN VIVO: "Perspectivas Latinoamericanas Sobre Lausana III: Rumbo a CLADE V" Desde Ciudad de Guatemala

“Perspectivas Latinoamericanas sobre Lausana III: Rumbo a CLADE V”
Núcleo FTL Guatemala

Lugar: Compassion Guatemala (6a. Avenida 11-08 Zona 9, Edificio Tívoli 4to. Nivel)
Fecha: Viernes 19 de Noviembre de 2010
Hora: 5:30 pm a 8:00 pm (2:30 pm a 5:00 pm Centro América)

Invitados:

1. Israel Ortiz (Centro Esdras)
2. Juan de Dios González (Visión Mundial)
3. Claudia R. de Monzón (Núcleo FTL Online)
4. Eliú Teo (Compassion Guatemala)
5. Gonzalo Chamorro (SETECA)
6. Salvador Zapeta G., Coordinador de Núcleo FTL Guatemala y otros más.




Watch live streaming video from plustvonline at livestream.com

El Segundo Violín en el Reino de Dios | Por Leonardo Álvarez


Se dice en el ambiente de la música, que es todo un problema para los directores de orquesta encontrar segundos violines. La razón es que la mayoría quiere ser primer violín. Ahora bien, todos sabemos lo importante que es en una orquesta sinfónica cada uno de sus componentes para conseguir como producto la hermosa sinfonía. Se sabe que, en el caso de los segundos violines, tienen como propósito potenciar y hacer notar a los primeros. Es como si su función fuera pasar desapercibidos, para que brillen los primeros. Obviamente, en el mundo en que vivimos, esto no es para nada popular. Vivimos en un mundo donde se exalta el primer lugar, nadie quiere ser un segundón. Todos aspiran a ser los primeros. Esta sociedad no perdona a los que se quedan atrás.

Cuando llevamos esta ilustración al campo de la iglesia, esto resulta aun más revelador. Uno de mis héroes favoritos de la Biblia es Juan el Bautista. ¡Qué perfil de héroe! Alguno incluso podría perfectamente tildarlo como “anti-héroe”. Un perfecto segundón. Una frase podría definir toda su vida y lo que constituía su realización plena: “Ésa es la alegría que me inunda. A él le toca crecer, y a mi menguar” (Juan 3:30). ¿Dónde podríamos encontrar en estos días a alguien que sea tan feliz de ser segundo? De hecho, me parece que ultimamente, lo que más escucho en el ambiente de las iglesias es de cosas grandes y majestuosas. Incluso se han acuñado frases como “Dios nos ha puesto por cabeza y no por cola”. Por todos lados escuchamos más bien una exaltación del éxito como la meta de la vida

Los que derraman sangre, tendrán que beber sangre | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ

Los que derraman sangre, tendrán que beber sangre
(Comentario a Apocalipsis 16:5-6):


Y oí que el ángel de las aguas decía:
"Justo eres tú, Señor...
ellos derramaron la sangre de santos y de profetas,
y tú les has dado a beber sangre,
porque se lo merecen".


Llama la atención que tanto en las trompetas como en las copas, el agua ,líquido indispensable, se convierte en sangre. En un comentario perceptivo sobre este pasaje, Pikaza (1999:186) observa que “Juan tiene obsesión por la sangre; es como si la viera brotar por todas partes: el vino del lagar del mundo se fermentaba en sangre (15:19-20), lo mismo pasa ahora con las aguas del cosmos… Es la clarividencia de un vidente que ha descubierto el misterio de Dios en la sangre del Cordero degollado… Pero lo que ahora surge y llena el mundo no es la sangre del Cordero sino la que proviene de los asesinados de la tierra”. De las palabras del ángel del agua queda claro que esa inundación del mundo por la sangre derramada es lo que Juan está denunciando con estas dos copas (16:3-7).

Según el pensamiento hebreo, la sangre de los asesinados no desaparece simplemente en la tierra..[1] La tierra se niega a absorberla para que no se olvide (cf. Job 16:18-19; Is 26:21; Hb 12:24), sino como la de Abel, la sangre derramada sigue clamando al cielo (Gn 4:10; Hb 11:4; cf. 1 En 9:1-2,10; 22:5-7; 47:1-3). Según fuentes judías, esa sangre se mueve y hierve constantemente en sus reclamos incansables de justicia (Kittel (I:7; 626; StrB I:940-942). Los asesinatos dejan a la ciudad saturada y empapada de sangre (Ez 24:7-8; NIDOT III:155; cf. Mt 23:25; Lc 11:50-51), la cual grita ante la presencia de Dios.

Invitación a celebrar los 40 años de la Fraternidad Teológica Latinoamericana

¡La Fraternidad Teológica Latinoamericana Cumple 40 años!
Diciembre 1970 -2010

La Fraternidad Teológica Latinoamericana (FTL), este diciembre próximo cumplirá 40 años de vida. La FTL en parte es fruto del primer CLADE que se realizó en 1969, en Bogotá, Colombia. En ese evento un grupo de pastores, profesores de teología y evangelistas, tomaron conciencia de la importancia de reflexionar teológicamente desde América Latina y se convocaron para el año siguiente en Cochabamba, Bolivia para concretizar la formación de este movimiento dentro del marco de una Consulta que tuvo como tema: “El Debate Contemporáneo de la Biblia”. De ahí nació su visión que se resume en lo siguiente: “Anhelamos una iglesia latinoamericana transformada por la Palabra y que por el Espíritu fermente todas las áreas de la vida de nuestros pueblos como agente del reino de Dios y su justicia.”

Fundadores de la FTL, en Cochabamba, Bolivia 1970
Su misión es: “La FTL como parte de la iglesia, fomenta espacios fraternos de diálogo y reflexión bíblico-teológica desde América Latina.” Consecuente con su misión, la FTL durante estos 40 años ha convocados a diversos encuentros, talleres, consultas y tres CLADES y también ha producido una larga lista de publicaciones sobre la vida y misión integral de la Iglesia.

Desde sus inicios, la FTL también ha sido un lugar de encuentro, de debate; ha sido un foro en el cual las diversas corrientes de las iglesias evangélicas se han encontrado para fraternizar y juntos buscar la voluntad de Dios para sus respectivos ministerios. Y esto ha estado de acorde con el propósito que la FTL se trazó desde el comienzo:

Bernabé, un levita natural de Chipre; así no más | Por Harold Segura C.

Crónica de un viajero frustrado, escrita para el Blog de Bernabé [www.elblogdebernabe.com]
Larnaca, Chipre, noviembre 11 de 2010


La primera vez que el Nuevo Testamento menciona su nombre lo llama José y dice que era «un Levita natural de Chipre, a quien también los apóstoles llamaban Bernabé, que traducido significa Hijo de Consolación» (Hechos 4:36). A ese texto he regresado durante estos días de mi visita a Larnaca y Nicosia, ambas ciudades de la Isla de Chipre. He leído también los otros textos bíblicos en los que se menciona a Bernabé —exactamente treinta veces—  y he renovado mi admiración por quien, desde los tiempos de seminarista, ha sido mi personaje favorito de cuantos registra la Biblia.

Hace algunos meses, y gracias a mi reciente interés por aprender un poco más acerca de la iconografía cristiana antigua, me di a la tarea —como simple aprendiz curioso— de buscar en la Internet algunos de los íconos de Bernabé. Uno de los más antiguos lo instalé en mi ordenador portátil como fondo de pantalla donde permaneció por varias semanas ante las miradas sorprendidas de mis amigos y amigas que me preguntaban: ¿qué santo es ese?, y ¿por qué un ícono del santoral antiguo en la computadora de un pastor evangélico? No sé si me respuesta satisfizo las curiosidades: que era simple afición teológica (en cuanto a la iconografía) y admiración por el personaje (en cuanto a Bernabé).

¿En río revuelto ganancia de pescadores? Perspectivas del conflicto Nicaragua-Costa Rica | Por Alexander Cabezas

Desde que se inventaron las fronteras solo han servido para desunir; pero nunca para unificar a los pueblos. Las fronteras evidencian la mezquindad existente en nuestros pobres, viles y egoístas corazones. Siempre estamos codiciando más a pesar de lo mucho o poco que tenemos y el resultado de ello ha generado la mayoría de guerras registradas en la historia mundial.

Hoy día enfrentamos un conflicto territorial y claro está, hay todo un trasfondo socio-político que nos mantiene atentos. Pero este sentimiento se incrementa gracias a los mismos medios de comunicación amarillistas y sensacionalistas que atizan los “fuegos de la discordia”. Lo digo pues hace pocos días me encontraba en tierra nicaragüense (por cierto, recibí un buen trato y estoy en deuda con mis hermanos) y el ambiente que allí se percibe es más calmado y menos tenso, a diferencia de este otro lado de la frontera. Por supuesto, también nuestros hermanos vecinos resienten las acciones y decisiones emprendidas por sus mandatarios.

“Est captu facilis turbata piscis in unda” Este adagio latino que significa: “En rió revuelto, ganancia de pescadores”, nos alertar a no bajar la guardia, pues en ambientes de tensión, los ánimos se calientan y personas inescrupulosas se aprovechan con más razón para justificar la agresión vil y despreciable contra otros.

Mensaje Dominical | Domingo 14 de Noviembre de 2010

Fuente: Servicios Koinonia  y CLAI 
 
Dibujo Cerezo Barredo
Mal 3, 19-20a: Les iluminará un sol de justicia
Salmo 97: El Señor llega para regir los pueblos con rectitud.
2Tes 3, 7-12: El que no trabaja, que no coma

Lc 21, 5-19: Gracias a la constancia salvarán sus vidas

Estamos ya en el final del año litúrgico, y el tema de las lecturas de este domingo es también el del «final de los tiempos», el final del mundo. De hecho, en el evangelio hay numerosos pasajes que aluden a este tema, los famosos textos «apocalípticos», pues el género «apocalíptico» era muy del gusto de los creyentes de aquellos tiempos.

Durante la historia del cristianismo, también el final del mundo ha sido un tema siempre presente. Formaba parte de la identidad cristiana, diríamos. Ser cristiano implicaba creer que nuestra vida va a acabar con un juicio de Dios sobre nosotros, y también la existencia del mundo como conjunto: Dios decidiría en algún momento -muy probablemente por sorpresa- el final del mundo, y toda humanidad sería convocada a juicio, en el Valle de Josafat por más señas, junto a la muralla oriental del templo de Jerusalén (lo que convirtió a ese valle en un cementerio muy cotizado...).

Este concepto del final del mundo estaba enmarcado (hasta ayer mismo, cuando nosotros éramos niños) dentro del contexto de una cosmovisión que imaginaba a Dios como un «Señor todopoderoso», situado fuera del mundo, encima, en un segundo piso celestial, observando y con frecuencia interviniendo en el mundo, en el que se debatía la humanidad que Él había creado allí para superar una prueba y pasar a continuación a la vida definitiva, que ya no sería aquí en la tierra, sino en otro lugar, en «un cielo nuevo y una tierra nueva», porque la vieja tierra sería destruida con el final del período de prueba de la Humanidad. A continuación ya todo sería una vida eterna en el cielo -o en el infierno tal vez para algunos-.

Los Siete Mundos de Juan de Patmos | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ

Para entender bien cualquier escrito antiguo, es necesario hacer el esfuerzo de entrar, hasta dónde sea posible, en el mundo del autor y sus lectores y lectoras. Hoy día la mayoría de los lectores del Apocalipsis insisten en leerlo como si fuera escrito en nuestro mundo y para nuestro mundo moderno, olvidándose del contexto original del libro. En este ensayo queremos comentar brevemente “Los siete mundos de Juan de Patmos”, como trasfondo para una mejor lectura de su fascinante libro.

Muchos comentaristas del Apocalipsis caen en el error de interpretarlo exclusivamente en un mundo ajeno a su verdadero horizonte, como si Juan estuviera escribiendo directamente para nosotros y no para sus propios hermanos y hermanas del primer siglo. Esta relectura caprichosamente “contextualizada” y “modernizante”, de autores como Hal Lindsey, Robert van Kampen y muchos otros, ve en el Apocalipsis muchas cosas que Juan jamás imaginaba (el mercado común europeo, el petróleo, bombas y aviones, Moscú y Sadam Hussein) y no ve lo que Juan estaba realmente viendo (el culto al emperador romano, los precios de trigo y cebada, el comercio internacional del imperio etc).

Comentarios sobre "La Gran Tribulación" | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
Recientemente el hermano Victor H. me ha escrito amablemente con la siguiente pregunta:
"Don Juan: Me quedan algunas interrogantes acerca de lo que será el período de la gran tribulación. Por favor, podría aclararme en uno de sus futuros blogs (su punto de vista de acuerdo a la biblia), ¿dónde estará la Iglesia de Cristo, y si este tiempo de sufrimiento y tribulación lo sufriremos?. Pienso ¿si Dios es un Dios de amor, que ama a su pueblo, cómo lo expondrá a todo esto? ¿No causaría esto que muchos no aguanten la prueba y se aparten o es esta la prueba de nuestra fe (probada cual oro fino)...... gracias por entender mi ignorancia, estoy aprendiendo y sigo estudiando Su Palabra Viva pero "en las canas hay sabiduría" dice un proverbio por ahí, sin embargo usted como siervo del Altísimo tiene pasto fresquito del cielo....Dios te siga usando.... Victor H."
Por la premura del tiempo, pero para no dejar sin respuesta tan importantes preguntas, por el momento respondo con algunas observaciones:

1) Un texto clave es 1 Juan 2:18, donde el autor afirma (por el año 95 del primer siglo) que "han surgido muchos anticristos", a los que corresponden "muchas grandes tribulaciones". En términos teológicos esto se llama el "ya" (dentro del proceso histórico desde el primer siglo) y el "todavía no" (escatológico, del final del proceso histórico).

2) Se ha creado un cierto mito alrededor del término "tribulación" (thlípsis), que significa simplemente "sufrimiento", como los de Jesús (Col 1:24, "aflicciones de Cristo") y de los cristianos y cristianas de todos los siglos (Jn 16:21; 10:33; Hch 7:10,11; 14:22; Ro 5:3). A menudo se traduce " aflicción, sufrimiento", pero cuando se traduce "tribulación" tendemos a pensar en "La Gran Tribulación" aun cuando los pasajes no sugieren eso.

El género apocalíptico | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
Cualquier persona, hasta un pre-adolescente, que toma en sus manos un diccionario sabe de antemano que ese libro tiene que leerse de una manera especial, muy diferente a la manera en que uno leería una novela, un texto de química, un poemario o un refranero. Pero si toma en sus manos después una guía telefónica, va a entender que ese texto sí se lee de una forma báiscamente similar al diccionario: buscando información muy específica organizada en forma alfabética. La única diferencia es que en el diccionario uno está buscando definiciones de palabras, y en el directorio telefónico buscando los números de línea que corresponden a cada nombre.

Con sólo abrir un diccionario o una guía telefónica, el lector común está practicando el “análisis de género”. Por “género” entendemos la categoría literaria a que pertenece determinado escrito, el tipo de escrito que es y la forma en que debe leerse.

Antes de leer cualquier texto, es absolutamente fundamental saber a qué “género literario” pertenece. Leer el diccionario como si fuera una novela, por ejemplo, sería un esfuerzo no poco frustrante; leer un texto de química como si fuera una novela amorosa no excitaría para nada la química de la adrenalina romántica. Un texto de historia y una novela histórica se parecen mucho, y ambos pertenecen a la categoría narrativa, pero tienen diferencias esenciales por las que tienen que leerse de manera distinta.

Desde la experiencia de las juventudes indígenas | Por Ariel Corpus


El sureste mexicano conjunta la mayor cantidad de iglesias presbiterianas del país. Chiapas, Tabasco y Yucatán son los Estados con mayor presencia evangélica presbiteriana. En Chiapas, la experiencia indígena se configura como otra expresión heredera de Babel. Con ello, nuevos significados se abren al entender los gestos y formas de ser joven en un contexto indígena. Para nuestra intención, apostamos por que las traducciones de los textos bíblicos ayudan a acercarnos a un horizonte de comprensión de la juventud. De este modo, se abren las posibilidades de tener nuevas miradas bíblicas desde la diversidad de experiencias (las juventudes) y desde la pluralidad de expresiones humanas (las culturas). Pensar la homogeneidad de la juventud invisibiliza las múltiples expresiones que cada joven, interactuando en su contexto, puede aportar a la herencia reformada en el país.

La historia de Daniel nos recuerda que él fue seleccionado siendo joven (Dn 1.4). Al igual que sus compañeros Misael, Ananías y Azarías, fue tomado por el rey Nabucodonosor para ser socializados dentro de la cultura Babilónica. En esta historia, la Biblia en tzeltal llama a los personajes: queremetic. La misma referencia la encontramos en el llamado a Jeremías, que trató de negarse diciendo: ¡Ay, Cajwal Jehová! Ma jna’ c’op, como queremon to, xchihon (Jer. 1.6). Cuando las historias bíblicas refieren al joven, en la versión tzeltal lo denominan como querem. Una lectura desde la mujer también se puede encontrar. El sorprendido Booz pregunta al percatarse de la presencia de Rut la moabia: ¿Ban talem te ach’ixe? Al igual, el asombro de María quien era una joven y que Dios le cargaba la gran responsabilidad de dar a luz el Mesías. En ambos textos, la versión tzeltal usa la referencia ach’ix.

Una congregación que daba asco a Jesús | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
El Apocalipsis es un libro muy dramático, y tiene que leerse un poco diferente a como leeríamos Romanos, por ejemplo, o Marcos. Si observamos bien este libro, veremos que nos desafía a activar constantemente nuestros sentidos de percepción. En primer lugar, como es obvio, éste es un libro de visiones, que apelan a nuestro sentido de la vista. Nos desafía a visualizar los cuadros que pinta. Apela también al oído, con sus muchas trompetas, voz de trueno, estruendo de cataratas de agua, y aun sus silencios ("los sonidos del silencio", muy importantes en este libro). Para el olfato, evoca la fragancia de ricos perfumes (incienso) y el olor menos agradable del azufre, familiar a todos los que viven cerca de volcanes. Está presente también el tacto, por ejemplo cuando el Hijo de Hombre pone su mano sobre la cabeza de Juan.

Muy interesante y dramático son dos referencia al gusto gastronómico, al sabor de la boca. En la visión del poderoso ángel con el librito abierto, se le ordena a Juan comerse ese rollo (Apoc. 10:9-10). Si fuera de papiro (algo parecido al papel) o de pergamino (de pellejos animales), ¡no es un menú que apetece para nada! (Si Ud no me cree, trate de comerse una hoja de papel y se convencerá). El otro pasaje que remite al sabor de la boca, aun más feo, es el mensaje a la iglesia de Laodicea: le tienen a Jesús al punto de vomitar! (¿Se acuerda Ud de la última vez que vomitó? Ay, ¡que feo, verdad!).

¿Qué pasaría si la Biblia fuera el centro de todas nuestras reuniones? | Por Alejandra Ortiz

Más o menos así articulé la pregunta después de un estudio bíblico en Gálatas 4. Tenemos varias semanas estudiando esta carta entre varios profesionales y ha sido toda una experiencia de estudio en comunidad y confrontación con la GRACIA. Creo que el principal desafìo ha sido ver que la religión humana busca hacer algo para acercarse a Dios, y el cristianismo fundamentado en la Biblia dice lo que Dios hizo para llegar a nosotros: su gracia. No es una gracia barata, porque nos compromete con él, con su pueblo y con el mundo, pero antes de partipar de la promesa no hay merito humano que nos acerque a Dios. Gálatas defiende esto, y es pertinente para nosotros ahora.

En un mundo como el de hoy, donde nos cuesta tanto mostrar nuestro fracaso y debilidad, la gracia nos declara incompetentes. La ley nos muestra nuestra incapacidad y la gracia de Dios anuncia la buena noticia de lo que Cristo ha hecho para reconciliarnos con Dios y con los otros/las otras. Una salvación transhistórica, que obró, obra y obrará para nuestro beneficio y para Su gloria.

Pero el punto de este post es la pregunta... Me gustaron las respuestas de los amigos y amigas en aquél lugar de bebidas y comida extrañas al paladar. Por un momento, comenzamos a imaginar, soñar, preguntarnos, juzgar y a ver a la Palabra como el medio de transformación de nuestras realidades eclesiales trilladas y monótonas. Aunque aclaro, no todas son iguales, pero como jóvenes, sí estamos cansados, y si no hacemos algo-es decir, dejamos que la Palabra transforme-seremos complices de lo mismo.

¿Hay nicolaítas evangélicos hoy? | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ

Juan de Patmos menciona dos veces a un misterioso pero muy peligroso grupo herético que él llama "los nicolaítas" (Apoc 2:6,15). Los cristianos de Éfeso, que tenían mucho discernimiento doctrinal, aborrecían las obras de los nicolaítas. Cristo les felicita, porque él también las aborrece (Apoc 2:6). Pero en Pérgamo esta falsa enseñanza, con su repudiable conducta, había comenzado a infiltrar la congregación (2:15).

Cualquier cosa que Cristo aborrece debe tomarse muy en serio. Es curioso, y parece contradictorio, que el mismo Jesús que critica a los efesios por haber perdido su primer amor, les felicita por tener este odio, que, de hecho, es un odio que él comparte con ellos. Por eso es importante entender en qué consistía este "nicolaitismo" tan ofensivo al Señor de la iglesia.

Juan no nos explica la doctrina de los nicolaítas, ni sus obras que deben ser odiadas, ni tampoco por qué se llaman "nicolaítas". ¿Será un apodo que Juan mismo inventó? ¿Algún "Nicolás" fue su fundador? Los primeros lectores lo entendían, pero hoy no sabemos. De todos modos, lo importante no es explicar el nombre sino descubrir cuál era su enseñanza tan reprobable.

¡Sorpresa! ¡El 666 no es 666! | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
Sobre el 666 hay mucho que decir, y lo primero es que no existe como tal. Lo que la Biblia dice no es "6-6-6" sino "seiscientos sesenta y seis", lo que es muy diferente. No es un "triple seis", como sería "666" en la aritmética moderna. El texto bíblico no tiene ese efecto de repetición, una misma cifra tres veces seguida.  El énfasis no cae en los tres dígitos lado a lado, sino en la suma expresada por las tres palabras originales. Cualquiera que sea la interpretación, el significado no puede estar en los tres dígitos que se juntan sino en la cifra como suma total.

La gente de los tiempos bíblicos no podrían ni imaginar un número como "666", porque no conocían el sistema decimal. El número tenía que ser "seiscientos sesenta y seis".

Además, los antiguos no tenían números, por lo que tenían que emplear las letras del alfabeto para su aritmética, comenzando con "A" como "1", "B" como "2", etc. Por eso tenían que escribir como palabras los números, en este caso "seiscientos sesenta y seis", o si no, juntar tres letras totalmente distintas, una para 600, otra para sesenta y otra para seis. Esas tres letras distintas serían en griego "JXS": el "ji" para seiscientos, el "xi" para sesenta y un "digama" (una letra arcaica) para el seis. Si la marca de la bestia es un tatuaje, no podría haber sido "666" sino aquellas tres letras que nos parecen bien raras.

Mensaje dominical | Domingo 7 de Noviembre de 2010

Fuente: Servicios Koinonia  y CLAI 

Dibujo Cerezo Barredo
2M 7, 1-2.9-14: Dios mismo nos resucitará
Salmo responsorial 16: Al despertar me saciaré de tu semblante, Señor.
2Ts 2,16–3,5: El Señor los hará firmes y los preservará del Maligno
Lc 20,27-38: El no es Dios de muertos, sino de vivos

Los saduceos eran los más conservadores en el judaísmo de la época de Jesús. Pero sólo en sus ideas, no en su conducta. Tenían como revelados por Dios sólo los primeros cinco libros de la Biblia, los que ellos atribuían a Moisés. Los profetas, los escritos apocalípticos, todo lo referente por tanto al Reino de Dios, a las exigencias de cambio en la historia, a la otra vida, lo consideraban ideas “liberacionistas” de resentidos sociales. Para ellos no existía otra vida, la única vida que existía era la presente, y en ella eran los privilegiados; por eso, no había que esperar otra.

A esa manera de pensar pertenecían las familias sacerdotales principales, los ancianos, o sea, los jefes de las familias aristocráticas y tenían sus propios escribas que, aunque no eran los más prestigiados, les ayudaban a fundamentar teológicamente sus aspiraciones a una buena vida. Las riquezas y el poder que tenían eran muestra de que eran los preferidos de Dios. No necesitaban esperar otra vida. Gracias a eso mantenían una posición cómoda: por un lado, la apariencia de piedad; por otro, un estilo de vida de acuerdo a las costumbres paganas de los romanos, sus amigos, de quienes recibían privilegios y concesiones que agrandaban sus fortunas.

VIDEO: TODAY | HOY

TODAY (HOY) es una animación muy creativa de 4 minutos que nos muestra como los niños y niñas juegan un papel vital en el plan de Dios para el mundo. El video nos muestra un panorama de los niños y niñas en la Biblia y en todo el mundo, y nos enfrenta con los retos y desafíos que ellos viven día a día.

Es un video que te golpeará en lo más profundo de tus fibras y que te dejará sin aliento. Lo mejor, ¡lo puedes descargar gratis y libre de derechos!

Míralo una y otra vez, disfrútalo y compártelo en tu iglesia, comunidad, colegio, conferencia de misiones, etc.  Compartimos dos versiones: la primera sin relato y la segunda con relato en español:

HOY, Versión sin relato:




HOY, Versión con relato en español




COMENTARIOS:

Dinámicas Comunitarias | Por Abel García


Todo esfuerzo de la praxis cristiana debe partir siempre de la comunidad, de toda la gente unida que se compromete a avanzar paso a paso en la vida cristiana, apoyándose, siendo amigos, conociendo más el amor de Dios, madurando bíblicamente en pos de la santidad. Sin comunidad no hay cristianismo; sin comunidad hay sólo apatía y apocamiento. No en vano Jesucristo les dijo a sus discípulos que “donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos”. (Mt. 18:20, RV60) Es en el espacio vívido de la comunidad donde la presencia de Cristo se hace sólida porque mediante la vida en común (Hch. 2:42b) es que Dios nos permite conocerle mejor.

La trinidad y la entrega

Lo anterior es así porque al vivir en comunidad replicamos el modelo trinitario. La trinidad del Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas independientes pero una completa al mismo tiempo, es nuestro ejemplo por excelencia de comunidad. Como la trinidad, nosotros somos varios pero a la vez podemos ser uno. Somos varios que sentimos con certeza que somos uno en el amor del Señor, preparados para disfrutar y enfrentar las alegrías y penas de la vida. “El ejemplo trinitario de equidad, comunicación y amor incondicional y rebosante debe llenar nuestros ojos e impulsarnos a capturar el modelo de quien somos imágenes para que en esta tierra los cristianos tengamos un parangón activo y trascendente que sea el norte de nuestra praxis de vida cristiana” (1)

¿Es posible ser idólatra sin darse cuenta? | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan

"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ

¿Es posible ser idólatra sin darse cuenta?
(Relectura contextual de Apocalipsis 13)[1]

El mundo entero, fascinado, iba tras la bestia
y adoraba al dragón...
También adoraban a la bestia y decían,
"¿Quién como la bestia?
Quién puede combatirla?"...
A la bestia le adorarán todos los habitantes de la tierra...
Apocalipsis 13:3-4,8)[2]

Ha quedado bien claro sobre la marcha de la exposición de este capítulo, cuál es su tema central y su propósito pastoral. Su tema central es la idolatría, sobre todo el culto al emperador y al imperio. Su mensaje pastoral consiste en advertir a los creyentes, sobre todo los nicolaítas, que acomodarse a esas prácticas es idolatría, totalmente inaceptable para los que saben que Jesucristo es el único Señor.

Nos resulta muy difícil imaginar que la idolatría puede ser un problema para nosotros hoy. Los nicolaítas tampoco veían ningún peligro, pero Juan les avisó que en realidad era al diablo mismo, la antigua serpiente, a quien estaban adorando. ¿Puede ese mensaje decirnos algo a nosotros en el siglo XXI?[3]

El profeta Oseas denuncia, con mucha ironía, la idolatría de Samaria, por haber puesto su esperanza en Egipto y Asiria (Os 7:8-16). Añade dos veces, "pero él ni cuenta se da" (7:9) y la tercera vez, "pero él no se vuelve al Señor" (7:10). Claro, si no se da cuenta de su idolatría, ¿cómo va a volver al Señor? En tiempos de Juan, los nicolaítas eran idólatras por rendir culto al imperio, "pero ellos ni cuenta se daban" tampoco. Y entonces, viene la pregunta bien difícil: ¿Podría haber idólatras hoy, hasta "evangélicos", de quienes el profeta tendría que decir igualmente, "pero ellos ni cuenta se dan"?[4]

Imperialismo e Idolatría | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan

"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
¿Puede existir el imperialismo sin idolatría?[1]
(Relectura contextual de Apocalipsis 13)[2]

Entonces vi que del mar subía una bestia,
la cual tenía diez cuernos y siete cabezas.
En cada cuerno tenía una diadema,
y en cada cabeza un nombre blasfemo contra Dios...
El mundo entero, fascinado, iba tras la bestia
y adoraban al dragón
porque había dado su autoridad a la bestia.
A la bestia se le permitió hablar con arrogancia
y profesar blasfemias...
(Apocalipsis 13:1,3-5)


Sería muy natural y muy fácil suponer que la idolatría del imperio romano fuera alguna rareza antigua, un accidente histórico que no tuviera nada que ver con su condición de imperio mundial ni con las realidades políticas de nuestro mundo de hoy. Pero debemos preguntarnos si no habrá una relación más directa entre las ideologías imperialistas, de prepotencia y expansionismo internacional, y peligrosas tendencias idólatras, muchas veces sutiles e implícitas. Aunque teóricamente, en abstracto, podría existir un imperialismo sin idolatría, en la práctica la tendencia del imperialismo a absolutizarse es prácticamente irresistible. La pretensión de poder absoluto fácilmente conduce a ilusiones de divinidad, de ser ellos mismos o su sistema un absoluto cuasi-divino.[3] Cuando cualquier ideología se convierte en un absoluto, se ha convertido en un dios, aunque no tenga templos ni sacerdotes. Por eso debemos estar siempre muy alerta ante toda señal de idolatría en las superpotencias mundiales.

Dios es luz, desde siempre y brilla en nosotros (Ap 21:23; 22:5) | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ
Ya hemos señalado que la Biblia comienza y termina con el tema de la luz (Gn 1:3,14-18; Ap 21:23; 22:5), y de hecho, es uno de los temas más centrales de todo el libro.[1] En el Apocalipsis, la primera descripción del Hijo de hombre señala que "su rostro era como el sol cuando brilla con todo su esplendor" (1:16; cf. 10:1; 22:16; Mt 17:2). La primera visión de Dios describe "al que está sentado en el trono" no con símbolos antropomórficos (cabello blanco, ojos como fuego) sino por el hermoso brillo de tres gemas (jaspe, cornalina y esmeralda) que proyectan todo el espectro policromático del arco iris (4:3). Dios es luz, y en forma muy apropiada el Apocalipsis describe a Dios y a su reino por la belleza de la luz reflejada y refractada por las más bellas joyas de toda la creación (21:11,18-21).[2] De los ángeles también se destaca el brillo de su luz (10:1; 18:1, el esplendor del ángel iluminó toda la tierra; cf. 15:6). La esposa del Cordero viste lino resplandeciente (lo que no es una propiedad natural del lino; 19:8; vs. 18:12,16) y la nueva Jerusalén, que es ella misma, "resplandecía con la gloria de Dios" (21:11).[3] Mientras el destino final de Babilonia es de tinieblas densas e impenetrables, sin tener ni una lámpara (18:23; cf. 8:12; 9:2; 16:10)[4], la historia de la luz de la gloria de Dios culmina en una permanente teofanía, cuando todo será revelación de Dios en su gloria y hermosura (NIDOTT I:328).

Apocalipsis 12 y la Mujer Latinoamericana | Por Juan Stam

Estudiemos el Apocalipsis con Juan
"El libro del Apocalipsis me ha inspirado durante más de medio siglo"
- Juan Stam, en una entrevista dada a NoticiaCristiana.com el año 2008 Lee la entrevista AQUÍ

El capítulo doce del Apocalipsis presenta una narrativa sumamente dramática de una lucha desigual entre una mujer encinta y un feroz dragón con hambre.  Es la historia de una mujer acosada por las fuerzas de maldad en su más extrema realidad.  Comienza con dos "señales en el cielo", lo que nos avisa de antemano que el relato será simbólico, con significado trascendental y arquetípico.  Para este ensayo, nos interesan los versículos 1-6:

1Apareció en el cielo una señal maravillosa: una mujer revestida del sol, con la luna debajo de sus pies y con una corona de doce estrellas en la cabeza. 2Estaba encinta y gritaba por los dolores y angustias del parto. 3Y apareció en el cielo otra señal: un enorme dragón de color rojo encendido que tenía siete cabezas y diez cuernos, y una diadema en cada cabeza. 4Con la cola arrastró la tercera parte de las estrellas del cielo y las arrojó sobre la tierra. Cuando la mujer estaba a punto de dar a luz, el dragón se plantó delante de ella para devorar a su hijo tan pronto como naciera. 5Ella dio a luz un hijo varón que gobernará a todas las naciones con cetro de hierro. Pero su hijo fue arrebatado y llevado hasta Dios y hasta su trono. 6Y la mujer huyó al desierto, a un lugar que Dios le había preparado para que allí la sustentaran durante mil doscientos sesenta días.

El Apocalipsis bien podría haber terminado con la séptima trompeta, en que "el reino de este mundo ha pasado a ser de nuestro Señor y de su Cristo" (11:15) y "ha llegado tu castigo, el momento para juzgar a los muertos" (11:18).  Los once primeros capítulos del Apocalipsis hubieran constituído un mensaje muy coherente y completo, con su clímax en la séptima trompeta.  Del doce en adelante, Juan vuelve a contar lo que es básicamente la misma historia desde un ángulo muy distinto.  En el interludio entre la sexta trompeta y la séptima, Dios renueva la vocación profética de Juan, pero ahora, a diferencia de la primera mitad del libro, Dios le llama a profetizar "sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes" (10:11).  Ese mandato, Juan lo cumple en la segunda mitad de su libro.

Juan Stam: “Quién entra al mundo del Apocalipsis tiene que estar preparado para muchas sorpresas” | Entrevista de Noticia Cristiana

Entrevista publicada el 6 de Marzo de 2008, en NoticiaCristiana.com
Publicada bajo la  licencia de Creative Commons señalada en NoticiaCristiana.com para esta entrevista

(NoticiaCristiana.com). Juan Stam (78), oriundo de Paterson, Nueva Jersey, es uno de los teólogos evangélicos «latinoamericanos» más pertinentes de la actualidad. Aunque es estadounidense de nacimiento, se nacionalizó costarricense como parte de un proceso de identificación con América Latina que lleva más de cincuenta años. Está casado con Doris y tienen 3 hijos y 5 nietos.

Juan es Dr. en teología, por la Universidad de Basilea, Suiza. Es docente y escritor de libros, artículos y del Comentario Biblico Iberoamericano de Apocalipsis.

¿Cómo se inició su ministerio en Latinoamérica?

Luego de estudiar en Wheaton y Fuller estudiamos castellano, y aunque hacían falta profesores en el Seminario Bíblico de San José, nuestra misión muy sabiamente decidió enviarnos a realizar un pastorado rural en el noreste de Costa Rica, en el pueblo de Santa Cruz, esto ya hace más de 50 años. Esta experiencia fue extraordinariamente formativa para nosotros. En realidad, lo fue mucho más que los años de estudio en el aula. Allí aprendimos los dichos, disfrutamos los chistes y escuchamos las historias de los campesinos, nos enamoramos de la gente y de todo lo latinoamericano, y con eso también más de Jesucristo y de su evangelio. Desde entonces siento que llevo adentro un pastor campesino, mucho más que sólo un profesor académico.

Sobre los justos no cristianos | Por Ignacio Simal

José Saramago 1922 - 2010
Existen personas que dedican su vida al servicio de las causas justas y de las mayorías que sufren el expolio de sus existencias. Algunas de ellas son personas religiosas,  otras agnósticas, en otros casos ateas. Todas ellas unidas por un objetivo común, dar una solución a este modelo de sociedad segregador e injusto.

El 18 de junio pasado nos entristeció la noticia del fallecimiento de José Saramago. De todos es conocido que no era creyente, y también sabemos que puso su pluma y su persona a trabajar para favorecer el alumbramiento de un mundo mejor. Una vez conocida la noticia, un buen amigo de allende los mares, y al pie de una foto en la que aparecía con Saramago, se preguntaba “¿Lo volveré a ver algún día?”. Y esa es la pregunta que aflige a todo creyente de corazón sensible cuando muere alguien al que considera una persona buena. Una pregunta que nos lanza al meollo de la escatología, especialmente de la escatología cristiana, en relación con la resurrección y el destino de los que no han creído a la manera cristiana o se han declarado explícitamente increyentes.

!Pobre del cantor! | Por Leonardo Álvarez

"Pobre del cantor de nuestros días
que no arriesgue su cuerda por no arriesgar su vida
Pobre del cantor que nunca sepa que fuimos la semilla
y hoy somos esta vida
Pobre del cantor que un día la historia
lo borre sin la gloria de haber tocado espinas
Pobre del cantor que fue marcado
para sufrir un poco y hoy está derrotado"
(Pablo Milanes)

Prisioneros de Guerra cerca de  Nayaf, Irak, Foto Jean Marc Bouju
Una canción puede hacer la diferencia. Dicen que las grandes verdades de la vida se expresan mejor cantando, y la Verdad es la que hace libres a los hombres. 

Pero ¿que sucede cuando la Verdad se ha vendido al aplauso, los espejos y las luces? ¿Qué pasa cuando la canción se vuelve insípida y neutral, apática y simplista? ¿Qué pasa cuando la indiferencia se adueña de los versos y nos deja el vacío del sonido? Entonces sólo nos queda el absurdo y el sin sentido. Nos queda solo un címbalo que retiñe y que se disipa en un momento.

Mensaje Dominical | Domingo 31 de Octubre de 2010


Dibujo Cerezo Barredo
Sb 11,23–12,2: Dios ama a todas sus criaturas 
Salmo responsorial 144: Bendeciré tu nombre por siempre, Dios mío, mi rey. 
2Ts 1,11–2,2: No pierdan la cabeza por supuestas revelaciones 
Lc 19,1-10: La salvación llega a la casa de Zaqueo

Jesús nos enseña hoy que el Padre–Dios no deja de ser el mismo, siempre compasivo perdonador, amigo de la vida, siempre saliendo al encuentro de sus hijos y construyendo con ellos una relación nueva de amor.
Las lecturas de este domingo son una preciosa descripción de este comportamiento de Dios con la persona humana. Nos dicen que Dios ama entrañablemente todo lo que existe porque su aliento de vida está en todas las cosas.

El episodio de la conversión de Zaqueo se encuentra en el itinerario o “camino” de Jesús hacia Jerusalén y sólo lo encontramos narrado por el evangelio de Lucas. En él pone de manifiesto el evangelista, una vez más, algunas de las características más destacadas de su teología: la misericordia de Dios hacia los pecadores, la necesidad del arrepentimiento, la exigencia de renunciar a los bienes, el interés de Jesús por rescatar lo que está “perdido”. Este evangelio es una ocasión excelente para recordar que éstos son los temas que se destacan en el material particular de la tradición lucana y que resaltan la predilección de Jesús por los pobres, marginados y excluidos.

RESTAVEKS: Moderno sistema de esclavitud | Por Alexander Cabezas


El “restavek” en Haití, es lo que se podría llamar un moderno sistema de esclavitud. Es un término en lengua creole que en español se traduce “estar con…” o “quedarse con…”. Precisamente lo que ocurre cuando un padre o madre se ve ante una situación precaria es que termina ofreciendo a otra familia o persona adulta, a sus hijos o hijas para que éstas “estén o se queden con alguien” que les podría dar una mejor condición de vida.

El “restavek” era una opción común, por la que optaban miles de familias haitianas antes del terremoto, y según dicen las proyecciones, es una situación que aumentará, a raíz del inesperado desastre. La Iglesia está llamada a hacer

¿Por qué el “restavek” es una opción común para miles de padres? Porque en medio de la desesperación y miseria en la que viven, suponen que con la nueva familia, sus hijos tienen una alternativa que les garantiza un techo, alimento, cuidado, protección y educación.

No obstante, y en la mayoría de las ocasiones, dichas promesas no se cumplen y más bien los niños y las niñas son expuestos a extenuantes jornadas laborales, a un trato humillante y situaciones de violencia y agresiones físicas y sexuales, por parte de sus empleadores. La situación en la que viven los “restaveks”, es bastante compleja; no obstante, es una condición aceptada culturalmente.
 
El Blog de Bernabé © 2017 | Diseño de template creado por Chica Blogger | Volver arriba